Entradas

Bombas de Baño Caseras

La entrada de hoy me tiene como loca!!

Sí, creo que suelo decir esto a menudo, no?.
Desde que pienso la entrada, la elaboro, saco fotos, las retoco y la publico… pasa un tiempo normalmente largo. Una vez publicada, me encanta ver el resultado, si os gusta, os impacta, si me comentáis algo, si os animáis a hacerla….pero hay veces que me siento satisfecha ya, según voy viendo cómo va quedando…..
Esto es lo que me ha pasado con estas Bombas de Baño que es la primera, aunque sé que no será la última, vez que las hacía y el resultado no me ha podido gustar más!!
Las Bombas además de súper decorativas, vistosas.. nos ayudan a relajar la musculatura cuando se disuelven burbujeando en la bañera.
Son muy fáciles y rápidas de hacer, aunque es cierto que uno de los ingredientes es algo especial (vamos, de los que no solemos tener en casa) pero se encuentra fácilmente en las droguerías, algunas tiendas de pinturas…)
Necesitaremos
El aceite puede ser de oliva, que es el que he usado yo o si tenéis de almendras, romero, etc….pues perfecto!
Como ya os habréis dado cuenta “el ingrediente raro ” es el ácido cítrico, lo venden en bolsas como la sal.
El colorante alimenticio y los trozos de pétalos, flores de lavanda y cáscara de limón, que es lo que he añadido yo es “extra” no son necesarios pero sí que le aportan colorido, aroma y textura a nuestras Bombas.
Y necesitáremos también moldes. Sí, hay moldes específicos para hacerlas pero nosotros usaremos lo que tengamos en casa… Moldes de pastelería, cortapastas, aros metálicos de los que se usan en cocina, cajitas de plástico, lo que nos parezca que nos puede servir.
Elaboración
Introducimos en un bol o cuenco un poco grande:
– 250 gr. de Bicarbonato
– 125 de Ácido Cítrico
– 3 Cucharadas Aceite de Oliva
– 3 gotitas de Colorante
La textura es un poco parecida a la de la arena de la playa mojada.
Como os he dicho esto no es necesario. También es el momento de mezclar si queremos aceites esenciales de lavanda, naranja, rosas, lima…
Como veis yo he separado la mezcla básica en varios cuenquitos para hacer experimentos y les he añadido colorantes diferentes
En el fondo de cada molde es donde he puesto “los extras”
Es muy importante presionar bien con los dedos o con una cuchara para que la mezcla quede bien compacta.
Veis que la textura cambia y se queda como cristalizada y dura y ya sólo nos queda desmoldar con cuidado
Como veis los pétalos, el limón, la lavanda…le dan un toque muy bonito y también es curioso aunque quizás no se aprecia, mezclar en la misma bomba 2 tonos diferentes, que no es más que poner una capa de un color y luego la otra.
Como os digo siempre un precioso detalle para regalarnos o para una persona especial que para nosotros “sea la bomba” 😉
Se conservan perfectamente hasta 2 meses en un lugar fresco y seco
Y ya por último una foto para que os hagáis la idea del efecto que tendrán vuestras bombas en la bañera; una explosión de colorido, olor e hidratación en vuestro baño!!
¿Qué os ha parecido?, ¿Os han gustado tanto como a mi?
P.D: Esta entrada participa en la Fiesta de Enlaces de Lireth’s Notebook

Lee el post original