Entradas

Floreros reciclados

Para el que no lo sepa aún.. nos casamos! Y con esto de la boda se ha despertado aún mas el instinto manitas de todoloquepuedashacerhazlotumismo y notiresesoquesilopintamossirve.

Total.. que lo primero con lo que nos pusimos en cuanto a la decoración fue a los floreros para decorar las mesas. Comenzamos a guardar botes y le pedimos al resto de la familia que hiciera lo mismo, botes del café, de los garbanzos, de mermelada, de olivas…

Cuando ya tuvimos un montón, dedicamos un buen rato a eliminar por completo las etiquetas. Para ello pusimos los botes en un barreño con agua bien caliente y luego con la cuchilla para cristales (la de la vitro) acabamos de quitar los restos mas pegados.

Una vez limpios y secos, y con los botes de pintura en spray ya comprados llegó la hora de pintar sin parar. Simplemente aplicar un par de capas, dejando que seque bien entre una y otra, unos 15 minutos. Es importante aplicar el spray desde una distancia suficiente para evitar que se acumule mucha pintura en el mismo sitio y que se produzcan gotas o chorretones, por eso preferimos dar dos capas finas que una, asi aunque en la primera no quede todo bien cubierto nos aseguramos de que no nos excedemos.

El último paso, con cuerda que compramos en un bazar, fuimos enrollando la parte superior para disimular la rosca para la tapa y darle el toque rústico que queremos.

Este es el resultado:

Lee el post original