Entradas

Volver a bordar

En mi etapa de EGB, allá por séptimo u octavo más concretamente, existía la asignatura de pretecnología. No. No busqueis su significado porque no está en el diccionario… digamos que puede entenderse como una clase de iniciación a la tecnología… No sé, me lo acabo de inventar 😉 Pues bien, mi profesor era Don Eduardo y lo que recuerdo de la materia es que todo el aula salimos expertos en montar un enchufe y en hacer un BORDADO. Lo primero fue un poco flash para mi, porque los destornilladores y el alicates en mi casa eran propiedad exclusiva de mi padre. Pero es que lo segundo para mis compis chicos fue más que un pantallazo. Estamos hablando de 1988 y acostumbrados a dominar las cartulinas, pegamento, papel charol y el punzón… lo de usar hilos de colores, aguja y tela de panamá seguro que sorprendió a más de un padre. En mi caso no fue así, porque yo ya hacía unos años que practicaba el punto de cruz, es más, tuve que justificar mi labor delante del profe porque se pensó que mi madre había trasnochado la noche anterior.

Las de las labores ya éramos raritas de aquella. Y sí, lo de bordar me acompañó hasta la universidad. Yo era la que ocupaba el sofá a última hora del día con mi gráfico y mis hilos en el salón del piso de Santiago. Y hasta contagié a alguna que continuó. Otras lo intentaron pero no consiguieron verle esa parte de DESCONEXIÓN y relajación, más bien lo contrario. A mi me encantaba! Lo último que recuerdo haber bordado fueron baberos, saquito, bolsa, chupetero y demás cuando nació Héctor. A partir de ahí… lo de bordar pasó a guardarse en una estantería.

Hace unas semanas realicé mi primer taller de bordado en BASTIDOR. No era el típico motivo a punto de cruz, era un mensaje escrito. Y no era bordado al aire, sino en bastidor. En apenas cuatro horas realizamos un breve recorrido por la práctica, los materiales, los motivos y los puntos básicos para comenzar a bordar. Cómo elegir la tela, cómo trasladar el motivo, cómo montarla en el bastidor, cómo iniciar la costura y cómo rematar. Probamos puntada recta, hacia atrás y nudo francés, así como consejos de conservación.

Y del taller me llevé labor a casa y emprendí varios trabajos de un libro adquirido hace ya más de un año: LA HORA DEL TÉ, de Misako Mimoko que podeis adquirir en el post de la misma autora AQUÍ. Lo que más me llamó la atención al verlo fueron las plantillas y diseños para bordar. Me parecieron tan bonitas esas ilustraciones de tacitas, teteras y bolsitas de té con ojos y patas… Además las fotografías y diseño en general del libro son preciosas. Decir que es una publicación perfecta para si te inicias en el bordado y que explica muy detalladamente el paso a paso de puntadas y materiales necesarios. Sí, te lo recomiendo, está claro!

De compras por impulso me agencié unos bastidores-colgantes de madera con formas de animales y para ahí decidí realizar dos bordados pequeños del libro. También me gustó la representación de una bailarina con cabeza de tetera, Doli Teterita. La bordé sin saber para qué y acabé decidiendo cerrarla con otra tela, rellenarla y conseguir un llavero de lo más artesanal y original. Como estos hay muchos más PROYECTOS que podéis realizar en el libro: mantel, abrigatazas, banderola, funda para móvil, delantal, broche…

Os animo a recuperar el bordado si ya tenéis experiencia o a iniciaros en el, porque… nunca sabes dónde puedes encontrar tu labor ideal.

Y si no que se lo digan a mi alumna Paula 🙂 Feliz semana mamás!

eLISA

The post Volver a bordar appeared first on .

Lee el post original

Coser y volver II

Hace casi un año en el Curso de Costura Gratis ya estuvimos hablando de la técnica de “coser y volver”. En ese momento os planteé hacer un calcetín navideño. En esta ocasión vamos a usar esta técnica para una prenda de vestir. Verás como es muy fácil y si aprendes a coser y volver podrás hacer muchas más cosas y mejor acabadas.


Desde hacer un cojín, el lazo para un vestido o hacer un chaleco…estos son unos pocos ejemplos de todo lo que podréis hacer si os animáis a aprender.

Se trata de una técnica muy agradecida, ya que los acabados son perfectos, sin costuras a la vista. Pero antes de empezar con un tutorial que os voy a enseñar como ejemplo, os quiero dar 3 consejos importantes: 




  1. Utilizaremos esta técnica cuando el proyecto de costura que vayamos a hacer sea forrado.
  2. Las piezas exteriores y el forro tienen que ser iguales. Aunque sean diferentes tejidos. Así  las piezas no tirarán y quedarán perfectas.
  3. Tenemos que elegir tejidos compatibles, no es lo mismo lo que puede encoger un tejido de algodón o lo que puede hacerlo uno sintético. Lo ideal es que si elegimos un tejido sintético el forro también lo sea y lo mismo en cuanto al algodón. Así cuando lavemos la prenda esta nos dará problemas de tensiones.


Si te fijas este chaleco es cosido y vuelto, exterior de pelo y para forro un crep ligero
al ser dos tejidos compatibles (sintéticos), 
podremos lavar la prenda
  • Estas son las piezas del patrón. Como veis son muy sencillas, este tipo de diseño de piezas completas queda muy bien con la técnica del cosido y vuelto.

  • Ahora cortaremos las piezas exteriores y también las del forro. Cómo veis tienen que ser completamente iguales, así encajarán a la perfección.


  • Ahora pasaremos a unir con alfileres y a coser los hombros del chaleco exterior y del forro: 
  • Una vez que hemos cosido los hombros, plancharemos muy bien esas primeras costuras:
  • Unimos las piezas del chaleco exterior y del forro con alfileres. Centrando la antención en el escote y en la parte del delantero

  • Cosemos las zonas que hemos preparado con alfileres, de momento dejaremos por coser los laterales y el bajo:
  • Una vez cosidas las costuras recortaremos la costura, dejándola a 0″5cm 

  • Damos la vuelta al chaleco. En este momento podemos pasar pespuntes a canto por la zona del escote, delantero y sisas.

  • Ahora nos ocupamos de los laterales, primero los uniremos de una forma continua desde la parte del exterior al forro:
  • Cosemos los laterales que hemos unido con alfileres: 


  • Nos ocuparemos del bajo uniendo con alfileres y después coseremos con un pespunte ese bajo: 

  • Y ahora ya sólo nos queda dar la vuelta a nuestro chaleco:
  • Una vez que le hemos dado la vuelta al chaleco, lo planchamos bien (para darle forma) y después coseremos el cierre que elijamos y ya esta

¡Ya puedes ver lo bien que ha quedado!

Ya hemos terminado la clase de hoy, espero que te haya ayudado a aprender esta técnica y que te animes a probarla en tus proyectos de costura

Si te ha gustado, sígueme y no te pierdas nada en:
pinterestgoogle_plusfacebookFollow on Bloglovin

Lee el post original

Curso de costura gratis: Coser y volver



Hola de nuevo a to@s!! Hoy día de Nochebuena no quería dejar las sesiones de costura de los jueves. Y es que estos días de fiesta también pueden disfrutarse cosiendo, si tenéis un rato perdido. 
Y Así poco a poco iremos avanzando igual, y si algun@ de vosotr@s está fuera y no puede seguir las sesiones, no hay problema, en cualquier otro momento  podéis prácticar con lo que vaya apareciendo en el blog. 

Este curso es para facilitaros el aprendizaje, desde casa a vuestro ritmo, por eso no nos vamos de vaCaciones de Navidad.

Así que vamos allá…

 Hoy vamos a ver la técnica de coser y volver: 
Aprender esta técnica es un gran avance en el aprendizaje de la costura, ya que con esta técnica, se hacen los cuellos, los puños, se puede forrar…y hasta podemos hacer un proyecto tan bonito como el que os propongo hoy para que practiquemos.
¡¡Hacer un calcetín de Navidad!!

La técnica de coser y volver es fácil,  normalmente se necesita de una máquina de coser, pero para pequeñas piezas también la podéis hacer a mano. Para ello sólo tenéis que hacer el punto de pespunte que ya vimos y recordar el acerico, en él ya practicamos esta técnica de forma muy sencilla (en la zona superior que cubre el acerico).



Pero ahora vamos a trabajar a fondo la técnica de coser y volver, con la máquina de coser y de forma intensiva. Ya que os voy a proponer un proyecto que se realiza fundamentalmente con esa técnica. Veréis como es muy sencillo, sólo necesitáis un poco de visión previa en la colocación de las piezas, pasar los pespuntes a máquina necesarios, dar la vuelta y rematar.

Tranquilas, en el proyecto de hoy os lo explico todo paso a paso:

Personalmente es la técnica que más me gusta de costura:
  • Por su limpieza, con otra capa de tejido ya queda todo pulido.
  • Por la rapidez, no tienes sobrehilar costuras, quedan hacia adentro.
  • Se puede jugar con diferentes tejidos y combinar, como en el caso de este cuello que hice para una camisa



    Para coser y volver necesitaremos siempre que las piezas de tela que cortadas sean de las mismas dimensiones, una quedará para derecho y otra hacia el revés, Y  esto sólo se consigue con dos capas de la misma tela.

    En ocasiones entre estas dos capas de tela va una capa de guata, entretela, como en el caso de un cuello o unos puños.

    Hoy os voy a enseñar como hacer un calcetín Navideño paso a paso:

    Materiales: 

    • 45 cm de tela exterior por ejemplo en tela de lona con estampado con corazones y  la misma cantidad de forro, por ejemplo en tejido guateado.
    • 10 cm de bies.

    Corte: 

    • Cortamos 4 piezas de tela con ese patrón. Debemos colocar la tela doblada y cortaremos 1 vez en tela exterior (nos saldrán 2 piezas).

    Después cortaremos de la misma manera otras dos piezas de tela para el forro.


    Ahora ya tenemos las piezas del calcetín cortadas,
    2 piezas de la misma tela, 4 en total.
    Al haberlas colocado dobladas las tenemos ya encaradas.
    Con los derechos hacia adentro y el revés de la tela hacia afuera.

    • Siguiendo el patrón dibujamos con un rotulador, la costura interior que tiene marcada el patrón. Si seguimos fielmente el patrón nos quedará a 1 cm del borde. Si tenemos ya  práctica con el manejo de la máquina,  no es necesario marcarla. 
    • Confección: 

    • Ahora empezamos a coser el pespunte a 1 cm que hemos marcado. Lo haremos de igual manera en la tela exterior que en el forro.
    • Ya tenemos cosidas las dos partes de los calcetines, como aparecen en la foto son de idénticas dimensiones.

    • Daremos la vuelta a las dos partes del calcetín, volviendo revés hacia adentro y colocando el derecho hacia afuera.

    • Ahora le daremos un toque de plancha a las piezas, de este modo cuando las unamos ya habrán cogido forma.
    • Ya tenemos las piezas por separado, preparadas para ser unidas: 

    • En la parte del forro descosemos unos 10 cm la costura lateral. 
    Por esa zona daremos después la vuelta al calcetín: 



    • Ahora prepararemos la tira para colgar, que debe llevar el calcetín.

    Para hacerlo debemos doblar el bies por la mitad y colocar perpendicularmente alfileres a lo largo del bies:  

    • Cosemos el bies: 

    • Después uniremos las dos partes del calcetín y colocaremos el bies que acabamos de preparar, justo en la zona de la costura lateral que se indica. Este cinta bies doblado por la mitad (como aparece en la foto) lo pondremos hacia adentro, así cuando le demos la vuelta hacia el exterior, ahí estará la tira para colgar, ya perfectamente unida y dispuesta para colgar.

    • Cosemos la zona de unión: 

    • Zona de unión ya cosida: 

    • Ahora le damos la vuelta al calcetín. Lo hacemos por los 10 cm que hemos descosido del forro

    • Ya tenemos las dos partes del calcetín hacia el exterior de la tela. Ahora ya podemos introducimos la parte guateada del forro hacia adentro y dejar la parte de corazones hacia afuera.

    • Introducido el calcetín, ya sólo nos falta pasar un pespunte en la parte superior del calcetín.

    • Cosemos el pespunte: 

    • Y las puntadas finales son para coser los 10 cm de la zona del forro, por donde hemos dado la vuelta al calcetín: 
    Y ya tenemos terminado el calcetín, listo para colgar. 
    ¡¡A ver si Papá Noel nos deja un montón de merecidos regalos!!

    Y ya os dejo disfrutar mucho de la Navidad y nos vemos la próxima semana con otra sesión de aprendizaje de costura y un proyecto práctico, esta vez para regalar. ¡No te lo puedes perder!
    Si te ha gustado, sígueme y no te pierdas nada:
      facebook google_plus pinterest  Follow on Bloglovin

    Lee el post original

    Lo bueno de volver al cole

    Sin duda lo mejor de volver al cole era poder estrenar el nuevo material de papelería. Y como es bien sabido en esta casa somos adictos a comprar libretas, rotuladores, lápices… así que hoy en día, cada vuelta al cole sigo cayendo en la tentación de incluir alguna cosa extra a la estricta lista de material del colegio. Porque si hay que volver, mejor con algo divertido, no??? 
    Estos son mis “indispensables” para este nuevo curso: 
    Afilalápices (o sacapuntas en Madrid)  donde Pinocho se hace menos mentiroso a medida que afilas el lápiz :-) 
    Pinzas con imán de Ikea, para colgar todos esos dibujos maravillosas que traerán nuestros niños en la nevera o cualquier superficie metálica, y unos post-its de My little Hannah
    Bolígrafos de Luía Be, bonitos y motivadores…
    Y desde siempre he envidiado los USB de mis hijas, mil veces más chulos que los míos cuadradotes, como este R2D2 que les regaló mi hermana.
    Un estuche de lata de Haba, que siempre han sido una debilidad (tanto la marca como los estuches de lata)
    Y para acabar un clipboard personalizado con washi tape (y un poco de cola blanca diluida por encima para que no se despeguen), un DIY fácil, apto para hacer con niños y con un resultado muy colorido.

    ¿Y vosotros?? ¿habéis caído en la tentación esta vuelta al cole?

    Lee el post original

    Lingo tutorial: rosas con papel pinocho

    Foto de Pepapop

    Hola a tod@s! Hoy es Sant Jordi, así que es el día ideal para postear un tutorial de rosas con papel. Estas rosas son muy resultonas y muy fáciles de hacer. Yo me he inventado mi versión, porque los tutoriales que he visto por la red no quedan claros y ponen el palito al final. A mi me parece más sencillo hacerlo tal y como os cuento a continuación, espero que quede claro! si no lo entendéis podéis escribirme e intento aclarar dudas!

    Materiales:

    – Papel pinocho rojo, rosa, amarillo
    – Papel pinocho verde para el tallo de la rosa
    – Tijeras
    – Cola blanca
    – Palos de madera (los de brochetas sirven)

    Tutorial:

    1- Recortad una tira de papel pinocho de entre 70 cm y 1 metro de largo por 10 cm de ancho. El papel pinocho suele venir doblado, así que podéis recortar de una vez por uno de sus extremos y así ya tendréis una tira larga.
    2- Dobladla por la mitad en sentido horizontal y situad la parte de la doblez arriba.

    3- Doblad el papel tal cual os muestro en la imagen

    4- Poned un poco de cola blanca en el palito de madera y pegadlo en el extremo del papel así:

    5- Empezad a enrollar de derecha a izquierda. Es importante que apretéis bastante el papel ya que esto será el corazón de nuestra rosa.

    6- Seguid enrollando hasta que lleguéis al final del pliegue. Os tiene que quedar algo así:

    7- Haced un pliegue a la izquierda del palo, fijaros en la imagen:

    8- Seguid enrollando de derecha a izquierda así:

    9- Tenéis que dejar rodar el palito y veréis que sigue de forma natural el pliegue del papel.

    10- Cuando ya hayáis enrollado todo el pliegue, tendréis de nuevo el papel como al principio, así que ahora toca repetir el proceso.

    11- Volver a doblar el papel como en el paso 7 y seguir enrollando. Poco a poco veréis como se va formando la rosa.

    Y ya está! seguid enrollando hasta terminar el papel. Unid la parte final del papel con un punto de cola y listos! Luego podéis forrar los palitos con papel pinocho verde pero eso ya no os lo cuento que es más fácil y no acabaría nunca el post!

    Foto by Pepapop

    Mirad que ramo más chulo hemos hecho para Pepapop y su paradita de Sant Jordi.

    Aquí os dejo un collage-tutorial por si queda más claro.

    Espero que os haya gustado el post! lingo besos de Sant Jordi!

    Lingo tutorial: rosas con papel pinocho