cojinessincremallera

Cojines sin Cremallera DIY

¡Otoño!: momento de desempolvar la alfombra, colocar la manta junto el sofá y dar al salón un aire más acogedor… ¿te atreves a renovar tus cojines?

Hace un tiempo confesé mi debilidad por las telas japonesas y te expliqué cómo hacer estas fundas de cojín con cremallera. Esta vez la tentación viene de la mano de SpoonFlower y los diseños de Andrea Lauren: no pueden gustarme más, y de hecho ya usé alguno en la fundas nórdicas de mis peques.
Así que me he animado de nuevo con los cojines, aunque esta vez SIN CREMALLERA: una opción perfecta para rellenos alargados. El truco está en coser la parte posterior del cojín en dos piezas que se solapen en el centro, de manera que se puedan abrir fácilmente para desenfundarlo.
Necesitarás: 

Tela bonita
Relleno de cojín
Máquina de coser
1. Corta la tela:
  • Para la parte delantera, un par de centímetros más larga que el relleno. 
  • Para la parte posterior, unos 35-40cm más larga que la delantera. 

3. Corta por la mitad la tela de la parte posterior.
4. Realiza un dobladillo en uno de los lados cortos de cada trozo (serán los lados que se solaparan en el centro). 
5. Coloca la tela delantera boca arriba y sitúa encima los dos trozos de la parte posterior. Las partes buenas de la tela deben estar encaradas y el dobladillo que acabas de hacer en el centro.
6. Sujeta con unas agujas y cose a máquina.
7. Dale la vuelta, introduce el relleno y… a disfrutar de tu nuevo cojín 😉 
¡Cómo me gusta el Otoño!

GuardarGuardar

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *