Entradas

Transfer en tela, cómo estampar imágenes

Quien nos sigue habitualmente sabrá que somos muy aficionados a la técnica del transfer. Nos gusta estampar imágenes sobre cualquier tipo de superficie y conseguir de este modo personalizar al 100% las piezas que estamos decorando. Posiblemente lo más complicado sea hacer un transfer en tela. En parte porque, como sabéis, telas hay muchas y es muy complicado encontrar una técnica que valga para linos, sedas, gasas, algodón, vaqueros… Y porque la tela se lava. Un pequeño detalle que hace que siempre sea más complicado mantener la tinta y que el diseño que hemos estampado nos dure. Para llevar a cabo un transfer sobre tela nos encontramos con varias opciones: podemos usar líquido de transfer  (también se llama gel de transfer) o podemos usar barniz en spray. Este post se centra en la última de las alternativas porque creemos que puede ser la más limpia. Me explico. Cuando usas líquido de transfer creas una calcamonia de la imagen con el líquido y es habitual que siempre tenga algo de grosor, lo que hace que se note el borde. En cambio con el barniz en spray, la tinta se levanta del papel y se estampa sobre la tela. Son dos formas distintas, que logran dos transfer en tela diferentes y por eso queríamos hoy contaros paso a paso cómo hacerlo. Delanina es una especialista en este tipo de transfer sobre tela, que a veces decora usando pinturas de colores para personalizar aún más los diseños de camisetas, cojines o bolsas. Nos encantan todos sus trabajos con todo tipo de dibujos, que luego lava en la lavadora. Es decir, que las telas que decora se pueden usar sin problemas.

tutorial-estampar-imagenes-tela-1

Transfer sobre tela.

Paso 1: Rociamos el papel con barniz en spray

Agitamos bien el barniz en spray y rociamos el papel por la cara donde está la tinta. Este paso es fundamental porque tenemos que echar la suficiente cantidad como para que la tinta se levante de la celulosa. Esperamos 30 segundos y directamente colocamos sobre la tela. Lo que se ve en la imagen es la cara de atrás del folio que tiene el dibujo. Se tiene que ver por el otro lado la tinta. De esta forma sabemos que hemos echado bastante cantidad de barniz.

estampar-imagenes-en-tela-1

Echamos barniz en el folio por la parte donde está la tinta hasta que transparente por detrás.

Paso 2: Estampamos la imagen

Dejamos caer el folio sobre la tela y con una cuchara hacemos presión en circulos sobre el papel. No olvides que estamos haciendo un transfer sobre tela y por tanto debes de juntar la cara con la tinta y la tela. Una vez que colocas el papel, ves pasando la cuchara, presionando en círculos para generar el calor necesario. Os recomiendo que sigas un orden. Si empiezas por la esquina superior derecha puedes ir moviendo la cuchara en horizontal hasata llegar al otro extremo y bajar. Sigue un orden porque así te aseguras de pasar por todo el folio. Antes de que me lo preguntes. No se puede usar plancha. Ya la he usado yo y no vale. Da demasiado calor y pega el papel con el barniz a la tela sin estampar la imagen. No es buena idea!

transfer-en-tela-con-barniz-1

Presionamos pasando la cuchara.

Paso 3: Planchamos

Pasamos la cuchara varias veces hasta asegurarnos de que la tinta queda bien fijada en la tela. Una vez que la imagen queda estampada podemos planchar la tela sin vapor para que el calor ayude a fijar la tinta y podamos lavar nuestra creación en la lavadora.

estampar-imagen-tela-1

Transfer sobre tela y folio que hemos estampado en la tela.

 Trucos y cuestiones importantes sobre el transfer en tela con barniz

  • No todos los barnices en spray valen para hacer este tipo de transfer en tela. Es fundamental que el barniz sea sintético. Tiene que tener una base de disolvente que es lo que hace que la tinta se despegue de la lámina de papel. Os dejamos una imagen del barniz que hemos utilizado nosotros. Es de la marca Luxens de Leroy Merlin.
barniz-para-estampar-imagenes-1

Barniz en spray para hacer transfer sobre tela.

Las imágenes tiene que estar volteadas. Cuando hacemos un transfer en tela, especialmente si queremos estampar letras, tenemos que tener en cuenta que al colocar el papel estamos girando la foto o dibujo. Por tanto cuando sacamos la copia por la impresora es recomendable que hayamos hecho lo que en Photoshop se llama “Voltear lienzo horizontal” o en otros editores de imagen denominan “Efecto Espejo”.

imagenes-para-transferir-1

Imágenes para transferir.

