Entradas

Organizador para el escritorio II



Estoy recogiendo envases como cual Diógenes. Y es que, de éso se trata, ¿no?




Compré una ensalada envasada, y vi que el recipiente, era de plástico rígido, y que se podría convertir en algo bastante útil.




La reconversión no es digna de un post, porque no he hecho más que decorarla con precinto bonito.

Pero lo importante es que le he dado una nueva vida y que en mi mesa me viene genial.


En enero, ya fabriqué un organizador de escritorio más molón, pero en la mudanza, al ser de cartón fino, se espachurró.

Me hizo muy buen papel.

Y buena, esta otra idea no está mal.

Como veis, la bandeja lleva una etiqueta (impresa) que no se despega. Para taparla, y a parte, para dejarla más bonita, este precinto de frutas es ideal.




Una vuelta, dando unos cortes en el sobrante, para ajustar a la base, y ya.

Lo malo, es que la etiqueta se transparenta. Pero bueno… Sé que para la próxima, le tengo que dar una capa de pintura, o probar con disolvente.





Lo tengo en el cole, en mi mesa. Así tengo a mano ciertas cosillas: goma, clips, …









Pues venga. Muchas más ideas geniales en el blog de las #diogeneras.





Lee el post original