img_6456

DIY Alfombra de pompones de lana

Sí, hace mucho mucho frío. Por aquí no estamos acostumbrados a ver nevar y llevamos un par de días como niños, tenemos el patio repleto de nieve!!!  y la verdad es que mola, pero también hace un frío que pela.

Por eso, ahora que la conexión a internet de casa ha decidido funcionar (al mismo tiempo que la luz) os dejo un DIY facilísimo y rapidísimo de una alfombra de pompones. Lo puedes hacer en nada de tiempo y así poder tener los pies calentitos, al mismo tiempo que puedes aprovechar restos de lana que tengas por casa.

Materiales:

img_6456

Los materiales son muy sencillos, si no tienes pomponeras siempre puedes hacer los pompones con un tenedor o a la vieja usanza, con un cartón. Yo estas las utilizo muchísimo, para mí son super prácticas y haces los pompones rapidísimo. Hoy en día podéis encontrar pomponeras en casi cualquier sitio que tengan lana. Las que yo tengo son de KnitPro.

Lo primero que vamos a hacer es cortar la rejilla con el tamaño que deseamos, en mi caso es de 30 x 50 cm. A continuación comenzamos a hacer pompones. Yo he elegido restos de lana de varios colores para que quede más divertida. La lana que he usado es de Katia, en concreto Planet.

img_6457
img_6459
img_6462

img_6465
img_6469
img_6471
img_6472
img_6474
img_6478

Una vez tenemos todos los pompones, comenzamos a atarlos en la rejilla. Yo los he hecho bastante gorditos para que aislen más del frío y sea más esponjosa.

img_6480
img_6481
img_6482
img_6484

Los vamos atando todos hasta tener completamente cubierta toda la rejilla.

img_6530

A continuación recortamos todos los pompones para igualarlos de tamaño y quitar todas las hebras que hayan podido quedar más largas.

Después le damos la vuelta y cortamos los restos que queden por debajo.

img_6533
img_6534
img_6535
img_6537

Ahora, y para que la alfombra sea más aislante, la vamos a forrar por debajo con fieltro, de este modo la alfombra quedará también más protegida. Para ello cortamos un trozo de fieltro con la medida de la rejilla y lo pegamos con silicona caliente.

img_6539
img_6542
img_6545
img_6548
img_6551

Por último, y esto es solo un consejo dependiendo de sobre qué suelo la vayáis a poner. Podéis poner unas pequeñas gotas de silicona sobre el fieltro que actuaran como antideslizante para evitar que la alfombra se mueva al pisarla.

img_6552
img_6553
img_6554

Y ya estaría vuestra alfombra de lana terminada. Os aseguro que es súper caliente!!!!!

Tanto el fieltro como las gotitas de silicona son opcionales, pero en plena ola de frío siberiano, cuanto más aisle mejor!!!

img_6555img_6559

Qué os parece?? queda ideal y dependiendo de los colores con los que la hagamos la podemos poner en un lugar u otro. A mi este tipo de alfombras me parecen ideales para las habitaciones de los niños.

Habíais hecho antes alguna? os animáis a hacerla? como os digo es un tutorial súper fácil, ideal para días en los que te tienes que quedar encerrada en casa como yo hoy y también genial para aprovechar restos de lana que puedas tener por casa.

Voy a poner mis pies de nuevo sobre mi super alfombra y darle a publicar ya que la luz y la conexión vuelven a fallar de nuevo.

 

Besacos a puñaos!!!

Archivado en: deco, DIY, Inspiración, Knit, proyecto rapido, tutorial Tagged: alfombra, alfombra de pompones, craftlover, DIY, diyer, do it yourself, handmade, lana, pompones+, tutorial, wool

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *