Entradas

CESTA DE TRAPILLO PARA DECORAR HABITACIÓN DE BEBÉ

Las habitaciones para bebés son adorables, se pueden decorar de manera muy sencilla pero con elementos que le den calidez como con una alfombra o un cesto de trapillo por ejemplo y quedan preciosas.

Esto es lo que buscaba cuando pensaba preparar un regalo para una futura mami que esta esperando gemelos, los muebles de la habitación se que son blancos, y pensé que unas cestitas de conjunto de un color crudo podría quedar genial.

Así pues me puse manos a la obra y hice estas cestas, el patrón para la base y el cuerpo os dejo aquí el link, pero ten en cuenta que el punto utilizado para el cuerpo no es punto bajo como el del tutorial, sino un punto parecido que yo le llamo punto cruzado, te lo muestro aquí.

Los botones también los he hecho yo misma, os dejo aquí el link de cómo hacerlos.

La verdad es que cuando he terminado los cestos me han encantado el resultado, son ideales para decorar una habitación de bebé, espero que le gusten a la destinataria, pues si fueran para mí me haría mucha ilusión. También los puedes rellenar de pañales, ropita, muñecos de peluche, colonias y todo lo que se te ocurra y seguro que la mami va a estar encantada.

Así pues espero que cuando la mami abra este paquete le guste lo que hay dentro!

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Murales de tela

Hace casi 3 años que estamos en nuestra casa y que arreglé la habitación de mi hija pero aún no os he enseñado el mural de tela… imagino que es porque inicialmente debían ser los músicos de Bremen pero casi 3 años más tarde sigue estando solo el burrito 😉

Me gustan mucho los vinilos pero una de las pegas de nuestra casa es que tiene tooodas las paredes estucadas. Yo odio el estucado pero, ¡todo no se puede tener! Así que optamos por recortar siluetas en tela y pegarlas en la pared.

Usé cola blanca (de la de papelería) diluída en agua y casi 3 años después, sigue perfecto en la pared así que ya sabéis como conseguir un mural bonito y barato 😉
Como veis, en la habitación no hay “nada” pues únicamente la usamos para dormir así que sólo tenemos muchos libros para leer antes de acostarnos. Los juguetes los dejamos para la habitación de jugar y para el resto de la casa…
Cuando la arreglé, la decoré para la niña (la “mayor”) pero como en casa nadie tiene una cama “oficial” y dormimos todos mezclados, después cambiamos a un colchón de matrimonio. Leemos los cuentos todos juntos y después yo me llevo la/los peques a la habitación de enfrente dónde dormimos mi costi y yo. Ahora que la cuarta ya ha llegado, en nuestra habitación hemos puesto una cama de 2x2m más otra de 60cm (ocupan todo el ancho de la habitación!) y así por las noches vamos libremente todos de una habitación a otra 😉

Lee el post original