tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec

Tapiz shibori para el muro

Hacía mucho tiempo que quería hacer un DIY con tela teñida. Y hacía tiempo también que venía mirando la técnica del shibori, con ganas enormes de aprenderla y hacer mil proyectos con ella.

Para los que no lo conocen, el shibori es una técnica de teñido japonesa que reproduce los patrones en tela, esto se logra doblándola, amarrándola o cosiéndola. Cada diseño es diferente y tiene directa relación con las características del soporte que se va a usar.

En fin, el proyecto de hoy es mi primer acercamiento al shibori, y la verdad fue un paso a paso bastante natural, sin mucho “estudio” o técnica.

¿El resultado? Ay por dió, un tapiz hermoso que combiné con unas cañerías de cobre, capaz de decorar cualquier espacio y llenarlo de color. ¡Y es tan tan fácil de hacer!

Materiales:

  • Crea cruda: 1 x 1,60 mts
  • Anilina azul marino: 1/2 bolsita.
  • Cordel de algodón
  • 2 cañerías de cobre de 3/8″ x 1 mt. Las venden en las tiendas de construcción
  • Máquina de coser
  • Lápiz y regla
  • Plancha
  • Pistola de silicona

Toma la tela y haz una bolita con ella, la idea es que sea completamente irregular. Trata que quede lo más apretada posible, y luego, con el cordel, amarra para que quede firme.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec

Sigue las instrucciones de la caja de anilina para el teñido. Yo usé las Mont Blanc y en este caso sólo usé la mitad de una bolsita.

Primero debes hervir agua en una olla grande, y agregar 1/2 taza de sal (si usas la bolsa de anilina completa es 1 taza de sal). Revuelve y agrega el colorante. Sumerge la bola de tela y déjala por unos 5 minutos. Yo hice la prueba con dos muestras, y la verdad es que necesitas poco tiempo para conseguir el resultado. De lo contrario la tintura quedará muy pareja.

Pasado los 5 minutos, saca la tela y sumérgela en agua fría hasta que no salga más tinta. Si quieres asegurarte, métela a la lavadora y dale un enjuague, siempre con agua helada.

Deja secar y plancha. El resultado será algo como esto.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-tela

Es hora de cuadrar la tela, es decir, darle las dimensiones que quieres para tu tapiz. En mi caso lo dejé de 80×1.40 aprox. Recuerda dejar unos centímetros extra para las costuras.

Cose los lados del tapiz para hacer una basta.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-costura

En la parte superior e inferior cose dejando una abertura para que entre la cañería, tal como se ve en la foto.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-cobre

Pasa las varas de cobre y amarra un trozo de cordel en la parte de arriba para colgar tu tapiz. Yo lo fijé con un poco de silicona para que no se moviera.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-silicona

Por último, cuelga tu tela y disfruta de tu hermoso y decorativo tapiz.

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-superiortapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-final2tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-suelo

Como siempre les digo, la idea es que se pongan creativos y usen esta técnica con otros colores o para otras cosas como manteles, cojines, servilletas, etc. Las posibilidades son infinitas (díganmelo a mi que tengo un cerro de tela teñida!)

tapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-detalletapiz-mural-shibori-cobre-decoracion-diy-lvec-final

¿Qué les pareció? ¿Habían probado con esta técnica antes?

Espero que hayan disfrutado este proyecto.

Un abrazo y nos leemos pronto!

Cony

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *