Entradas

Haz un cuadro con clavos e hilo para #elretopinterest

Por fin he llegado a uno de los #elretopinterest que cada mes lanza Marta de Scarlata y el Señor Don Gato II. Este mes nos retaba a hacer un cuadro con clavos e hilo y esta es mi aportación: una flecha que he puesto en un rincón de mi espacio de trabajo y que me recuerda que siempre tengo que mirar y seguir hacia adelante:
Nunca había hecho uno pero es muy fácil e intuitivo. En una tabla, corcho u otra superficie dibujáis el motivo que queréis hacer, seguidamente ponéis clavos por todo el contorno y por último vais pasando un hilo de uno a otro.
Lo mejor de todo es que no hay reglas, se puede hacer libremente o siguiendo un patrón pero el resultado os va a quedar bonito y original.

Es muy rápido de hacer y aunque no tengáis maña con el martillo no os preocupéis porque los clavos se meten en la madera sólo lo suficiente para aguantar el hilo, así que es difícil que queden torcidos.
Os dejo unas fotografías donde se ve el paso a paso de esta manualidad. La modelo es la niña, que en cuanto vio cómo quedó el mío le faltó tiempo para pedirme una madera (pintada con chalk paint como la mía, ojo), un corazón dibujado e hilo rosa.
El material necesario es:
– Hilo, lana, cuerda, según lo que se quiera crear y el tamaño de la base.
– Clavos, grandes o pequeños también según dónde vayáis a hacerlo, no es lo mismo una maderita como estas que usamos nosotras que un mural de madera aglomerado, homigón, etc.
– Martillo para clavarlos, el mío no salió porque no está para enseñar.
– Dibujo con el motivo que queramos hacer, lógicamente adaptado a las medidas de la base. Os sugiero que en el mismo pongáis ya los puntos donde irán los agujeros porque aquí es más fácil calcular la distancia entre ellos.
El primer paso es centrar el dibujo en la base y con uno de los clavos ir marcando los puntos donde irán el resto. Aquí golpearemos suavemente con el martillo porque sólo queremos la marca, no clavarlo:
Es muy práctico hacerlo así porque a la vez que marcáis el dibujo haréis un agujero en el que luego será más fácil y cómodo clavarlos definitivamente:

El tercer y último paso es ir pasando el hilo de un clavo a otro. Sin orden, siguiendo un patrón, uno sí y otro no, que se crucen sólo en el centro, de cualquier forma que lo hagáis quedará bonito y original:

¿Qué os parece cómo ha quedado? ¿Creéis que os animaríais a hacer uno? Si queréis más inspiración en el blog Scarlata y el Señor Don Gato II estaremos [email protected] [email protected] participantes en el reto.
¡Que paséis un feliz fin de semana!

Lee el post original