estrellas3

1,2,3… camisetas personalizadas

Lo que más me gusta de esto de hacerse uno mismo la ropa es que puedes dar rienda suelta a la imaginación.

Me lo paso pipa creando o transformando cualquier tela o prenda en otra diferente y única; por eso, no paro de personalizarlo todo.

Esta semana le ha tocado a Pablo, que tenía varias camisetas lisas en el armario y resultaban muy aburridas:)

Para la personalización he utilizado distintos materiales y quería compartirlo con vosotras, por si os apetece dar una vuelta al armario y dar un toque distinto a vuestra ropa.

¡Espero que os guste!

Empezamos con aplicaciones termofijables.

Es lo más fácil que hay en el mundo. Sólo tenéis que ir a una mercería con un buen catálogo de aplicaciones para encontrar la que os gusta, colocar la aplicación en la camiseta y plancharla.

El único cuidado que tenéis que tener es el de aplicar la plancha fijando, sin deslizar, para que no se mueva ninguno de los adornos.

Lo malo es que  según sea la aplicación, la duración puede ser temporal porque se vaya el pegamento después de unos lavados. Si esto nos pasa, siempre podemos darle unas puntadas al adorno y listo.

estrellas3
estrellas1
estrellas2

También podemos usar adornos de una camiseta vieja.

¿Quién no tiene una camiseta vieja con un dibujo superchulo que no quiere perder? En el caso de los niños, que se les queda todo pequeño en un abrir y cerrar de ojos, ni os digo.

Eso fue lo que nos pasó con la camiseta del pulpo que veréis en la foto; así que recorté el pulpo con mucho cuidado, dejando un margen muy pequeñito, y lo cosí a la camiseta nueva con un pespunte.

Yo lo hice a mano con una puntada pequeña y muy pegada a la aplicación y quedó perfecto, como si el pulpo llevara allí desde siempre?

pulpo1
pulpo3
pulpo4

Y para acabar lo que más me gusta de todo: la pintura textil.

Hace tiempo compré los rotuladores para textil que venden en IKEA y empezó el vicio; ahora ya me he pasado a los rotus de Giotto que son mucho mejores y tienen un montón de variedades para dar diferentes efectos a la ropa. También existe pintura textil en spray y con pincel, pero yo aún no lo he probado.

Es una pasada lo chulas que quedan las camisetas pintadas con el dibujo o el motivo que cada uno quiera. En esta ocasión he sacado el dibujo de internet y lo he calcado colocandolo detrás del delantero de la camiseta.

Hay que tener cuidado al pintar porque la pintura se traspasa del delantero a la espalda; así que, además de servirme para calcar el dibujo, también me sirvió para proteger la parte de atrás. 

También podemos dibujar con lapiz el dibujo en la camiseta y luego repasarlo con los rotuladores o calcarlo con una hoja de papel calco de las que se usan para patrones y luego darle color.

En cualquier caso, el resultado es una pasada y las posibilidades, infinitas.

pintuado 1
pintuado 2

 ¿Os ha gustado?

Espero que sí y, como siempre, os invito a probar vuestras propias personalizaciones.

Cualquier cosa que queráis consultarme, aquí me tenéis.

¡Feliz fin de semana!

¡Hasta pronto!

Tagged: adornos, DIY, fácil, Handbox, personalizar, pintura textil, termofijables

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *