Entradas

DIY + 4 IMPRIMIBLES MOLONES – TARJETAS IDENTIFICADORAS

Buenos días coquetas.
Seguimos con este intensivo navideño y hoy traigo un diy fácil, rápido y muy útil para estas fechas: unas tarjetas identificadoras para que todo el mundo sepa cuál es su sitio en la mesa. No se si sois muy propensas a utilizar este tipo de recursos pero en mi casa nos juntamos muchos así que es mejor identificar los asientos. ¿Te apuntas a esta idea? Pues “sigue leyendo”.
(pts, pts, si no tienes acuarelas por casa o no se te da muy bien estas técnicas tienes un descargable gratuito al final del post en varios colores para que solo sea imprimir y escribir los nombres)

Lo que vamos a necesitar es: cartulinas blancas, bolígrafo (si puede ser para caligrafía, mejor, aunque el mío no lo es), acuarelas y agua (o las pinturas que tengamos por casa) y pincel.

Las cartulinas las tenemos que cortar del tamaño que queramos (yo hice más o menos 10 x 15 cm) y doblarlas a la mitad para que se sostengan sobre la mesa.
Lo que hay que hacer es:
– escribir el nombre de cada comensal en las tarjetas. Yo he aprovechado y por detrás he escrito feliz navidad en cada una de ellas para que no se vieran sosas desde el otro lado.
– pintamos con la acuarela sobre el nombre. Yo he puesto pintura arriba del todo y luego he ido diluyendo con agua hacia abajo, para que quede ese efecto degradado que tanto me gusta.
– añadimos otro poco de pintura en la parte posterior de “feliz navidad”
– repetimos con todas las tarjetas que tengamos y dejamos secar
Y ahora que las tenemos listas, las doblamos y las colocamos sobre la mesa donde más nos guste. Ya os enseñaré mañana en las redes sociales cómo han quedado en mi mesa de cena de Nochebuena.
Espero que os haya gustado y os tengo que pedir disculpas por las fotografías, que la luz se va muy pronto y me cuesta mucho sacarlas bonitas con la luz artificial.
Aquí os dejo los descargables para las que queráis hacerlo y no tengáis mucho tiempo o no se os de bien del todo. Los he hecho en varios colores para que haya a gusto de todos: en rojo y en dorado, colores muy navideños, pero también en negro, que va genial con un boli plateado o dorado. Y del rojo he hecho una doble versión, una de ellas con feliz navidad en el reverso. Espero que os gusten.

Lee el post original

>

Diadema decorada con globos

Hoy os traigo una idea que saqué de una niña de mi clase. En uno de los últimos días del curso una de mis alumnas trajo al cole una diadema que me encantó, aunque tarde un poco en descubrir que estaba hecha con globos (eran todos del mismo color y parecían flores). Así que se me ocurrió hacer mi propia versión y aquí os la traigo:

Este es un diy muy sencillo y para el que solo necesitamos:
– Una diadema del color elegido.
– Globos pequeños.
Y el paso a paso es muy sencillo, ya que consiste simplemente en ir colocando los globos en la diadema, atándolos con fuerza para que no se suelten.

Notas:
– Si la hacéis de varios colores como yo, id alternándolos hasta lograr un diseño que os guste.
– Esta idea es válida también para hacer otras cosas, podéis hacer lo mismo en una goma para el pelo y así tener un diseño único.
– Si queréis ver otras ideas para hacer diademas podéis echar un vistazo a ésta decorada con washitape, esta otra decorada con fabric tape y ésta con una estrella de fieltro.

Espero que os haya gustado la idea y nos vemos el viernes con los Friday Finds de la semana. Disfrutad del verano y del sol, que enseguida vuelve otra vez el invierno 🙁
Besos,

Lee el post original

Personaliza tus muebles de IKEA

Todos sabemos ya las virtudes de los muebles de IKEA: muebles prácticos, con líneas sencillas y diseños modernos a precios fantásticos. Sin embargo, no siempre se adaptan al espacio que queremos o simplemente necesitan ese toque personal que les haga perfectos para nuestra casa. En esos casos basta con un poco de imaginación y, sobre todo, muchas ganas, para conseguir algo muy exclusivo y personalizado
Hoy os enseño mi proyecto para la habitación de los niños.

El famoso modelo de silla infantil KRITTER no falta en ningún hogar en el que haya niños. Aunque está disponible en varios colores, el blanco de las sillas de mis hijos había dejado de ser justamente eso… blanco. Por eso, una renovación de urgencia era lo que más necesitaban. Pintura en spray en un color topo, que es el que mejor se adaptaba a la gama de tonalidades de la habitación, y forro para libros es todo lo que utilicé para conseguir este fantástico resultado.
Dibujé una estrella del tamaño del asiento de la silla sobre el papel trasero del forro de libros y la recorté. Después de limpiar bien la silla, pegué la estrella en el asiento y pinté toda la silla con la pintura en spray. Una vez seca la pintura (mirar instrucciones del producto) levanté la pegatina de estrella y.. ¡voilá!

Además, combiné la sillas con el mueble de almacenaje TROFAST pintando los cajones con el mismo color de pintura. Al ser un tono un poco oscuro me permitió utilizar un lápiz blanco para escribir etiquetas a los diferentes cajones. Además de ser muy práctico, quedó chulísimo.

Para mi ha sido todo un descubrimiento la pintura en spray. No necesitas grandes despliegues ya que es limpia y super rápida. Es perfecta para cosas poco voluminosas. Al principio cuesta encontrar el punto para su perfecta aplicación. Pero a medida que avanzas pintando, vas cogiendo el truco.

¿Os ha gustado el cambio? A mi he encantado. De hecho repetiré…. seguro.

Visita la entrada original AQUÍ

Diy: turbante de terciopelo

¡Buenos días!

Pues hoy tocaba traeros un diy sencillito de una cinta tipo turbante. Es muy fácil de hacer y de poner. El mecanismo es como el de anudarnos un pañuelo al cuello pero sin atar y con un material muy de moda: el terciopelo.


Que no sólo está de moda, si no que es muy calentito. Así que nuestra cinta nos va a hacer las veces de orejeras para no pasar frío en la calle 🙂

La tela de terciopelo la podéis conseguir en la mercería online de Cobián en varios colores.


Vamos a cortar una tira de 12 cm de ancho por el lado elástico. Para cortarla recta podéis hacer como en la foto e ir doblándola por encima y recortando al ras para que sea d ela misma medida de ancho.


Con 1’15 m de largo yo tuve suficiente. Sólo tenemos que coser los extremos juntos para cerrar la cinta. A mano o a máquina, como prefiráis.


Y ahora nos la ponemos.
1. La pasamos alrededor del cuello con la costura por la nuca.
2. Giramos una vez.
3. Otra vez.
4. Volvemos a pasar por el cuello.
5. Y nos la colocamos con una cinta.


Y consejo de madre: Nos tapamos bien las orejitas si vamos a salir a la calle 🙂

¡Besos! 🙂

Diy: turbante de terciopelo