Entradas

DIY: Camiseta de Rayas y Topitos

En mi última escapada a Madrid me hice con un buen acopio de telas. Siempre que voy a Ribes y Casals, termino picando por lo menos 4 o 5 telas diferentes.

Me apetecía hacer una camiseta con caída mezclando una tela de rayas y otra de topos, y encontré dos telas en tonos marinos que eran perfectas.
Había visto varios patrones que me gustaban, pero al final decidí crear el mio propio adaptándolo un poco a mis medidas.

Aviso que es una camiseta oversize, que no queda ajustada, pero es perfecta para llevar con unos vaqueros pitillo.

MATERIAL
  • Material de costura habitual: hilo, aguja, alfileres, jaboncillo,,,
  • Máquina de coser
  • Tela de punto
  • Papel o servilletas

PATRÓN

El patrón incluye márgenes de costura y equivale a una talla 38 para una camiseta oversize (así que para talla 40-42 puede valer pero algo más ajustada).

PASO A PASO
Antes de empezar, os aviso que la tela de punto tiene sus ventajas e inconvenientes:
  • Ventajas:
    • Es elástica
    • Tiene buena caida
    • Hay estampados muy bonitos
    • No se deshilacha
  • Inconvenientes:
    • Es más difícil de coser

Para salvar el gran inconveniente, y siguiendo consejos maternos… hilvané todas las costuras poniendo un trozo de papel debajo (bueno, realmente utilicé papel de cocina). De esta manera, no se estiran las costuras. Además, pude la puntada un poco más grande en la máquina y fuí cosiendo con mucho cuidado de que no se arrugara ni se se estirara.
Si tenéis un poco de cuidado, veréis que no es tan difícil…
El primer paso es cortar las telas.
Tanto la parte delantera del cuerpo como la parte trasera, tienen las mismas medidas.
El patrón de la manga, está hecho para que dobléis la tela y lo coloques al borde del doble.
Debéis tener dos piezas de rayas para la parte delantera y la trasera del cuerpo, dos mangas y un cuadrado para el bolsillo.
El segundo paso es enfrentar las telas del cuerpo y cosérlas por la zona de los hombros, dejando los 40 cm del cuello sin coser.

Una vez que tengáis el cuerpo unido. desplegádlo y cosedle las mangas por la parte superior.

Es el momento de coser el bolsillo:

Antes de empezar a cerrar la camiseta, coged un dobladillo en cada una de las mangas. Yo pase dos pespuntes: uno a 0,5 cm del borde y otro a 0,5 cm del primer pespunte (cuestión de gustos).
Dadle la vuelta a la labor y cerrad los laterales de la camiseta.
Por último, coged un dobladillo en el bajo de la camiseta y otro en el cuello. Yo cogí un dobladillo simple en el cuello y uno doble, igual que en las mangas, en el bajo.

RESULTADO

Lee el post original

Blusa de topitos con mangas de capa

¡Hola!

Domingo de Ramos y tocaba estrenar, ¿no? Si os soy sincera, no pensaba hacerme nada pero tengo la intención de gastar la mitad de las telas que tengo de aquí hasta verano. Así que me dije, ¿por qué no utilizar esa tela preciosa de Tejidos de Moda que me tocó en su sorteo que hicieron en instagram? Si estáis interesados, la podéis comprar en la web a mitad de precio.

Una foto publicada por Arancha (@thediycloset) el 19 de Mar de 2016 a la(s) 7:58 PDT
No me digáis que no es bonita…

Total, que me lie la manta a la cabeza y en una tarde me hice una bonita blusa. Los patrones los saqué de una camiseta que me gusta, igual que hicimos con el vestido del desafío de Ribes y Casals y Handbox.

¡Si queréis ver el paso a paso, seguid leyendo!
Como ya he dicho antes, el patrón del delantero y espalda lo sacaremos de una camiseta que nos guste. 
El patrón de la manga lo vamos a transformar, yo no soy ninguna experta pero os enseño cómo lo he hecho yo. Si veis algo que he hecho mal, decídmelo en los comentarios y aprendemos todos. Acortamos la manga al gusto (en mi caso por encima del codo), lo dividimos en 4 partes y giramos como se ve en la imagen para conseguir más vuelo.
Dejamos 1cm o 1,5cm de margen de costura.

1º Paso. Cosemos las dos piezas del delantero y las dos de la espalda enfrentando los derechos a 1cm o 1,5cm según el margen que hayamos dejado.
2º Paso. Enfrentamos los derechos del delantero y espalda y cosemos los hombros y los costados.
3º. Paso. Unimos los costados de las mangas.
4º. Paso. Piqueteamos la sisa de la blusa y la maga para que se ajusten mejor y cosemos a 1cm o 1,5cm.
5º Paso. Cosemos el bajo de las mangas y del cuerpo.

RESULTADO

¿Os animáis a hacerla?
¡Nos vemos en el siguiente post!

Lee el post original

CR: Pantalón topitos

¡Buenos días!

Hoy toca un Closet Rehab de esos que con poco le das un cambio radical a cualquier prenda. Y con poco me refiero sólo a pintura acrílica y un bastoncillo de algodón 🙂


De unos pantalones azul marino sin más, que prácticamente no me pongo, porque bueno, para eso me pongo vaqueros 😉 A unos pantalones mucho más graciosos, dónde va a parar.

Así que, eso mismo, necesitamos los pantalones en cuestión, jaboncillo para dibujar sobre la tela, la pintura acrílica y el bastoncito de algodón.


Para empezar vamos a marcar sobre la tela con el jaboncillo los lugares donde pintaremos los lunares. Para que quedasen equidistantes yo me ayudé de una cruz que hice con cinta de carrocero. Podéis medir o utilizar cualquier coas que os sirva de guía.


Una vez hechas las marcas nos ponemos al lío con la pintura. Dos recomendaciones aquí, que nos conocemos (va por mí, principalmente)
1. La pintura acrílica ¡no sale de la ropa! Lo digo por experiencia propia 😉 Así que no vistais vuestras mejores galas mientras trabajéis con este tipo de pintura, aunque parezca que no os vais a manchar nada.
2. Porque aquí viene el segundo consejo: Si podeis usad guantes. Parece todo muy sencillo hasta que acabas pringada hasta las cejas.


Una vez advertido esto, a la carga. Con el bastoncillo vamos mojando un poco en la pintura, y presionando sobre los puntos que hemos marcado. No uséis pintura en exceso para que no deje pegote ni relieve. El bastoncillo os asegurará de que os quede un redondel perfecto.


Hacemos primero un lado, el delantero por ejemplo, para dejar secar y luego hacer el otro.

Cuando tenemos los dos secos planchamos para terminar de fijar la pintura y listo. Os aseguro que no se va con los lavados ni se queda en el resto de ropa que se meta en la lavadora con ellos 🙂

¡Y quedan muy monos!
¿Os gusta el resultado?


¡Me los probé con mi bufamanta!
¿Os gusta la combinación lunares y cuadros?
¡Besos! 🙂

Lee el post original