Un kimono en dos costuras

¡Hola de nuevo!

Para acabar el fin de semana lo mejor posible aquí estoy de nuevo para mostraros otro DIY fácil y rápido para hacernos con un kimono 100% personalizado.

Si os habéis paseado por las tiendas low cost últimamente (al igual que las últimas temporadas de verano) los kimonos son una pieza de ropa que siempre está presente y se ha convertido en una de las prendas indispensables del primavera-verano.

Y no me extraña, porqué es fácil de llevar y tiene el poder de cambiar por completo un look. Y tanto los podemos utilizar de día en looks más casuals o sporty, como de noche para darle un punto diferente al outfit.

Lo más guay de este do it yourself es que es la oportunidad perfecta para reutilizar viejos fulares que tengáis por casa, como he hecho yo, o incluso colchas finitas con algún estampado chulo. Lo más importante es que la tela sea fina y liviana, y aporte gracia al movimiento de la prenda.

En el vídeo podéis ver como con dos cortes y dos costuras podemos pasar de un rectángulo de tela a nuestro precioso kimono. ¡Y también como utilizo por primera vez mi overlock!

Yo escogí un fino tul en color azul con bordados florales que me parece perfecto para animar cualquier look sencillo de shorts y camiseta blanca.

¿Os animáis a ello? ¡Nos vemos pronto!

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *