Entradas

Tarjeta de Scrapbook con Washi Tape

Cómo hacer una tarjeta fácil para regalo con técnicas de scrapbook y utilizando washi tape

Hoy vamos a ver cómo podemos utilizar las cintas de washi tape que tenemos por casa para hacer una tarjeta de regalo. Lo primero, dejar claro que soy una recién llegada al mundo del scrapbook. Así que si por aquí hay gente que hace scrap de verdad, y del bueno, que no me lo tenga en cuenta, ok? 😉
Tarjeta de scrapbook con washi tape.

Yo hice ésta como muestra para un taller, y no tengo fotos de todo el paso a paso, pero como es muy fácil, os lo explico sin problema. ¿Queréis saber cómo?… ¡Seguid leyendo!

La base es una cartulina blanca normal en tamaño A4. Se dobla por la mitad, ayudándonos de una plegadera de papel o, si no tenéis, podéis usar la trasera de una cuchara.
Después, elegir las cintas de washi tape que queráis utilizar (éstas las compré en washitape.es ), de manera que la composición quede bien coordinada. Comenzad pegando el primer washi tape, a 1 cm. del margen. Dejando unos milímetros entre si, se pegan las otras tiras de washis.
A continuación, con la ayuda de un troquel, hice los dos cuadrados en cartulina coordinada con los washi tapes, uno blanco y otro azul. Si no tenéis troqueles grandes, podéis recortar dos círculos con las tijeras, que os quedarán igual de bien. O, incluso, hacer los cuadrados con tijeras de manualidades. Luego, los pegué a la cartulina con almohadillas adhesivas 3-D que le aportan volumen, y que quedan fantásticas… a todo el mundo gusta. En el cuadrado azul, además, coloqué una de las palabras de la cinta de washi tape.
Como remates decorativos, un pequeño lazo de cordón natural, anudado a la cartulina previamente perforada con un punzón. Un botón de madera en los mismos tonos que el washi tape, pegado con silicona o con cinta adhesiva de doble cara. Y tres pequeños troqueles de flor, realizados con el otro washi tape.
Como veis, es una tarjeta fácil de realizar y el resultado es muy vistoso. Si tenéis washi tape por casa, el resto son materiales corrientes y fáciles de conseguir en cualquier papelería. Animaros a hacer vuestras propias tarjetas y a quedar como reyes… nada que ver con las tarjetas normales que compramos ya impresas… 100% personalizadas y handmade total.
Besines y ¡Hasta pronto!

Nota 1: Éste “hasta pronto” no sé cuándo será… comienzo de vacaciones escolares, verano, playa… lo que ya os conté el año pasado, sigue en vigor 😉

Nota 2: No sé qué pasa con las fotos en blogger. Os aseguro que mis originales no se ven así 🙁

Lee el post original

tarjeta para "malas hijas"

A mí no me engañáis, seguro que la mitad de vosotras no tenéis aún el regalo para el Día de la Madre, por increíble que parezca, yo tampoco.
Digo increíblemente porque la mayoría se piensa que debo ser una hija super detallista con mi señora madre, pero la verdad es que nunca nos hemos tomado este día muy en serio, a ver, yo a mi madre la quiero/la amo/la idolatro/la detó pero ella no necesita regalos materiales, le hace más ilusión ir al cine juntas o algun plan similar. De todas formas, desde que tengo el blog me veo en la obligación de regalarle algo por este día, el año pasado hice una tarjeta de punto de cruz, y este año repito con una tarjeta para malas hijas.
¿Por qué para malashijas? Si conocéis el fantástico Club para Malasmadres me entenderéis. Esta tarjeta es un DIY de urgencia, para todas aquellas que no tenéis nada preparado (sois unas cutres a ojos de El Corte Inglés) pero tampoco tenéis los materiales necesarios para hacerle algo en condiciones. De hecho, yo misma la he hecho aprovechando el cartón de los sobres de correos que siempre guardo por si acaso, pero puedes hacerla con el cartón de los cereales, por ejemplo, como las libretas que os enseñe aquí.
¿Vamos a la obra, malashijas?

Materiales:

  • Sobre de cartón, o cartón de alguna caja o similar que quieras reciclar
  • Tira de encaje
  • Tabla de corte
  • Cúter
  • Lápiz y rotulador negro
  • Pegamento para papel
  • Todos los elementos decorativos que se te ocurran
Lo primero de todo es cortar con ayuda del cúter la tarjeta en tamaño folio o del tamaño que prefieras

Con el cúter de nuevo, recorta el hueco de las letras para poner debajo una base de color con la tira de encaje pegada. Pega por dentro otra cartulina del color que te guste para poder escribir sobre ella la disculpa a tu madre por este regalo tan cutre, pero ojo, siempre con mucho amor. 😀

¿Gracias mamá? Debería poner un Perdona mamá…
Con esta tarjeta matamos dos pájaros de un tiro, por un lado, te quitas de en medio el cartón que tuvieras por casa, y, de otro, conseguimos una tarjeta de malas hijas para nuestra madre que se merece todo excepto una cutre tarjeta como ésta, pero ella te lo perdonará como te lo perdona todo e incluso te dará las gracias porque aunque tú seas una “malahija” ella es una madre excepcional.
Adviértase el tono irónico de este post sobre el día con pajarillos y nubes de colores llamado Día de la Madre.

Con esta tarjeta participo en la Fiesta de Enlaces del X Desafío Diogenero

Visita la entrada original AQUÍ