Vestido recto de cuadros – DIY sencillo y resultón

Hola! Cómo lleváis diciembre?

Estos días estamos trabajando en varias prendas a la vez, que vamos a ir desgranando poco a poco.

Hoy vamos a empezar por este resultón vestido de cuadros, hecho con mucho cariño para Itziar, cuñada y tía, y que puedes hacer en un día, para estrenar al siguiente.

Anímate!



 


Este es un vestido muy sencillo que le queda bien a todo el mundo. Por eso, hemos hecho los patrones en un montón de tallas, desde la 38 hasta la 46. 

Nos fuimos a comprar la tela un sábado por la tarde, y acabamos eligiendo estos cuadros escoceses donde predominan los tonos vino, que resultan muy combinables. Nosotras hemos utilizado 2,75 m de tela doble ancho (1,40).

Nuestros cuadros miden 10 x 11 cms (base x altura).




Hemos hecho los patrones de forma que no tengas que preocuparte ni de coser pinzas!.

Lo primero es descargarte los patrones aquí, y montarlos tal y como te indicamos en este esquema:


Si lo vas a hacer en tela con cuadros escoceses debes comprar unos 30 a 40 cms más, para casar los cuadros y ten en cuenta que cuanto más grande sea el cuadro, más tela necesitarás ya que para casar los cuadros necesitas más tela.

 Aquí tienes el esquema de corte de la tela:



Para las telas con cuadros, señala el centro del cuadro, de forma que al doblar la tela queden totalmente simétrica. Deberás poner varios alfileres para que los cuadros de las dos capas no se “descoloquen”.

Marca y corta las tres partes de que consta el vestido: delantero, espalda y mangas. No olvides marcar los aplomos de manga y espalda, para que luego te sea más fácil montar la manga.

Señala los bolsillos pasando hilos flojos.

Prepara los bolsillos, de forma que las rayas de los cuadros te coincidan perfectamente con los cuadros del delantero. Así, serán “invisibles” cuando los cosas sobre el delantero.


Dobla la parte superior y pasa un pespunte por lo que será la apertura.  
Prepara el rectángulo del bolsillo e hilvánalo bien sobre el delantero, ajustando las líneas. 
Una vez listos ambos bolsillos, los fijamos con un hilván sobre el delantero y los cosemos con un pespunte doble por los tres lados de su contorno.

Ahora montamos el cuerpo, cosiendo las costuras laterales uniendo espalda y delantero y las costuras del hombro.

Preparamos las vistas, cosiendo los hombros y sobrehilandolas, para fijarlas al contorno del cuello del vestido y las cosemos. 

Damos la vuelta a las vistas para pespuntear todo el contorno.



El escote trasero es más profundo que el delantero.

Prepara las mangas, cosiendo la costura, y cogiendo el bajo, con un pespunte. 
Embebe las mangas por el contorno marcado en el patrón.


Monta las mangas, enfrentando las marcas del centro con la costura del hombro y los aplomos de la parte de la espalda. Cóselas y sobrehila las costuras interiores. Coge el bajo de la manga, haciendo un pespunte alrededor.

Sobrehila todo el contorno del bajo y cógelo, haciendo un pespunte a unos 3 cms. del borde.

Y ya tienes el vestido listo para planchar y estrenar!

A que es fácil? Anímate y estrena vestido en un par de días.

Y si tienes cualquier duda, te ayudamos encantadas.

Un beso enorme.

Anaís, Rosa, Edris

HANDBOX



Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *