Entradas

Grey Stretch Dress: un DIY de veranito

¡Hola!¡ Aquí estamos otra vez para compartir un nuevo proyecto DIY!

Hoy te traemos un proyecto para que te animes a iniciarte en este maravilloso mundo del “DIY costuril”, bueno, del Hazlo Tú en castellano
Como ya estamos al borde de esos larguísimos días de calorcito, lo que más apetece es “ponerse a remojo” en la piscina, o para los afortunados que viven en zonas costeras, disfrutar de la brisa marina y las olas del mar (Uuuuuuuy qué envidia me estáis dando!)

Para bajar a la piscina o a la playa, siempre hay que buscar algo entre cómodo, práctico y que, a la vez, te vista por si durante la mañana o la tarde y por si te acercas a tomar algo a la terraza  más cercana. Por eso, hemos hecho este vestido sencillo, fresquito y facilíííííííííísimo!. En un par de horas tendrás tu vestido listo para lucirlo.
Vas a necesitar:
·         1 m de tela elástica (punto) en ancho sencillo (75-80 cm)
·         Hilo del color de la tela
·     Hilo de poliamida (ligeramente elástico) OJO, solo lo hemos encontrado en blanco y negro
·       Tijeras
·        Alfileres
·        Agujas de coser a mano
·        Hilo de Hilvanar
·        Agujas de máquina con punta de bola
·        Agujas gemelares 4mm con punta de bola
·        Máquina de coser
·        Remalladora (opcional)
Recuerda que, dentro de la misma talla, cada cuerpo es diferente y por regla general siempre debes adaptar los patrones a tus medidas, si bien en este caso, al hacer el vestido en punto, el patrón seguramente se ajustará a tu cuerpo sin ningún retoque.
También indicarte que al tratarse de una prenda elástica, las tallas podría ajustarse facilmente a una talla superior o inferior sin modificar nada.
Bueno, vamos al lío. Lo primero es montar el patrón siguiendo este esquema:

Y preparar la tela.

Es muy importante que coloques bien la tela, doblada y estirada en el sentido del hilo, con lo los dos orillos enfrentados. Sigue el esquema de corte:

Coloca el patrón sobre la tela en el sentido del hilo, para que la elongación máxima vaya en el sentido horizontal del vestido. De esa forma se ajustará a tu contorno como un guante!

La tela stretch (que se estira, vamos) no es más difícil de coser que cualquier otra, y tiene alguna ventaja, como que puedes no sobrehilarla y no se va a deshilachar! Pero es muy importante que utilices agujas de punta de bola para coserla, ya que así evitaremos dañar las fibras del tejido y que al coser podamos “tirar” de algún hilo de la tela en concreto dejando feas marcas en el trabajo final.

Ten paciencia al marcar con el marcador bien afilado.
Obtendrás dos piezas así:

Verás que la pieza de la espalda es más escotada que el delantero.

Une con alfileres las dos piezas por los hombros y los laterales, y cóselos. Si ya tienes experiencia en la utilización de tu máquina o remalladora, podrás hacerlo directamente si no es así, te recomiendo que hilvanes ambas piezas para coserlas.
Si vas a utilizar una máquina de coser, usa un zigzag pequeñito y un hilo de poliamida en la canilla, además, afloja un poco las tensiones de los hilos. Con la combinación de estas cosas, darás una buena elasticidad a las costuras. Y no hace falta que sobrehiles las costuras!.

 Ahora vamos a preparar cuello, sisas y bajo.

Pasa una bastilla fina por donde tienes las marcas de los contornos del cuello y las sisas, para que puedas verlos por el lado del derecho.
Como esta tela es eslástica, no es necesario cortar vistas, si no que basta con doblar por las marcas y fijar con un hilván todos los contornos para poder pasar un pespunte doble con las agujas gemelares. Recuerda utilizar el hilo de poliamida para la canilla!
Te quedará así:

Ya solo nos queda coger el bajo y pespuntearlo exactamente igual que hemos hecho con el cuello y las sisas.

 Este es el aspecto que tiene el revés del tejido cosido con agujas gemelas.
Y así queda por el lado del revés:

Y este es el aspecto del hilo de poliamida:

¿Te animas a hacerte uno? ¡Ya has visto lo sencillo que es! Puedes encontrar tejido elástico en muchos colores o estampados y seguro que lo llevarás un montón este verano.

Y ya sabes que si tienes cualquier duda, comentario o sugerencia, no te lo pienses y contacta con nosotras a través del correo saronoremo@gmail.com.
Nos encantará leer tus comentarios.
Un beso enorme!

Lee el post original

Grey Stretch Dress: un DIY de veranito

¡Hola!¡ Aquí estamos otra vez para compartir un nuevo proyecto DIY!

Hoy te traemos un proyecto para que te animes a iniciarte en este maravilloso mundo del “DIY costuril”, bueno, del Hazlo Tú en castellano
Como ya estamos al borde de esos larguísimos días de calorcito, lo que más apetece es “ponerse a remojo” en la piscina, o para los afortunados que viven en zonas costeras, disfrutar de la brisa marina y las olas del mar (Uuuuuuuy qué envidia me estáis dando!)

Para bajar a la piscina o a la playa, siempre hay que buscar algo entre cómodo, práctico y que, a la vez, te vista por si durante la mañana o la tarde y por si te acercas a tomar algo a la terraza  más cercana. Por eso, hemos hecho este vestido sencillo, fresquito y facilíííííííííísimo!. En un par de horas tendrás tu vestido listo para lucirlo.
Vas a necesitar:
·         1 m de tela elástica (punto) en ancho sencillo (75-80 cm)
·         Hilo del color de la tela
·     Hilo de poliamida (ligeramente elástico) OJO, solo lo hemos encontrado en blanco y negro
·       Tijeras
·        Alfileres
·        Agujas de coser a mano
·        Hilo de Hilvanar
·        Agujas de máquina con punta de bola
·        Agujas gemelares 4mm con punta de bola
·        Máquina de coser
·        Remalladora (opcional)
Recuerda que, dentro de la misma talla, cada cuerpo es diferente y por regla general siempre debes adaptar los patrones a tus medidas, si bien en este caso, al hacer el vestido en punto, el patrón seguramente se ajustará a tu cuerpo sin ningún retoque.
También indicarte que al tratarse de una prenda elástica, las tallas podría ajustarse facilmente a una talla superior o inferior sin modificar nada.
Bueno, vamos al lío. Lo primero es montar el patrón siguiendo este esquema:

Y preparar la tela.

Es muy importante que coloques bien la tela, doblada y estirada en el sentido del hilo, con lo los dos orillos enfrentados. Sigue el esquema de corte:

Coloca el patrón sobre la tela en el sentido del hilo, para que la elongación máxima vaya en el sentido horizontal del vestido. De esa forma se ajustará a tu contorno como un guante!

La tela stretch (que se estira, vamos) no es más difícil de coser que cualquier otra, y tiene alguna ventaja, como que puedes no sobrehilarla y no se va a deshilachar! Pero es muy importante que utilices agujas de punta de bola para coserla, ya que así evitaremos dañar las fibras del tejido y que al coser podamos “tirar” de algún hilo de la tela en concreto dejando feas marcas en el trabajo final.

Ten paciencia al marcar con el marcador bien afilado.
Obtendrás dos piezas así:

Verás que la pieza de la espalda es más escotada que el delantero.

Une con alfileres las dos piezas por los hombros y los laterales, y cóselos. Si ya tienes experiencia en la utilización de tu máquina o remalladora, podrás hacerlo directamente si no es así, te recomiendo que hilvanes ambas piezas para coserlas.
Si vas a utilizar una máquina de coser, usa un zigzag pequeñito y un hilo de poliamida en la canilla, además, afloja un poco las tensiones de los hilos. Con la combinación de estas cosas, darás una buena elasticidad a las costuras. Y no hace falta que sobrehiles las costuras!.

 Ahora vamos a preparar cuello, sisas y bajo.

Pasa una bastilla fina por donde tienes las marcas de los contornos del cuello y las sisas, para que puedas verlos por el lado del derecho.
Como esta tela es eslástica, no es necesario cortar vistas, si no que basta con doblar por las marcas y fijar con un hilván todos los contornos para poder pasar un pespunte doble con las agujas gemelares. Recuerda utilizar el hilo de poliamida para la canilla!
Te quedará así:

Ya solo nos queda coger el bajo y pespuntearlo exactamente igual que hemos hecho con el cuello y las sisas.

 Este es el aspecto que tiene el revés del tejido cosido con agujas gemelas.
Y así queda por el lado del revés:

Y este es el aspecto del hilo de poliamida:

¿Te animas a hacerte uno? ¡Ya has visto lo sencillo que es! Puedes encontrar tejido elástico en muchos colores o estampados y seguro que lo llevarás un montón este verano.

Y ya sabes que si tienes cualquier duda, comentario o sugerencia, no te lo pienses y contacta con nosotras a través del correo saronoremo@gmail.com.
Nos encantará leer tus comentarios.
Un beso enorme!

DIY: CÓMO HACER UNA CORREA DE CÁMARA

Ya estamos en veranito y es época de sacarnos muchas fotos y de ir con la cámara de fotos a todos lados. Muchas veces salimos en las fotos con la cámara colgando, por eso, no está de más, que nuestra cámara vaya acompañada de una bonita correa. Para que esto sea así,os traigo una propuesta para hacer a mano una preciosa correa de cámara con un pañuelo. ¿Te animas?

kilika hecho a mano diy correa de camara

Para comenzar con este diy de la mano de the house that lars built , necesitaremos:
1.- Un pañuelo que te guste mucho. Sin duda alguna, puedes utilizar cualquiera que tengas por casa pero yo escogería uno de Moniquilla. Sus pañuelos y estampados me tienen totalmente enamorada.
2.-Un trozo de cuero.
3.-Arandelas y mosquetón que nos sirvan de unión entre el cuero y la cámara.
Delimitaremos en el trozo de cuero lo que va a ser la evilla de unión entre pañuelo y cámara de fotos y lo cortaremos.

kilika hecho a mano diy correa de camara
Posteriormente, tan sólo introduciermos el pañuelo dentro del trozo de cuero junto con la arandela que irá acompañada de su mosquetón y lo coseremos.

kilika hecho a mano diy correa de camara

Este sería el útlimo paso para que puedas disfrutar de una correa de cámara hecha a mano y que seguro que llamará la atención mucho.

TRES SONRISAS!!!

Visita la entrada original AQUÍ