Entradas

DIY : HAZ TU PROPIO PACKAGING


Muchas veces, queremos regalar una manualidad hecha por nosotros pero no encontramos o es muy difícil dar con una caja que encaje con el tamaño de nuestra labor. O son muy pequeñas y no caben o son muy grandes y el objeto baila en el interior…
¿Solución? Hacerla a medida.

Os voy a enseñar la que suelo hacer yo para mis packagings.


Lo primero que vamos a hacer es medir el tamaño que va a tener la caja.
Para ello, he cogido este llavero que os enseñé hace poquito, lo he puesto sobre una carpeta con cuadrícula y he dibujado un cuadrado. El tamaño justo para que quepa lo que queremos poner, pero no muy grande para que de vueltas dentro. Y os preguntareis, ¿Y por qué sobre una cuadrícula y no sobre un folio en blanco? Porque los cuadraditos nos sirven de guía, ya lo veréis…
Lo medimos para que sea un cuadrado perfecto, es decir, que sea, por ejemplo, de 10cm x 10 cm. Pero no puede haber un lado que sea más largo que otro (entonces no sería un cuadrado! jeje). Por eso, los cuadraditos nos van a venir muy bien, en ausencia de regla, podremos contarlos y sabremos que es un cuadrado perfecto.
De todas formas, yo he cogido un compás (yo conservo el mío del cole!! Hace poco lo rescaté de mi antigua habitación ;-p ) para hacer las comprobaciones. Además, el compás me servirá para hacer el trazado de las tapas de la cajita, tal y como os voy a enseñar ahora


Si no tenéis compás, podéis probar con algo redondo, una tapa, un CD, pero como no lo he probado, no sé cuan perfecto puede quedar…..
Bien, vayamos pues, con el compás:
Colocamos la aguja del compás en una punta del cuadrado y medimos el ancho. Trazamos un circulo, no hace falta hacerlo entero. Ahora vamos a la otra esquina, y trazamos un nuevo círculo hasta la intersección con el círculo anterior.


Repetir con los otros 3 lados hasta completar el dibujo que veis.


Ahora viene la prueba de fuego: Recortar y comprobar que nuestro objeto cabe perfectamente en nuestra caja.
En mi caso, me he dado cuenta que mi maquinita de fieltro es demasiado ancha y las tapas no llegan a tapar del todo mi regalo, cachissss, tengo que hacer caja una más grande!
(si os pasa esto no desesperéis, tardamos 2 minutos en volver a dibujarla).
Vuelvo a comprobar….


Ahora sí ! 🙂
¿véis que me sobra espacio para poder cerrarla? Perfecto.

Una vez tengamos nuestra plantilla hecha, la traspasamos a nuestra cartulina, cartón, o lo que vayáis a utilizar como packaging.


CONSEJO: Dado mi error anterior, os voy a dar otro consejo muy útil. Si nuestro objeto es muy grande, es posible que nuestra plantilla no entre en la hoja (tal y como me ha pasado a mi!!! Seguro que os habéis dado cuenta!! jaja). Como de errores se aprende, si veis que os va a pasar lo mismo que a mí, en lugar de dibujar el cuadrado recto, ponerlo de lado, como si fuera un rombo, tal y como he hecho yo en la plantilla final. De esta manera aprovechamos la cartulina al máximo y nos cabe perfectamente ^_^

Una vez hayáis recortado el original, lo que tenéis que hacer es doblar las líneas rectas, dándole forma al cuadrado, que será la base de nuestro paquetito.

Por último, para cerrarlo, le haremos 4 troqueles en las puntas, por las cuales le pasaremos una cinta y haremos un lazo bien mono. La verdad, yo me he pasado con el agujero, vosotros hacerlo más pequeño que os quedará mucho más mono!! (otro consejo :-p)

Para rematar, una tarjetita de vuestro blog y una nota escrita a mano 😉


Como veis, es bastante simple, más de lo que pudiera parecer.
Como este regalo era para un chico no he querido decorar la caja, pero si hubiese sido un regalo de chica, seguro que le hubiera puesto alguna decoración más, algún corazoncillo, algo rosa…. ya me entendéis… ji ji

Espero os haya gustado 🙂

Visita la entrada original AQUÍ