  • Tratar de evitar los fondos llenos de detalles. Como veréis en la imagen, los diseños que seleccionamos tenían demasiados detallitos en el fondo y eso hace que no salga nítido. Lo mejor es emplear diseños con las líneas muy delimitadas y con bastante contraste entre blancos y negros.
  • No usar impresora de inyección de tinta porque tiende a emborronarse y por tanto se mancha bastante la tela.
transfer-en-tela-1

Imagen estampada en la tela.

 

La entrada Transfer en tela, cómo estampar imágenes aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Masterclass de transfer con Blanco de Zinc y Generación 43

El sábado fue un día gris y lluvioso de esos en los que quieres quedarte en casa y tirarte en el sofá, arroparte con una manta y ver una peli, pero tenía un plan mucho mejor. Generación 43 me había invitado a asistir a un taller de…

Masterclass de transfer con Blanco de Zinc y Generación 43 ha sido publicado originalmente en Fábrica de Imaginación · Moda y Diseño DIY. Puedes seguirme también en FacebookInstagram, y Pinterest.

Lee el post original

CAJA DE MADERA DECORADA CON FOTO TRANSFER

10-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-resultado-final

Hoy os vamos a enseñar cómo hemos decorado una caja de madera con la técnica del FOTO TRANSFER ¿Os acordáis de las calcomanías? Pues la técnica es la misma.

Como veréis nosotras hemos escogido una caja de madera con asas y sin tapa y una imagen de unos botes de pintura porque vamos a usar la caja para poner un poco de orden en todos los botes de pintura y pinceles que tenemos en casa.

MATERIAL NECESARIO:

  • Caja de madera
  • Impresión láser de la imagen que queremos transferir
  • Cola para foto transfer
  • Pincel o Paletina
  • Esponja y agua

01-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-material-necesario

MANOS A LA OBRA!!!

Paso 1: con la paletina ponemos una capa de cola para foto transfer en la parte impresa de la imagen.

02-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-aplicamos-la-cola-para-foto-transfer-en-la-imagen

Paso 2: ponemos otra capa de la misma cola en la parte de la caja donde vamos a poner la imagen.

03-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-ponemos-la-cola-foto-transfer-en-la-superficie-que-vamos-a-decorar

Paso 3: pegamos la imagen a la caja, es importante que quede bien pegada y que no queden burbujas. Es importante que se seque bien, hay que dejarlo secar un mínimo de ocho horas, ya que si lo quitamos antes de tiempo la cola no habrá hecho la transferencia de la imagen.

04-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-pegamos-la-imagen-a-la-caja

Paso 4: con una esponja húmeda vamos mojando el papel hasta que quede blando.

05-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-con-una-esponja-humedecemos-la-superficie

Paso 5: con la yema de los dedos vamos quitando la celulosa, es importante hacerlo poco a poco y con movimientos circulares, si vemos que el papel se va secando volvemos a mojar.

 

06-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-retiramos-la-celulosa
07-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-el-dibujo-va-apareciendp

Paso 6: cuando ya no quede nada de celulosa, limpiamos con un trapo suavemente y volvemos  dar otra capa de la cola para proteger la imagen.

08-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-limpiamos-todos-los-restos-de-celulosa
09-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-nueva-capa-de-foto-transfert

Aquí tenéis el resultado, la caja decorada con la imagen y las pinturas ordenadas.

10-decoramos-una-caja-de-madera-con-foto-transfer-resultado-final

De momento hemos decidido dejarla sin barnizar pero a lo mejor con el uso le tenemos que dar una capa de barniz.

Esperamos que os haya gustado, nosotras era la primera vez que usábamos esta técnica y nos ha encantado, seguro que la usamos para otros proyectos DIY.

Lee el post original

Como hacer Transfer en Tela con Barniz

Hola, hoy te quiero enseñar cómo hacer transferencia de imágenes de una forma fácil y sencilla sobre tela.

cojin con falso transfer

Hace unas semanas fui a unos talleres super molones en Leroy Merlin Oviedo, y uno de los que asistí fue el de transfer sobre telas, en concreto hicimos transfer en un cojín.

taller transfer leroy merlin

Como pasó en otros talleres a los que he asistido, teníamos una mesa preparada con los materiales necesarios para hacer el taller. Lo imprescindible es, la tela a decorar, algo para apretar sobre el papel que queremos transferir (a falta del rodillo ese, la cucharilla de plástico va genial), barniz y el dibujo a transferir (como en el transfer normal debe imprimirse en impresora laser y si son letras imprimir de forma inversa).

materiales taller transfer

Lo que hay que hacer es mojar el lado impreso con bastante barniz, se debe de ver bien el dibujo si lo miras por detrás, y antes de poner en la tela, dejamos reposar unos minutos.

haciendo transfer con barniz

Luego se coloca en la tela (la parte mojada va para la tela), se pega con cinta de carrocero bien estirada, para que no se mueva el papel, y se pasa con el instrumento que tengamos para apretar sobre la hoja, para ayudar en la transferencia. Sirve cualquier cosa con la que podamos apretar la hoja a la tela, después de unos minutos, levantamos una esquina para comprobar si la transferencia está hecha.

haciendo transfer con barniz2

Y una vez que veamos que si se ha pasado a la tela, levantamos el papel, y dejamos secar la tela.

transfer en tela con barniz

Y ya tenemos nuestro cojín decorado. Yo le puse el mismo mensaje por los dos lados… Y sólo me faltaba el toque final de ponerle los pompones negros (este ere mi proyecto para el Aprendiendo de Todo un Poco de Anna, pero no llegué a tiempo, la verdad que acabé ayer los pompones, como son super pequeños, se me deshacían, y bueno ayer tuve la paciencia de hacerlos, y coserlos a mi cojín molon).

cojín con pompones

Que te parece el cojín?? Y esta forma de hacer transfer?? La conocías?? Yo me quedé flipada, no se si por los gases del barniz que echamos allí todas las asistentes, o por la técnica que me encantó… Cada vez que voy allí aprendo algo nuevo y genial, así que estoy super contenta con que en mi comunidad hagan estas cosas… Muy fan de Leroy Merlin Oviedo… Por cierto, para el próximo finde hay una actividad muy molona, yo no puedo ir, tenemos ya planes en familia, pero tiene muy buena pinta el plan…

Saludines y buen día…

Lee el post original

diy: tote bag con transfer

Hoy os traigo un DIY que realicé hace algunos meses, ya que el resultado final fue parte del regalo del amigo invisible veraniego (el regalo que yo recibí os lo enseñé la semana pasada en los flechazos). Se trata de un tote bag hecho con transfer y chalk paint. ¡Fácil y con miles de posibilidades!
Esta técnica nos permitirá decorar tote bags con la imagen que queramos y hacerla totalmente personalizada. Además, yo añadí un toque de color gracias a la pintura chalk paint.
Para hacerlo necesitaremos una imagen impresa con láser (no vale impresora de cartuchos) y un transferidor de imágenes. Como os he contado en otros tutoriales con esta técnica, yo la compré en Amazon por comodidad pero encontraréis varias marcas en el mercado. 
Por lo tanto, resumen de materiales utilizados:

– Un tote bag
– Transferidor de imágenes
– Imagen de piña impresa con láser
– Dos colores distintos de chalk paint
– Pinceles
– Una esponja y agua

El proceso es muy sencillo. Primero pinté el tote con chalk paint, creando un triángulo con dos colores diferentes. Para ello, me ayudé de un poco de washi tape que usé para marcar la forma. Luego, dejé secar bien (lo mejor es de un día para otro).
Ahora toca proceder con el transfer. Recorté la piña todo lo que pude, y le apliqué transferidor por la parte impresa. Después, lo colocamos sobre el tote, y con un cartón o un papel alisamos la imagen sobre la tela para eliminar los restos de transferidor. 
Lo dejamos secar, como siempre os digo, cuanto más, mejor. Después, para mostrar nuestra imagen, nos ayudaremos de una esponja húmeda. Con ella iremos rozando el papel blanco, que se irá abriendo haciendo “virutillas” y dejará que veamos nuestra imagen. Hay que ir con cuidado para no levantar el dibujo, aun así yo levanté un poco el dibujo por un par de sitios, pero ese toque “handmade” a mí me gusta. 
Dejamos secar un poco, si vemos que se blanquea volvemos a frotar con la esponja, y cuando ya lo tengamos listo si queremos podemos barnizar un poco con spray. ¡A mí me encanta cómo quedó!
No sé cómo estará actualmente, ya que está en las manos de Silvia desde hace más de dos meses, pero espero que le gustara, ¡y a vosotras también!
¡Feliz día!

Bandeja decorada, cómo proteger un transfer con resina

Hasta ahora para proteger un transfer solo habíamos usado barniz o cera (Si quieres ver más post sobre transfer, pincha AQUÍ). Como sabéis ambas alternativas sirven tanto para que la imagen gane nitidez como para protegerlas. En el caso de la cera, el efecto siempre es más envejecido, aunque por contra podemos emplear ceras teñidas de colores para modificar el color de la imagen. Ahora queremos dar un paso más y darle un efecto cristalizado a nuestros transfer. Se trata de que parezca que hemos colocado un cristal sobre la imagen, aunque en realidad no lo hagamos. En el post anterior, os empezamos a explicar qué es esto de la resina. Se trata de un material que encontramos en formato líquido y que al mezclar con el endurecedor crea una capa transparente, pero sólida. En definitiva un efecto acristalado. Como acabamos de empezar a curiosear con este material queríamos ver cómo se comporta en diferentes superficies. Hoy os contamos cómo proteger un transfer con resina y todo lo que nos ha sucedido en el proceso. Voy avisando que este efecto a cristal roto que nos ha quedado ha sido un accidente. Nosotros os lo contamos y vosotros valoráis si os apetece aplicarlo a algunos de vuestros trabajos.

transfer decorar bandeja madera 1

Bandeja decorada con un transfer antes de echar resina.

bandeja decorada diy1

Cómo proteger un transfer con resina.

Materiales

Paso 1: Cambio de color de la bandeja

Volvemos una vez más a tirar de la pintura de tiza para decorar nuestra bandeja. Hemos elegido un gris muy claro.

Paso 2: Hacemos el transfer

Aquí nos surgió una pequeña duda. El papel que queríamos usar puede cortarse y pegarse directamente sobre la superficie o puede emplearse el reverso de la lámina para hacer un transfer. Ya os hemos contando que son hojas que tienen el mismo dibujo por las dos caras: uno del derecho y otro del revés. Y ante tantas posibilidades no entraron las dudas: pegamos o transferimos. Pegado se notaban mucho los bordes, así que decidimos transferir.

transfer bandeja diy 1

¿Decoupage o transfer?

Dimos una capa de líquido en la superficie y otra en la hoja. Colocamos sobre la bandeja, aplicamos calor con un secador y levantamos la celulosa con un poco de agua. Mojamos los dedos y vamos presionando sobre el papel para quitarlo y quedarnos sólo con la tinta. Dejamos secar, volvemos a pasar el dedo mojado y volvemos a dejar secar. Para rematar aplicamos una capa de barniz en spray.

papel transfer 1

Imagen estampada sobre la bandeja.

Paso 3: Echamos la resina de poliéster

Cómo proteger un transfer con resina es muy sencillo. Normalmente nos vamos a encontrar que las resinas vienen con dos componentes: el líquido y el endurecedor. Hay que echar cuentas antes de hacer la mezcla, ya que es importante mantener la proporción que nos indica el fabricante. Lo habitual es que pongamos muy poca cantidad de endurecedor para mezclar con el líquido. Removemos muy bien y echamos sobre la bandeja. Lo contábamos ayer, pero insistiremos. El olor de la resina es muy fuerte. Realmente más que desagradable, que lo es un poco, es muy intenso y se extiende mucho. Por eso os recomendamos siempre hacer este tipo de trabajos en espacios al aire libre o muy bien ventilados.

resina decorar bandeja 1

Resina de poliéster.

Como queríamos hacer pruebas e ir viendo resultados. Lo que hicimos es llenar la bandeja y colocar dentro, antes de echar la resina, algunos objetos con la intención de observar cómo reaccionaban. En la parte de abajo colocamos una puntilla para ver si la resina afectaba al hilo. Mientras que en la esquina pusimos una llave para observar qué pasaba con el metal.

decorar con resina 1

Experimentos con resina sobre puntilla y metal.

La resina de poliéster tiene un color muy amarillento que puede ser interesante para trabajos de aspecto más vintage, pero estamos investigando porque creemos que la resina de vidrio tiene un acabado igual de transparente, pero incoloro.

Paso 4: Aplicamos calor

NO se aplica calor a la resina de poliéster. Esto queremos dejarlo claro y remarcar que en nuestro caso lo hicimos por ver qué pasaba. Y lo que pasó es que la resina se rompió…

romper resina diy 1

Efecto de cristal roto hecho con resina.

Cuando mezclas y echas la resina ella sola se seca. Insisto, que estamos hablando de la resina de poliéster en concreto. Así que metimos un poco la pata y esto es lo que salió. Otra cosa importante, que fue una equivocación por nuestra parte. Cuando haces la mezcla tienes que estar bien espabilado/a y remover rápido. Nosotros nos pusimos a mover botes y cuando quisimos darnos cuenta el endurecedor no se deshizo bien y por eso aparecen un montón de manchitas rositas. Como véis es un pequeño desastre de proyecto, pero queríamos compartirlo para que si no queréis no cometáis los mismo errores.

diy bandeja 1

Bandeja decorada con transfer y resina de poliéster.

Y con esta bandeja nos sumamos a los Findes Frugales de Marcela.

La entrada Bandeja decorada, cómo proteger un transfer con resina aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Cómo hacer un transfer en FIMO sin gel ni agua

Perdonad, porque llevamos un verano lleno de actividades y hemos estado unos días muy centrados en sacar adelante nuevos proyectos. Estamos experimentando con resinas, transfer, renovación de cocinas, spray, cartón… Y por supuesto, hemos estado haciendo cositas con FIMO. Una de las técnicas que hemos estado trabajando es el transfer sobre FIMO. Como se trata de una arcilla que tiene un enorme poder absorvente os adelantemos que estampar imágenes sobre este material es realmente sencillo y nos puede servir para crear objetos de decoración originales y personalizados. Os contamos en este tutorial cómo hacer un transfer en FIMO. Avisamos: es sólo una técnica de las diferentes alternativas que tenemos para estampar imágenes sobre este material.

transfer diy decoracion 1

Transfer en FIMO.

Cómo hacer un transfer en FIMO: materiales

  • Pastillas de FIMO: color blanco, amarillo, morado y marrón.
  • Cuchilla para cortar.
  • Imagen para estampar sobre el FIMO.
  • Cuchara.
  • Máquina laminadora para alisar el FIMO o rodillo de metacrilato, liso y sin poro, para trabajar el FIMO.
  • Termómetro para el horno.
  • Horno y papel para proteger la bandeja.
  • Metacrilato, cristal o azulejo no poroso que no absorba el color de la arcilla.
transfer vintage fimo 1

Cómo hacer un transfer en FIMO.

Paso 1: Moldeamos el FIMO

Con FIMO podemos crear la forma que más nos guste. Después de darle alguna vuelta quería hacer una especie de medallón que se pudiera acoplar en un marco de resina que teníamos por casa. Para que la superficie quede bien lisa, pero a la vez tenga grosor decidimos crear varias láminas de FIMO de diversos colores. En total, con la ayuda de la máquina laminadora sacamos cuatro rectágulos de FIMO que colocamos uno encima de otro. Una vez que teníamos ese bloque más grueso creado usamos la cuchilla para cortar todas las láminas a la vez y lograr un corte limpio.

cortar fimo cuchilla 1

Cortar FIMO con cuchilla.

Sobre esa forma ovalada colocamos una lámina de color crema. Con FIMO de color blanco, un poquito de amarillo y naranja hicimos nuestro propio color. Mezclamos bien la arcilla, pasamos varias veces por la máquina laminadora y conseguimos una lámina de un color crema que pusimos en la parte superior de nuestra pieza. Con la ayuda de las herramientas para moldear fuimos dando forma a los bordes para dejarlos bien asentados.

pieza fimo

Forma ovalada hecha de FIMO.

Paso 2: Hacemos el transfer en Fimo

Cuando todavía no hemos horneado la pieza podemos hacer el transfer en FIMO. Para la ocasión seleccionamos un dibujo de aspecto vintage que teníamos en una lámina. Lo bueno de esta imagen es que en la propia lámina aparece del derecho y del revés. Es una hoja que tiene el mismo dibujo por las dos caras del papel. Como digo, en una cara encontramos las imágenes y las letras del derecho. Si le damos la vuelta, está lo mismo, pero con efecto espejo. Este papel resulta muy útil para hacer transfer sobre cualquier tipo de superficie. Colocamos el marco encima del papel para buscar algún motivo cuyas dimensiones encajaran en este proyecto. Podéis encontrarlo en la tienda online: AQUÍ.

transfer papel 1

Papel para transferir imágenes.

Recortamos la imagen y simplemente la colocamos sobre la pieza de FIMO. No aplicamos ningún tipo de líquido, ni nada. Sólo la imagen y por la parte donde no está el dibujo movemos en círculos una cuchara para dar calor y presión al papel. Como decía, en este caso vamos a usar unas láminas un tanto especiales. Como se ve en las fotografías, estas hojas de papel tienen el mismo dibujo por las dos caras. En una de ellas está del derecho (como en la anterior foto), por si queremos pegar el papel. Si damos la vuelta a la hoja, nos encontramos con el mismo dibujo pero al revés (como en la siguiente foto), por si queremos hacer un transfer. Por eso si véis en la foto que se ve la imagen del señor del bigote es porque estamos usando este tipo de papel que viene impreso por ambos lados. Pero lo que estamos estampando sobre el FIMO no es la imagen que véis en la foto. Es la que está por la otra cara, la que hace contacto con la arcilla.

como hacer transfer

Transferimos la tinta presionando con la cuchara en círculos.

transfer sobre fimo

Imagen transferida sobre el FIMO.

Este momento es un  tanto delicado. La tinta está fresca y en cuanto pongamos el dedo encima nos la llevamos puesta. Si vemos que ha quedado muy claro, con muuuuucho cuidado podemos volver a dejar caer la hoja y pasamos de nuevo la cuchara. Pero como véis lo podemos hacer porque estamos agarrando en la parte izquierda el papel y no lo hemos movido. De esta forma, podemos echar un vistazo, pero no perdemos la referencia y si volvemos a pasar la cuchara no saldrá la imagen movida.

transfer tutorial 1

Cuadro hecho con FIMO.

Como siempre para que el FIMO se ponga duro metemos la pieza en el horno a una temperatura de 110 grados durante media hora. Una vez que hemos horneado la pieza podemos darle una capa de barniz para protegerlo. Y una vez que hemos colocado el marco podemos ver que tiene muchas posibilidades nuestro pequeño proyecto para decorar muebles, cajas, cubos…

transfer fimo tutorial 1

Cubo metálico decorado con nuestro cuadro DIY,

Trucos y cuestiones a tener en cuenta

Esta forma de estampar imágenes sobre FIMO es realmente sencilla y se puede llevar a cabo en dos minutos sin complicarse mucho la vida. Pero tenemos que tener en cuenta varias cosas. NO se puede hacer con cualquier tipo de papel. No valen servilletas o papeles con impresión láser normales. Podemos transferir directamente porque este papel no absorve del todo la tinta y se queda en la superficie. Algo muy parecido pasa con las impresoras de casa de inyección de tinta. Da la sensación que saturan el papel y posiblemente según sacamos el folio de la impresora podamos hacerlo. Os invito a probar. Busca un dibujo que te guste, sácalo por la impresora de casa (si es de inyección de tinta) y colócalo sobre el FIMO. Pasa la cuchara y a ver qué pasa. Antes de imprimir gira la imagen. Dale efecto espejo para que salga derecha sobre la arcilla. Ya nos váis contando vuestros avances con el FIMO.

La entrada Cómo hacer un transfer en FIMO sin gel ni agua aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Tutorial cómo hacer un transfer sobre madera

Como nos siguen llegando muchos correos sobre la transferencia de imágenes os dejamos hoy un post con un enorme transfer que hemos hecho sobre madera. La idea es tratar de ayudaros con el paso a paso y también ofreceros algunos trucos. Algunos los hemos ido detallando en post anteriores, pero así refrescamos por si alguien tiene dudas sobre cómo hacer transfer sobre madera. Para la ocasión hemos elegido un papel de un metro de ancho de los que tenemos en la tienda online y que usamos bastante tanto para pegar como para transferir la imagen. Puedes ver todos los papeles, AQUÍ. Sin más rodeos, sacamos el papel, la madera, pintura y el líquido de transfer para mostraros cómo hacer un transfer en madera.

transfer papel

Cómo hacer un transfer sobre madera.

¿Qué es un transfer?

La técnica del transfer abarca varios métodos para estampar imágenes sobre cualquier tipo de superficies desde madera, metal, tela a cristal. Nosotros usamos mucho el líquido de transfer para transferir la tinta al material que queremos decorar. Es sólo una de las posibles técnicas que existen y honestamente no creo que sea mejor o peor. Con el líquido hacemos una calcamonía de la imagen y por tanto tenemos que tener en cuenta que la vamos a estampar al revés de como la estamos viendo. Para algunos proyectos funciona muy bien y para otros existen otras. Os dejamos enlace a otra forma de estampar imágenes AQUÍ.

tutorial transfer imagenes

Transfer madera y papel que hemos usado.

¿Qué papeles puedo usar para transferir imágenes?

Pues todo lo que tenga un grosor parecido al de un folio u hoja de oficina. Podemos imprimir desde el ordenador con impresora láser y usar esa hoja para nuestro trabajo. No podemos usar papeles hechos a mano o de fibra como los papeles de arroz porque al tratar de retirar la celulosa nos los vamos a llevar. Lo que podemos hacer con las servilletas es aplicar líquido de transfer o alkil y una vez seco lijarlas. Tenéis un proyecto AQUÍ con servilletas sobre madera.

papel transfer

Papel para transferir sobre madera.

Cómo hacer un transfer sobre madera

Paso 1: Lijamos la madera

Esto es importante porque la superficie tiene que estar muy lisa para que cuando retiremos la celulosa no nos llevemos el dibujo.

Paso 2: Decoramos nuestra madera

¿Esto es necesario? Pues no. Pero si tenemos algún roto en el transfer podemos disimularlo de esta forma. Además, jugar con los colores y efectos de la base puede variar mucho un transfer hecho con el mismo papel. En este caso, lo que hemos hecho es pintar con un gris claro.

pintar madera

Madera pintada.

Una vez que la pintura estaba seca hemos dado una capa de cera teñida de blanco, que hemos dejado reposar durante un día. Con estopa o estropajo de esparto hemos retirado la cera y hemos pasado un paño limpio. La cera en un principio no ayuda a que agarre el líquido de transfer, pero como hemos dejado bastante tiempo desde su aplicación lo que hace es justamente lo contrario. Chupa mejor el líquido.

dar cera blanca

Cera teñida de blanco.

Paso 3: Damos líquido de transfer en la madera y el papel

Damos una capa de líquido de transfer sobre el papel, pero sólo y exclusivamente sobre la parte donde está la tinta. Colocamos sobre la madera, a la que hemos dado una capa homogénea de líquido y colocamos estirando bien y presionando con cuidado para quitar las posibles arrugas y/o bolsas de aire.

