Entradas

DIY, ALFOMBRAS DE TRAPILLO

Revisando los contenidos del blog, me doy cuenta que aun no os había contado nada referente al trapillo, un material que, sin duda alguna, me encanta. Y como quería remediarlo cuanto antes, hoy os voy a mostrar 5 formas de hacer una alfombra con trapillo.
Hace poco, he comenzado a hacer ganchillo. Nunca me había llamado la atención pero en el último tiempo he comenzado a mirarlo con otros ojos y ya puedo decir que ¡Me gusta!. Para comenzar he utilizado trapillo y ganchillo XXL. Lo bueno de este tipo de punto es que avanzas muy rápido y enseguida comienzas a ver resultados. Por eso, estoy muy animada ha realizar una alfombra de trapillo a ganchillo XXL como ésta. Existen muchos tutoriales pero a mi me ha gustado especialmente éste que My world of Wool ha compartido, viene todo muy claro explicado para principiantes como yo.
Diy alfimbra ganchillo XXLDiy alfimbra ganchillo XXL
Si lo tuyo no es el ganchillo pero te apetece experimentar con este material, no desesperes, porque para ti también existen opciones para crearte una alfombra de trapillo. Alfombra de trapillo a base de nudos.Tan fácil como hacerte con una rejilla, cortar trozos de trapillo y comenzar a anudar.
Alfombra trapillo con nudos

Las trenzas también son muy socorridas en cualquier ocasión, por eso, mi siguiente propuesta es una alfombra de trapillo a base de trenzas. Tan sólo ir trenzando y después pegarlo sobre una base.

Alfombra trapillo trenzada

Si este trenzado te parece muy convencional siempre puedes probar con este otro trenzado, que es un poco más complicado pero resulta muy atractivo.

Alfombra trapillo trenzada
Y para terminar, en esta selección, no podía faltar esta bonitez que ya os enseñe en Facebook y tanto os gusto. Alfombra de trapillo con pompones. Seguro que muchas tenemos muchos trozos que se nos quedando aburridos en cualquier cajón y que estarían encantados de formar parte de esta bonita alfombra.
Alfombra trapillo pompones

TRES SONRISAS!!!

¿Quieres recibir los posts cómodamente en tu mail? Suscríbete aquí:

Visita la entrada original AQUÍ

DIY: Colgante "PEACE"

Buenos días!!!

Venga, ¡¡que se acercan las navidades!!!
Hoy os traemos otro DIY que creemos que os va a gustar!!(hace tiempo lo vi por internet, pero no recuerdo en que web…)
Vamos a hacer un colgante XXL: un símbolo de la paz, chulísimo para vuestros outfits de estas navidades.
Vamos allá!
Como siempre, lo primero, empecemos con los materiales:
Poquitos, ¿verdad? Pues si ya lo tenéis todo a mano, comenzamos!
Como siempre, os lo vamos a mostrar muy gráfico:

Nosotros hemos utilizado acero memoria para el círculo, porque se adapta a la forma que tú le des, con lo que es sencillo para poder hacer un círculo perfecto. Como inconveniente os diremos que es demasiado duro para doblarlo con facilidad…

En vez de cuentas perladas, podéis usar otro tipo de cuentas redondas que os gusten.

Y ya tenemos listo nuestro colgante! Ahora podéis combinarlo con la cadenita que más os guste, incluso con un cordón de cuero!
Esperamos que os haya gustado, y os esperamos el viernes en el desafío #diogeneras!
Un besin

Visita la entrada original AQUÍ

Guardar ropa sin ocupar espacio

Siempre me quejo de la falta de espacio de almacenaje en casa. Lo estoy solucionando con tuneos como el canapé, el vestidor, unos muebles en el baño… pero aún así nunca es suficiente!
Sin duda lo que más me toca las narices son los nórdicos y mantas, ya que en verano ocupan mucho espacio.

Un día quejándome de eso mis compañeras del curro me hablaron de las bolsas para hacer el vacío.
No las conocía y me sorprendí cuando me dijeron que en Ikea las venden. Así que en cuanto fui las busqué y me hice con ellas.
No tenía aspirador (la Roomba no sirve para eso, ya sería pedirle demasiado a la pobre). Así que me reservo para el próximo post como solucioné eso 😉 toda una historia!
Al grano, imaginad que tenéis esta manta, tamaño XXL y ocupa mucho espacio dentro del canapé o armario.
Pues con las bolsas es sencillísimo:
Pones la pieza de ropa en cuestión dentro de la bolsa.
Cierras herméticamente con ayuda de esta pequeña pieza de plástico.
Localizas el tapón y lo desenroscas.
Enchufas la manguera del aspirador en el lugar donde acabas de sacar el tapón y aguantas mientras se crea el vacío.
Una vez la pieza queda compacta verás que ya no ocupa el mismo volumen. Además queda protegida del polvo. Pones el tapón de nuevo.
Lista para ser guardada hasta que haga falta!
Esta manta es de ejemplo, pero os puedo asegurar que en el canapé ya tengo bolsas con hasta 3 mantas y 3 nórdicos y no ocupan ni la cuarta parte de lo que ocupaban antes.
Conocías estas bolsas o estás “en la parra” como yo?

Guardar ropa sin ocupar espacio

el trapillo: qué es y cómo hacerlo

El trapillo es un material que está a la orden del día en el tejido. Este material surge de la idea de algún erudito para aprovechar al máximo los sobrantes de tela, cortada en largas tiras y enrollada cuál ovillo de hilo o lana.
A partir de aquí se crean unos ganchillos y agujas de media de medidas inhumanas, hasta ahora inconcebibles (algo así como un ganchillo con una sobredosis de esteroides) conocidos como XL o XXL.
Dentro del mundo del trapillo, según pasa el tiempo van apareciendo más modalidades, puesto que el trapillo básico tiene un grosor, por lo general, para usar con ganchillo de 12mm o de 15 mm (en función de quién lo teja). La desventaja principal del trapillo es que es un material muy pesado, así que no es una buena opción para prendas de vestir o para bolsos un tanto grandes. Pero entonces salió una nueva versión llamada “trapillo extra” que es mucho más ligero y más fino, con lo que ya podemos tejer aquello que se nos antoje!
Otra desventaja del trapillo es que, al estar hecho con sobras de tela es muy difícil volver a encontrar una madeja con el mismo estampado o color, así que hay que aprovechar, si nos gusta un estampado, para ir a por él en cuanto lo veáis.
Otra opción, para trabajar con trapillo es crearlo un@ mism@. ¿Cómo? Pues ¡reciclando camisetas!
Las que ya me conocéis sabréis que sacarle el máximo partido a los materiales me encanta y en este caso aprovechar una camiseta que ya no usas ¡me parece la mejor excusa!
En este caso trabajar con trapillo casero también tiene sus desventajas: El grosor del “hilo” puede variar en función del corte. Además una camiseta no da mucho de sí, así que necesitaremos varias camisetas para tejer algo de tamaño considerable.
 
Aún y así…¿queréis probarlo? Pues, prestad atención:
Cortamos el extremo inferior de la camiseta, donde hay la costura, para que no nos moleste
Colocad la camiseta, doblandola por la mitad, dejando un margen. La doblaremos dos veces
Hacemos los cortes, hasta llegar al primer borde. Como mínimo deberá haber 2cm entre corte y corte.
 
 
Cuando llegamos a la altura de la manga cortaremos totalmente, puesto que, debido a las costuras, a partir de aquí ya no podremos aprovechar la camiseta.
 
 
Y, por ahora, queda una cosa así:
Una vez tenemos los cortes pasamos a hacer las tiras. Empezamos cortando lo que será el principio de la tira:
 
 
para cortar el resto de las tiras colocamos el trozo que no hemos cortado totalmente plano, tal que así:
 
 
Cortamos, en diagonal. El objetivo es que quede todo de una pieza, una sola tira. Para que os hagáis una idea, mirad aquí:
 
 
Y ya tenemos el ovillo!
 
 
 
Ahora solo falta el último toque. Estiramos, de trocito en trocito, toda la tira, para que los extremos se ricen:
 
 
Y ya podemos hacer el ovillo:
 
 
Y, lo que ya es el colmo del reciclaje: como aún quedaba mucha camiseta por aprovechar, quería provar otra manera de hacer el ovillo. Tengo que deciros que no queda demasiado bien…aún y así os muestro lo que he hecho:
 
 
Cogiendo el trozo de camiseta, en plano, he recortazo haciendo eses. Las esquinas no quedan demasiado bien. podrías cortarlas redondeándolas, pero queda mucho mejor cortandolo como hemos explicado antes.
¿Qué os parece?
Ahora, con el cambio de armario, ya podéis reciclar todas las camisetas y haceros, por ejemplo, una alfombra bien coloreada!

El trapillo: qué es y cómo hacerlo