Entradas

#WashiWall

Hace ya bastante que quería decorar una pared con washitape, pero no me decidía nunca.



Por fin lo he hecho y estoy más que encantada.

El diseño que he elegido lo encontré en Google. En el original hay dos pajaritas de papiroflexia, pero yo me decanté sólo por una. Supongo que es más grande.

El lugar elegido: el salón-comedor. Justo arriba del sofá.





Igual que el original, usé washitape negro, y para rellenar una de las alas, washitape chevron azul y blanco.

Me puse manos a la obra sin medidas ni nada. A ojo. Con la imagen en la pantalla del móvil y de pie en el sofá.
A parte del washi, tuve a mano unas tijeras y un cúter.



Y este es el resultado. Estoy #inlovetotal.



Si a ti también te apetece decorar una pared con washi, te doy unos consejos para tener en cuenta:

Lo mejor es una pared lisa. Si no la tienes, puedes hacerlo, pero usando washi de buena calidad.
Si no sabes si tu washi resistirá, pega dos tiras largas en las paredes a ver si aguantan o no.
– Cuando pegues una tira, pasa el dedo sobre ella para asegurarte de que se ha pegado.
Remata los vértices y las juntas con el cúter, sin apretar mucho.
Calcula que tienes suficiente washi para todo el proyecto, o ten a mano dos rollos iguales. A mí me pasó con el chevron, y me quedé a medias. Menos mal que era del chino, y ¡menos mal! que cuando fui esa misma tarde le quedaba ese modelo.














Lee el post original