 Paso 4: Aplicamos calor o dejamos secar

Podemos aplicar calor con un sacador o una pistola de calor. Tenemos que asegurarnos bien de que el líquido se ha secado y mantenemos durante unos minutos la fuente de calor. Ojo, con cuidado porque podemos quemar el papel. Si no queremos acelerar el proceso, podemos dejar que seque sólo durante unas 10 horas.

Paso 5: Retiramos la celulosa

Mojamos los dedos en agua y vamos levantando la celulosa. Simplemente vamos frotando sobre el papel mojado con cuidado para ir sacando el exceso de papel y dejar a la vista el dibujo. Esa calcamonía que hemos creado con el líquido.

diy transfer

Transfer tras retirar la celulosa.

Paso 6: Dejamos secar y volvemos a levantar la celulosa

Una vez que hemos quitado la capa de papel más grande volvemos a la carga. El transfer con líquido es una prueba de paciencia. Cuando lo mojamos veremos la imagen con total nitidez, pero al secar se pone muy blanco como en la foto anterior. Así que debemos insistir otra vez. ¿Cuándo paramos? Cuando al pasar el dedo no salga papel.

Paso 7: Damos barniz

Para el acabado de un transfer podemos usar cera (queda menos nítido, pero da un efecto envejecido muy chulo), una capa de líquido de transfer o barniz. En este caso hemos dado una capa de barniz al agua en spray de Pinty Plus. Agitamos y damos un par de pasadas. Enseguida el transfer ganará nitidez. Podéis ver la diferencia entre la parte izquierda (donde empezamos a dar barniz) y la derecha, sin barniz.

arreglar transfer

Antes y después de aplicar el barniz en spray.

Una vez seco quedan algunas irregularidades por los restos de celulosa que se levantan con el barniz en spray. Pasamos una lija muy fina y retiramos.

barniz al agua

Barniz en spray al agua.

Y ya tenemos nuestro transfer sobre madera terminado y protegido. Ya os contaremos para qué lo vamos a usar.

transfer terminado

Transfer acabado sobre madera.

Os dejamos un vídeo, que aunque es antiguo, os puede ayudar:

Como es viernes nos sumamos a los Findes Frugales de Marcela. Echa un ojo!

La entrada Tutorial cómo hacer un transfer sobre madera aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Cómo hacer Camiseta Transfer en Casa – Diy: Transfer Paper T-shirt printing

Tutorial para hacer una camiseta con papel transfer en casa. Os voy a explicar una forma muy fácil para transferir imágenes o fotos a cualquier soporte de tela. En nuestro caso vamos a transferir la imagen a una camiseta, pero puede ser también un cojín, una bolsa de tela, un trapo de cocina…

 

Cómo hacer Camiseta transfer en casa. Diy: Transfer paper t-shirt printing

MATERIALES:
  • Papel transfer para tejidos
  • Camiseta
  • Plancha
  • Tijeras o guillotina
Yo he utilizado el papel transfer para tejidos de la marca de Lidl. Lo hay para tejidos claros u oscuros, y resulta de lo más económico que he encontrado con un resultado muy bueno. En tiendas de manualidades e, incluso, en Amazon también lo encontraréis.
La parte cuadriculada del papel es el revés. Se ha de imprimir la imagen que queramos por la parte blanca lisa y con impresora de inyección de tinta. Ésta si es una condición necesaria.
A la hora de imprimir, hay 3 observaciones importantes que demos tener en cuenta:
  • Lavar previamente la camiseta o tejido del que se trate.
  • Escoger en la opción de impresión de tipo de papel, el papel de transferencia. Si la impresora no tiene la posibilidad de elegir ése papel, deberéis hacer la reflexión de la imagen con cualquier programa de edición de imágenes (picmonkey por ejemplo), ya que el dibujo debe imprimirse reflejado en el papel transfer para que luego os quede del derecho. Si no estáis seguros, siempre es mejor hacer una prueba en papel normal.
  • Esperar a que se enfríe unos 5-10 minutos después de imprimirlo.
En el siguiente paso solo hay que recortar la imagen al tamaño que nos guste.
A continuación, planchamos el papel transfer para transferir la imagen a la tela. Se coloca con la cara impresa sobre la camiseta y se tiene que planchar a temperatura alta (algodón/lino) y sin vapor. Se recomienda hacerlo sobre una superficie donde podamos realizar bastante presión a la vez que aplicamos el calor. Aproximadamente, durante unos 3 minutos.
Una vez que tenemos planchada nuestra imagen transferida en la camiseta, deberemos esperar varios minutos para que se enfríe. Una vez esté frío el papel, con cuidado, despegamos una esquina y vamos retirando toda la hoja de papel cuadriculado.

 

Con la imagen ya transferida en la camiseta, volvemos a repasar con la plancha utilizando una hoja de papel antiadherente que el propio paquete incluye. Durante 1 minuto aproximadamente y sin vapor. De este modo nos aseguramos un buen agarre de la imagen al tejido. Dejamos enfriar y retiramos el papel.
En un ratito tenemos nuestra camiseta lista. Podéis imprimir fotos, dibujos o cualquier otro diseño propio siguiendo éste tutorial para hacer una camiseta con papel transfer en casa. 
Espero que os haya gustado y que os animéis a compartir vuestras creaciones con todos en nuestra página de facebook. ¡Me encantará verlo!

 

Lee el post original

diy: camiseta con transfer

¡Hola hola! Hoy os traigo una forma de customizar prendas muy fácil y que nos abre todo un abanico de posibilidades… ¡Con transfer!

Ahora que se acercan las rebajas, yo siempre aprovecho para comprar muchas camisetas básicas. Porque son muy útiles y porque también puedo usarlas luego para customizar. Una de las opciones es hacerlo con transfer.
Digo camiseta pero podéis usar cualquier prenda, siempre que sea clarita. De hecho, yo quería hacerlo con unos shorts, pero eran de vaquero oscuro y no iban a quedar bien. Al final me decanté por una camiseta básica blanca. También podéis ver el capazo que hice el año pasado.
Para hacerlo, hay que utilizar un transferidor de imágenes. Es como un pegamento de cola, y hay muchas marcas distintas en el mercado. Yo he usado el que compré para el capazo, y lo compré en Amazon. De un año para otro ha amarilleado un poco, pero sigue haciendo su función.

Necesitaremos:
– La imagen a transferir. Es imprescindible que esté impresa con láser, no valen cartuchos.
– Superficie clara.
– El transferidor de imágenes
– Agua
– Pincel
– Esponja

El funcionamiento de los transferidores viene a ser como los tatuajes temporales. La tinta pasa de un lado a otro y con agua eliminamos los restos.
Por lo tanto: tensamos la superficie en la que vamos a colocar nuestra decoración.  Podemos colocar también un cartón o algo debajo para separar una parte de la camiseta de otra. Yo usé los dibujos de la libreta de parches, que me parecen muy molones para una prenda de ropa. Los recortamos todo lo que podamos, para que no queden marcas.
A continuación, debemos aplicar el transferidor, con la ayuda de un pincel, en la camiseta y en el dibujo. Os recomiendo que, para evitar que luego deje marca, en la camiseta apliquéis solo la zona exacta. Por lo tanto, una buena opción es colocar el dibujo, marcar con un lápiz cuánto ocupa, y aplicarlo solo dentro del contorno.
Luego, colocamos el dibujo boca abajo y dejamos secar. Ahí cada marca tiene sus instrucciones. Este, por ejemplo, dice que podemos darle 10 minutos con un secador de pelo y listo. Yo preferí dejarlo al aire libre y en un par de horas ya estaba listo.
Para despegarlo, tenemos que mojar y rozar con una esponja. Mojad bien, empapad, que si no no sale. Y con la esponja tampoco os ensañéis, que si no levantaréis el dibujo. Lo ideal es raspar un poco con la esponja y ayudaros de los dedos para ir levantando todo el papel. Veréis que, poco a poco, vuestro dibujo irá apareciendo.
Rasparlo todo bien es un poco rollo pero con un poco de paciencia lo conseguiréis.
Cuando terminé, la lavé a mano para eliminar los restos y las virutas que se habían quedado por ahí, y para poder decir a ciencia cierta si aguanta. ¡Y sí! No lo metáis en la lavadora, pero a mano se queda estupendo.
¡Y listo! Ya tenemos camiseta personalizada. Podéis usarlo con cualquier tipo de dibujo, mensaje, foto… De hecho, si las formas son más cuadradas, y no tan irregulares como las mías, queda mejor.
Un par de consejos para que no caigáis en los mismos errores que yo:
– Como he dicho arriba, aplicad solo el transferidor necesario: el que vaya a coincidir con la imagen una vez la coloque. Que no quede de sobra, porque si no, dejará marca en la camiseta.
– Si vais a colocar un cartón debajo, cuidado: porque las camisetas estas son tan finitas que mi pegamento pasó al otro lado y se quedó pegado. Que luego solo hay que quitar los restos de cartón y listo… Pero yo usé uno de un envío y por dentro hay más de un “Amazon” que se ha quedado transferido, jajaja
– Si véis que se ha quedado la imagen muy blanca, es porque no habéis retirado todo el pegamento. Seguid frotando.
¡Eso es todo!
¡Espero que os guste!
Mañana cambia la dinámica del blog y vamos a empezar con unos contenidos especiales para el verano… ¡No digo más!