tecnica-sashiko

TÉCNICA SASHIKO {TUTORIAL}

Nos trasladamos al continente asiático para descubrir una técnica de bordado caracterizada por su sencillez, elegancia, uniformidad y geometría. Se trata del Sashiko, una técnica originaria de Japón que se ha popularizado en los últimos años en el resto del mundo.
Nació como una manera de reparar las ropas de trabajo; se unían dos telas como una especie de parche mediante puntadas regulares. Más adelante, simplemente se comenzó a utilizar a modo de bordado decorativo.
El sashiko se caracteriza por realizar únicamente puntadas regulares y uniformes que recorren todo el contorno del dibujo.
Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo… ¡Manos a las agujas en 3, 2, 1, 0!

Para bordar sashiko no necesitarás unos materiales extraordinarios, aunque en sus orígenes sí se emplearan. Puedes bordar con cualquier tipo de hilo y tela. Mi recomendación: usa 100 % algodón para ambos materiales, un hilo resistente te facilitará mucho el trabajo y una tela fina y suave te permitirá hacer las puntadas sin problemas. En cuanto a la aguja, que sea lo suficientemente larga para que puedas bordar de una tajada los 5-7 puntos.
Una plantilla, dibujo, etc., que te guste. Encontrarás multitud de motivos para bordar sashiko, los más comunes son los geométricos con aire japonés.
Tijeras y muy recomendable un dedal para ayudarte a empujar la aguja. Eso es todo.
El bastidor es opcional… yo esta vez opté por utilizarlo, pero hay quien se apaña mejor sin él.

1. Una vez tenemos los materiales listos, ¡Comenzamos! Pinchamos la aguja por el revés de la tela.

2. Realizamos una puntada larga (lo que se verá por el derecho de la tela), en mi caso de 3mm. y a continuación una puntada corta (lo que se verá por el revés de la tela) que deberá ser exactamente la mitad de la puntada larga, 1,5mm en mi labor. Esta puntada corta vendrá a ser la distancia que existe entre las puntadas del derecho del bordado. Repite 3, 4 o las veces que te permita tu aguja y el contorno del dibujo.

En la siguiente imagen puedes observar el resultado de los pasos anteriores. No es más que ir realizando una especie de punto hilván o basta que siempre trabajaremos de derecha a izquierda.

¿Te imaginas un gran proyecto bordado a sashiko? Los resultados no pueden ser más rebonitos con tan poco.

Besos Mil.
Suscribete

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *