Entradas

ANTES Y DESPUÉS DE UN CABECERO DE MADERA

Hoy os enseñamos el antes y después de un cabecero de madera que hemos restaurado.

Los cambios de casa, conllevan, además de las reformas (de las que hablaremos otro día) la decoración. A nosotros, en la medida de lo posible, nos gusta restaurar muebles para darles una nueva vida.

Ese fue el caso de este cabecero de madera, que ya estaba en la casa.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-1

No es que fuera nada del otro mundo, pero era de madera y se adapta muy bien al espacio que tenemos en esa habitación, por lo que decidimos restaurarlo.

La estructura estaba bien, no tuvimos que hacerle nada, así que lo limpiamos, lijamos un poco para matar el brillo y darle imprimación.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-2

Le dimos imprimación porque, en principio pensamos pintarlo con pintura acrílica, pero al final nos decidimos por la pintura a la tiza, no por nada en especial sino por el color.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-3

Como véis tiene unos filos en los travesaños que queríamos pintarlos de otro color para darle un aspecto diferente.

Ya que pintarlo era un poco difícil usamos la cinta Washi de Miarco.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-5

Esta cinta se adapta y adhiere perfectamente a todo los contornos, logrando así que al levantarla después de pintar quede un resultado perfecto.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-6 Está fabricada con una combinación de papel de arroz y adhesivo que la hace ideal para utilizar en trabajos de precisión.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-7

Es flexible y se puede utilizar en exterior.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-8Una vez puesta la cinta por todo el cabecero, pintamos los bordes.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-9

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-10Como véis, a pesar de ser muy fino, quedó perfecto.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-11

Ya sólo nos quedaba el centro del cabecero, que decidimos ponerle papel pintado.

Para pegar el papel pintado a la madera utilizamos la misma cola que se utiliza cuándo vamos a pegarlo en la pared.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-12

Buscamos un papel que coordinara con la pintura.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-13

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-14

Después, una mano generosa de cera.

antes-y-despues-de-un-cabecero-de-madera-15

Con esta entrada participamos en  el reto del blog de Anna Llansa “Aprendiendo De todo un poco” con tema “Antes y Después”

También aprovechamos para pasarnos por la casa de Marcela Cavaglieri y su Finde Frugal y ver todas las propuestas que dejan nuestras compañeras.

SED FELICES.

“Inténtalo una y otra vez, hasta que el miedo te tenga miedo”

Vuestros comentarios son el alma de este blog, gracias por dejarnos el tuyo.

La entrada ANTES Y DESPUÉS DE UN CABECERO DE MADERA aparece primero en Manualijando.

Lee el post original

Cómo hacer un acuario de whasi tape

Si como es mi caso tenéis a los niñ@s colgad@s de vosotr@s o queréis quitarl@s un rato de delante de la televisión, prestad atención al post de hoy porque en cuanto les digáis que vais a hacer unas marionetas de peces lo dejan todo seguro:
No sé muy bien cómo se me ocurrió la idea, pero pasamos un par de horas muy entretenidas, más otra haciendo una obra de teatro con los peces, porque la niña hizo los suyos a condición de que luego jugásemos juntas (abro yo aquí un momento para la reflexión: ¿Vuestros hijos os piden que juguéis con ellos? ¿Soy yo o estos niños de hoy en día son más dependientes de nosotros para entretenerse que nosotros en nuestra época? ¿Oís varias veces al día eso de “No sé a qué jugar” o “Me aburro” pronunciado delante de una tonelada de juguetes? Yo ante esto no sé qué pensar porque siempre me entretuve yo sola, incluso no me gustaba que mis padres anduviesen cerca porque la mayoría de las veces lo único que hacían era incordiar).
El caso es que esta manualidad es muy sencilla de hacer y queda resultona. Además, si no tenéis whasi tape podéis utilizar papel de regalo, servilletas, pegatinas o lo que se os ocurra.
Solamente tenéis que recortar la silueta de los peces en un cartón (yo usé el de una caja de cereales), ponerlos guapos con los materiales que os acabo de mencionar y pegarles por un lado un palo de brocheta para manejarlos cómodamente:
Incluso si sois mañosos podéis hacer un teatro con una caja de cartón y representar vuestras propias obras (que fue lo que hicimos nosotras).
Y de esta forma tan bonita y sencilla podéis montar un acuario o un zoológico o un terrario o una perrera porque quien dice peces, dice leones y jirafas o hipopótamos y elefantes o tortugas y hormigas o caniches y galgos, cada uno lo que se le ocurra o lo que se le de mejor dibujar. Dejad volar la imaginación porque con estos animales no tendréis problemas de convivencia ni de espacio.
Aquí tenéis la ballena pastelera (porque era la que hacía la tarta de cumpleaños al pececillo que celebraba el suyo):

El pececillo cumpleañero:

El compañero del anterior:

Los dos compis que van a dar una vuelta:

Papá y mamá teniendo un minuto libre para ellos sin niños cerca. Lo que pasa es que hace tanto que no tienen una conversación de adultos que no saben ni qué contarse:

Mamá:

Papá:

Los niños con la ballena pastelera, que seguramente les llevará a que cojan lo que quieran de la tienda:
La mamá que lleva a los peques a merendar sin saber que esos dos se han zampado una milhoja y cuatro bombones cada uno, y a ver quién tiene el valor de meterse ahora un bocata de jamón entre pecho y espalda:
El papá y el nene teniendo una conversación del tipo: “Hoy puedo quedarme jugando hasta que marche el último niño del parque porque no hace falta bañarme porque no voy a ensuciarme”:
Por último os enseño los peces que hizo mi hija, yo le recorté la silueta y ella se encargó del resto. Observad que la marca al agua es Pica Pecosina, su nombre artístico. Le pregunté si podía publicar una foto de sus peces y me puso como condición que en lugar de Pica Pecosa apareciese Picosina. Es que nacen aprendidos.
Pasad un feliz jueves y si os animáis a hacerlo me lo contáis.

Lee el post original

DIY – POMPONES PARA CUMPLEAÑOS

Muy buenos días coquetas!
Como podéis ver, he aprovechado un poco el puente para hacerle un cambio de look al blog ¿os gusta? Y os preguntaréis a qué se debe esta nueva apariencia. Pues porque…
¡¡ Mi Armario Coqueto cumple 1 año !!
Antes que nada, muchas gracias a todas los que estáis ahí día a día, esto no sería posible sin vosotros. Para celebrar este “cumpleblog” he montado esta pequeña fiesta con pompones. Y es que el otro día me di cuenta de que los vemos por todos lados, decorando escenas preciosas, pero normalmente la mayoría de nosotras no sabemos hacerlos. Así que para aprender a hacer estos fáciles pompones, sigue leyendo para ver este diy tan facilón.

Lo único que vamos a necesitar es un poco de papel de seda de los colores que elijáis, tijeras y un poco de hilo.

Hay que recortar el papel dependiendo del tamaño que queramos hacer el pompón. En este caso yo he hecho dos tamaños, unos de 10x20cm y otros de 20×30. Para los pequeños he puesto 5 capas de papel por pompón y para los grandes 8 capas (si queremos que nos queden más pomposos añadimos más capas y listo).

Después los plegamos en zig-zag y los atamos a la mitad con el hilo. Recortamos las puntas en círculo o en pico, como más nos guste. Desplegamos el papel y comenzamos a separar las capas.

Y ya tenemos listos nuestros pompones

Ahora ya sólo queda colocarlos o colgarlos con ayuda de un poquito de washitape y a disfrutar.

¿Qué me decís? ¿Os gustan los pompones para decorar las fiestas? ¿Soléis utilizarlos en vuestras reuniones? Vuestros comentarios son bienvenidos 🙂

Lee el post original

>