Entradas

DIY – Lámparas con latas de patatas fritas Bonilla a la vista

Si te cuesta tanto como a mí encontrar la lámpara perfecta para una determinada estancia,hoy te voy a enseñar las lámparas que hice para mi cocina, y sabrás lo rápido, original y bonito que es decorar con unas latas de patatas fritas.

Guardo estas latas de patatas fritas Bonilla a la vista desde que mis padres me las trajeron de Coruña en el 2012, y es que –volviendo a hacer mención al nombre de mi blog– sabía que serían las lámparas que colocaría en mi cocina, cuando tuviera mi propia casa. La idea surgió al ver esta imagen en 2010, pero quería encontrar la lata perfecta, que fuera de un producto español.

Hacer esta lámpara es facilísimo, tan solo necesitarás tener los siguientes materiales: 1 portalámparas, 2 arandelas, 4 tuercas, 1 tubo roscado y 1 cable de luz; y las siguientes herramientas: 1 abrelatas, 1 escuadra, 1 broca para hierro, 1 taladro, y 2 llaves planas.

Lo primero, quitamos el culo de la lata con un abrelatas que no deje bordes, yo he empleado éste que deja los bordes lisos, es muy cómodo y no hay que tener mucha fuerza para utilizarlo.  

En la tapa, marcamos el centrote será muy útil una escuadra– y con una broca de la misma medida que el tubo roscado, hacemos el agujero. Después ponemos el tubo roscado, dejando que la parte más larga quede por el interior de la tapa y colocamos una arandela y dos tuercas a cada lado. Para ajustar bien las tuercas, te serán de ayuda dos llaves planas, una por cada lado de la tapa.

Cuando ya tenemos el tubo roscado fijado, colocamos el portalámparas en el interior y pasamos el cable de luz, dejándolo preparado para conectar a la corriente.

Para el cable de luz, he utilizado una lámpara de las que ya traen el capuchón superior, y he desechado el portalámparas que trae de serie, para conectar en su lugar el nuevo portalámparas. 

Una vez colocada la tapa, solo nos queda conectar la lámpara a la corriente, que esto no te asuste, es más fácil de lo que parece, yo ya lo hice en esta ocasión y aquí puedes ver cómo conectar la lámpara a la corriente. Por último, colocamos la bombilla, ¡y ya tenemos nuestra lámpara terminada!

Me encanta el toque original que le dan a mi cocina. Además, los que me conocen saben bien que las patatas –fritas, asadas, cocidas…– son mi perdición, así que este DIY es perfecto para mí y para mi cocina.

Latas de patatas fritas: Bonilla a la vista

Materiales – Tornillería: Ferretería Montañesa (Santander)

Materiales – Electricidad: Leroy Merlin

Guardar

Guardar

La entrada DIY – Lámparas con latas de patatas fritas Bonilla a la vista aparece primero en Mi casa por el tejado.

Lee el post original

KLING, Follow your own star

Hace ya algún tiempo, recibí en Madrid la visita de mi hermana que venía a verme a comprarse un vestido para su graduación.
Después de dos días luchando contra dependientas pesadas, otras daltónicas y el dolor de pies, encontramos el vestido.
No fue tarea fácil, a parte de los inconvenientes ya mencionados, es difícil encontrar un vestido que cumpla todos los requisitos de la ocasión: se celebra por la tarde, por lo que tiene que ser un vestido corto, es en mayo, así que hay que hay buscar los tonos primaverales, no nos sirve un vestido negro, y es un acto formal pero no como para llevar un vestido de fiesta, no es una boda.
Al final encontramos el vestido en Kling.



Personalmente, es una marca que me encanta, la descubrí gracias a Patricia Conde en su época “Sé lo que hicisteis”.

Tiene un aire naif super dulce que me encanta.
Como era de esperar, mi hermana no fue la única que se compró ropa en Kling, yo me compré esta camisa.

El modelo original es como lo estáis viendo, abotonado en la parte delantera, pero tras llevármela a casa me di cuenta de que me gustaba al revés, sí, habéis leído bien, soy así de rara.
Así que la customicé un poco. Le quité la etiqueta de la espalda y rebajé un poco el cuello. Con una tela beige, la más parecida que tenía por casa y un poco de entretela, hice una vista para rematar el cuello.

Y este es el resultado final, así está más a mi gusto y es como me la estoy poniendo.

Para terminar os dejo con unas fotos de la graduación, no os voy a dejar con la intriga de saber cómo era el vestido.
Vestido – Kling
Chaqueta – Mango
Zapatos – Blanco
Clutch – Tienda local

Visita la entrada original AQUÍ