Entradas

Recicla conmigo: Diadema de trapillo

Hola amigos,

¿Recordáis el tutorial de cómo hacer un chalequillo con una camiseta vieja? Pues hoy tenemos una especie de segunda parte. Si, como os avisé, no tirasteis los recortes, es el momento de sacarlos y ponerse manos a la obra.

Os dejo con el vídeo y con el paso a paso:

Yo os los voy a explicar con los restos de la camiseta del tutorial anterior, pero podéis coger las tiras de otra camiseta o de donde querías. Vais a necesitar:

– Tela de camiseta/ trapillo
– Tijeras
– Fiso/clips/pinzas

De la camiseta, me sobraron las mangas, el cuello, el dobladillo y unas tiras de alrededor del cuello. Para hacer esta diadema me voy a quedar con las mangas y con las tiras del cuello.

Cogemos la manga y cortamos 5 tiras de un 1/1,5 cm. Dos de cada lado y la quinta del lado que queráis. Abre las tiras y estiralas para que se enrollen un poquito.

Cogemos los 5 cabos de las tiras con fiso o pinzas para facilitarnos el trabajo y comenzamos a trenzar. Cuidado de poner todas las tiras con la misma orientación. El orden es el siguiente:

– La 1º tira pasa por encima de la 2º
– La 3º pasa por la que ahora es la 2º
– La 5º pasa por encima de la 4º
– La 3º por encima de la 4º

Esta secuencia la repetimos hasta tener una trenza del tamaño que queramos. Según la longitud que hayamos conseguido tenemos 2 opciones. Si es suficientemente grande, anudamos los 2 cabos de la trenza entre ellos y listo. Si no es así, cogemos otras dos tiras, las estiramos y unimos los finales a los cabos de la trenza. Recorta los sobrantes.

Si los nudos finales os quedan demasiado feos, podéis ponerle otro trozo de camiseta para taparlo. Y si lo que queréis es reforzarlos, dadle unas puntadas.

Eso es todo, ¿Qué os parece la idea? De una camisera vieja hemos sacado un moderno chalequillo y una diadema a juego.

Como os digo siempre, si os atrevéis a hacerlo me encantará ver vuestros resultados, mejoras o sugerencias. A ver si empezamos a llenar la galería de “Tus cosas”.

Un beso y pasad un buen fin de semana.

Lee el post original