Entradas

DIY: caja de tela con bolsillos interiores

Hacía mucho que no traía ningún DIY por aquí, y ya me lo habían “reclamado” por las redes sociales. Y como yo estoy aquí para atender vuestras peticiones, me puse hace unas tardes con algo que llevaba con ganas de hacer desde hace algunas semanas: una caja de tela con bolsillos interiores, también de tela.

  • ¿QUÉ NECESITAS?

Caja que vayas a customizar. En mi caso he utilizado una caja de tela con cuerpo de cartón, de estas que venden en los chinos y son super baratas 😛
Tela para los bolsillos. Yo he utilizado una loneta con motivos florales, ya que este tipo de tejido es más fuerte y sufrido.
Pistola de silicona caliente y las correspondientes barritas.
Cinta adhesiva para dobladillos (en el chino seguro que la hay).
– Tijeras, regla o cinta métrica, lápiz para marcar.

  • PASOS A SEGUIR

Para empezar, mediremos el interior de uno de los laterales de la caja. Al ancho le añadiremos unos 7-8 centímetros más, y al alto con unos 2-3 es suficiente. Esto lo hacemos para dejar un margen de un cm más o menos para hacer el dobladillo. En el ancho añadimos más para dar un poco de holgura al bolsillo, ya que si no, nos quedaría sin apenas espacio para meter cosas.

Una vez hecho esto, pegaremos la cinta adhesiva para dobladillos alrededor de todo el borde interior de la tela. Mi cinta era de 2 cm de ancho, pero como no necesitaba tanto, la corté por la mitad.

Quitamos el protector del adhesivo y doblamos hacia adentro cada borde, intentando que quede lo más recto posible y perfeccionando las esquinas.
Al finalizar, nos debe quedar así. Es la misma tela, pero con 1 cm menos por cada lado y sin hilos por los bordes.

Ejemplo de como debemos dejar las esquinas

El próximo paso es pasar esta tela a la caja, que la uniremos a ella con la silicona caliente. Pegamos primero la parte de abajo, doblando un poco las uniones, ya que la tela es algo más ancha que el lado de la caja. Procurad dejad bastante margen cuando midáis y cortéis la tela, yo me quedé algo corta por lo que mis bolsillos no tienen demasiada holgura.

Tan solo nos queda repetir los mismo pasos con cada lado de la caja en la que queramos ubicar los bolsillos.

Podemos hacer distintas combinaciones, creando varios bosillos en un mismo latelar, dejando algún lado sin bolsillos…
Esta última opción es la que yo he utilizado, ya que en el lado libre quiero hacer una funda para los ganchillos, tijera… y así tenerlos todos bien organizados y a mano.

De esta forma ya tengo todos mis accesorios para mi trabajo gancheril a mano, ordenados y sin perder nada de nada. ¿Has visto el chuli alfiletero que me hice con el tutorial de Pinafili?

Nos vemos mañana con un post que tenía muchas ganas de publicar, y la semana que viene… ¡sorpresas por el blog!

Un beso, Irene.

Lee el post original

DIY: Pizarra 2en1

¡Buenos días!
Llevo con este DIY desde verano, pero entre unas cosas y otras no lo terminaba nunca… así que hace unas semanas me puse a ello y le dí fin.
¡Sigue leyendo para ver como lo hice!

MATERIALES:

Un corcho nuevo o usado.
Pintura de pizarra color negro.
Pintura acrílica o témperas del color deseado.
Cordones y pinzas para decorar.

PASO A PASO:

Damos unas 2-3 capas de pintura de pizarra en la parte del corcho, respetando los tiempos de secado del fabricante.

No importa que el marco haya quedado manchado, lo vamos a pintar del color elegido. En mi caso elegí el color naranja, y utilicé témperas, ya que no encontré pinturas acrílicas.

Damos varias capas dejando que seque la anterior para tapar bien los restos de pintura de pizarra hasta que no se vea nada.

Y así es como queda el corcho totalmente renovado.

Lo decoramos y escribimos nuestras primeras palabras. Con un simple trapito seco las letras se borran perfectamente sin dejar marcas.

Para sujetar la tiza he utilizado una washipinza pegada al corcho con cinta de doble cara.

¿Qué te ha parecido la idea de tener una pizarra-corcho? ¿En qué más emplearías la fantástica pintura de pizarra?

Firmado: Irene Durán

Lee el post original

Cajitas de chuches para Halloween

Cuando os enseñe los sellos del post del lunes, os sugerí varias ideas para usarlos y os dije que hoy os mostraría para qué los había utilizado yo. Pues bien, los usé para decorar unas cajitas para chuches de lo más terroríficas:
cajitas para chuches de halloween

Para hacer nuestras cajitas necesitamos:
– Cartulinas de colores (las mias como son para Halloween son naranjas y negras).
– Pegamento o cinta de doble cara.
– La Envelope Punch Board.
– Etiquetas, washitapes y lo que se os ocurra para decorarlas.

Y la elaboración es muy sencilla:
– En primer lugar hacemos nuestras cajitas (igual que éstas recicladas que ya os enseñe).
– Una vez que las tengamos hechas, llega el momento de decorarlas. En la cajita negra he puesto washitape alrededor y para sujetar la etiqueta (que he decorado con un gato negro) he utilizado una cinta negra con topos blancos.

Y para la naranja, en lugar de washi lo que he usado ha sido fabric tape en tono naranja y blanco, una etiqueta con el sello del fantasma, y en lugar de cinta he utilizado una cuerda fina que me parece que queda ideal con la cartulina naranja.

Notas:
– Si queréis otra idea para meter vuestras chuches en Halloween, podéis echar un vistazo a estas bolsitas.
– La idea de las cajitas es válida para cualquier temática. Y si no queréis utilizarlas para golosinas, también son ideales como packaging para cosas pequeñas, como en el caso de este chupetero.

Espero que os haya gustado esta idea para repartir las chuches en Halloween. Y si no celebráis este día, siempre podéis decorarlas en otros tonos y utilizarlas en cualquier otra ocasión.
Besos,
Pd: nos vemos el viernes con los Friday Finds de la semana.

Lee el post original