tmise

Totally Mad International Sock Exchange

Totally Mad International Sock Exchange 2017: el comienzo

Como se ve que no me meto en suficientes follones ni tengo demasiadas cosas que hacer, ¡me he apuntado a un intercambio de calcetines! ¡Y además, internacional!

Hace como cosa de un mes y medio alguna amiga tejedora (o varias, no recuerdo bien) de las que tengo en Facebook me mencionó en un evento y cuando fui a mirarlo, ¡sorpresa!, un intercambio de calcetines internacional. La verdad es que pensé durante un instante si apuntarme o no, porque soy un poco reticente a esto de los intercambios después de tantas experiencias… pero viendo que el plazo de tiempo era generoso y que las condiciones del intercambio eran bastante facilitas, ¡allí que me lancé!

La idea es la misma que en otros intercambios laneros, aunque simplificada: tejes unos calcetines para alguien en otra parte del mundo, en su talla y respetando sus gustos en cuanto a lana y colores, añades además al paquete algún dulce. Y tú recibes otro par tejido por otra tejedora desconocida 😀

Obviamente no os puedo contar quién es mi sorprendida, aunque dudo mucho que se vaya a enterar porque no me ha tocado una española, jajaja, pero por si las moscas… Solo os diré que tengo que tejer para un pie grande.

Totally Mad International Sock Exchange 2017: el comienzo

La lana que he escogido estaba en mi stash de lana para calcetines, y me parece perfecta para los gustos que tiene mi sorprendida. Son un par de ovillos de Drops que hacen un degradado al tejerlos, en tonos lila, verde y ocre. La verdad es que esta variedad de Drops me encanta, los he usado más veces y dan muy buen resultado. Quizá no sería la mejor elección para un patrón con muchos detalles, pero para lo que tengo en mente es ideal.

Totally Mad International Sock Exchange 2017: el comienzo

Y todavía estoy dudando entre el patrón y las agujas. Mi idea era escoger un patrón sencillo pero con algo de encanto. Más o menos tiene los mismos gustos que yo, así que decidí coger un patrón que estuviera en mi cola de proyectos de Ravelry y me quedé entre dos: los Heliodor Socks y los Harvest Dew. Tengo tiempo de sobra todavía para tardar unos días en decidirme, de momento todos mis planes van enfocados a terminar el Campside Shawl antes de ponerme con el KAL que organicé y con los calcetines, va a ser la primera vez en mucho tiempo que llevaré dos proyectos a la vez (lo sé, soy rarita) y estoy algo nerviosa 😛

Totally Mad International Sock Exchange 2017: el comienzo

Sobre las agujas, dependiendo del patrón me decantaré por mis fieles compañeras tejedoras de calcetines, las KnitPro de doble punta en madera o las Hiya Hiya metálicas (incluso puede que compré otras puntas nuevas más pequeñas para tejer calcetines, porque me encanta tejerlos con agujas de 2,5 mm).

Y os quería enseñar también las lanas del KAL de otoño, que ya están en mi poder. Como yo tengo ya un par de chales y en invierno soy más de cuellos que otra cosa, voy a tejer el Paris Toujours para un amigo, así que él mismo ha sido el encargado de escoger colores:

Totally Mad International Sock Exchange 2017: el comienzo

¿Os gustan? Esta lana es súper gustosita, no creía que fuera a ser tan agradable al tacto, pero sí. He ajustado el número de ovillos para que no salga un chal tan grande como el original (¡que mide 2,30 metros!), porque él lo usará como pañuelo y tampoco queremos que vaya así por la vida, jajaja.

Sin más novedades tejeriles, me despido por hoy. Os iré enseñando los avances del intercambio de calcetines, pero por ahora toca terminar el Campside ¡o la pila de proyectos acumulados no tendrá fin!

Entradas relacionadas:

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *