Entradas

de cómoda de dormitorio a vajillero de salón

Buenos días!
 
Hoy os enseño el cambio que ha dado la antigua cómoda de mis abuelos…
 
Cuando me cambié a esta casa, quise recuperar varios de los muebles de mis abuelos, dándoles un aire más actual, más en mi estilo…esta cómoda estaba en su habitación, haciendo las veces de tocador, con un espejo arriba…y yo me la quería llevar al salón!
 
Así que me puse manos a la obra…
 
 
 
En su inicio la cómoda llevaba una encimera de mármol, y al quitarla dañó un poquito la superficie, pero al lijar la superficie ya no se notaba…
 
 
Los pasos a seguir son sencillos…lijar, limpiar, decidir colores y pintar!!
 
Utilicé mi pintura de cabecera, la que nunca me falla, pintura acrílica multiusos de Tkrom
 
 
Empezamos!
 
 
Primero apliqué pintura por todos los bordes y con decoración…
 
 
 
 
Las patas tenía claro que no las quería en el mismo color, pero no me decidía, así que las dejé sin pintar para ver el efecto y decidir posteriormente…
 
Los cajones llevaron su trabajo…pero más de lo mismo, lijar, limpiar, pintar…
 
 
…dan ganas de soplar eh
 
Una vez pintado todo el mueble, tocaba decidirse por las patas…
 
 
Finalmente me decanté por hacer una chalk paint casera (muy muy pronto el contrapost a favor de esta, con receta incluida, de mientras podéis ver las desventuras de Helena · Sopa de Sobre con la chalk paint)
 
 
Patas grises!
 
 
 
 
et voilà
 
El porqué de que los pomos tuvieran un toque amarillo, no era otro, que porque el cuadro que ya os enseñé aquí, tiene estos tonos, y me apetecía que todo tuviera un punto de unión…
 
 
 
¿Qué os parece? Os gusta cómo ha quedado?
 
Yo estoy súper contenta, además con esto, completo los puntos 24 y 25 de la Operación, la casa de mi sueños 😛
 
 
 
 
 

Lee el post original

p>