Entradas

PEINADO BODA DIY


Seguro que muchas tenéis una boda, comunión o celebración importante a la vista, por eso os traigo un tutorial muy sencillo de como hacerse este peinado, pero sobre todo como lograr lucir una melena con mucho volumen.

Este peinado se lo hice a mi hermana para una boda que tuvo este fin de semana. Yo creo que iba muy guapa y le favorecía mucho 🙂

No se tarda más de 15 minutos y el resultado es muy elegante.






Si os guste el maquillaje, deciros que es muy sencillo, delineado negro, un poco de sombra color topo brillante, colorete, labios rosa claro y poco más, y es que uno de los grandes errores es experimentar en este tipo de celebraciones, donde esté un maquillaje sencillo que se quite todo lo demás!




Espero que os guste y gracias por los comentarios!!



Lee el post original

DIY: Mini piñata

¡¡Buenas tardes!!
Para hoy, os traigo un tutorial muy fácil, y con elementos que todos tenemos en casa, y sobre todo… algo que gustará mucho a los niños de la casa, tanto el momento de hacerlo, como el de… ¡¡romperlo!! ¿De qué estoy hablando? De una mini piñata casera.

¿Qué necesitamos? Un rollo de papel higienico, un papel de magdalena, papeles de seda, pegamento, un cordel, una bolsita de plástico, y ¡chuches!
Puesto que vamos meter cosas de comer dentro, he preferido forrar el rollo de papel higienico por dentro, con el plástico de la bolsa donde estaban las chuches, por higiene, más que nada.

Lo siguiente será hacer la tapa de la piñata con la capsula de magdalenas. Se corta un circulito de cartulina (o de otro rollo de papel), y se mete el cordel dentro. A continuación, se hace un hueco en el papel de magdalena, y se pasa el cordel por dentro. El círculo y el papel de magdalena se pegan (en este caso con cinta de doble cara). De esta forma, cuando tiremos del cordel, caerá toda la capsula de magdalena, y con ella las chuches.
Se pone en el fondo del rollo de papel, y se pega con un poco de celo.

Ahora hay que decorar la piñata. Para ello necesitaremos tiras de colores de papel de seda, a las cuales se les harán unos pequeños cortes. Tras esto, se van pegando por la parte no cortada, uno tras otro, uno tras otro (y si sois más curiosinos que yo, sería de agraecer, que menuda armé). Para hacer el final, se puede poner un washi, y debemos hacerle dos pequeños agujeros al rollo, para pasar el cordel (si es que tenemos pensado colgarlo).

Y por último, los más importante: meter las gominolas dentro. Y ahora… ¡¡A tirar de la cuerda y comer chuches!!

¿Qué os ha parecido? Fijo que si les proponeis a los peques comer unas cuches, ¡¡ellos estarán encantados de hacer una mini piñata así!!

Lee el post original