Entradas

Cose conmigo: Neceser

¡Buenos días!

Para comenzar este mes con energía y poder sobrellevar el cambio radical de clima os propongo dos “cose conmigo” esta semana. El primero es este estuche-neceser. Os lo presento como estuche para clase en las fotos, aunque creo que lo usaré más como neceser.


El caso es que los dos compartimentos con cremallera me parecen súper prácticos y seguro que a cada uno se os ocurren mil usos para este tipo de estuche según vuestras necesidades.

Como os había comentado, a largamos el mes de los retales a: El Otoño de los Retales. Así que para este cose conmigo necesitaréis retales que tengáis por casa, no vale comprar más, que nos conocemos, que el objetivo es hacer espacio en casa 😉

Para este estuche necesitaremos, un cuadrado de 25×25 cm, dos tiras de 25×4 cm y un rectángulo de 25×38 cm. Este último rectángulo más grande es la parte exterior.

Además necesitaremos dos cremalleras de 20 cm, bies blanco de algodón y un automático. Todo lo podéis encontrar en la mercería online de Cobián.


Ya podemos ponernos manos a la obra:

Primero vamos a poner las cremalleras. Van sobre el lado largo de las tiras estrechas y el cuadrado. Estas tres piezas quedarán unidas por las cremalleras quedando las tiras extrechas en los extremos.

Para poner la cremallera cambiamos al prensatelas para cremalleras. Sujetamos la cremallera abierta con alfileres o un hilván del revés sobre la tela, como en la foto, cuidando que queden alineados los extremos, como en la foto. Y pasamos a máquina.


Una vez lo tenemos todo unido planchamos todo bien. En total de largo medirá unos 32 cm.

A continuación cogemos la pieza del exterior, que mide 6 cm más de ancho que el largo total de la parte de las cremalleras. Lo que vamos a hacer es un pliegue para que haga volumen y así nos quepan más cosas en nuestro estuche) e igualarlo de esta forma a los 32 centímetro de la pieza interior.

Para ello, como veis en la imagen, marcamos con alfileres desde cada extremo 16 cm. Nos queda un margen de 6 cm en el centro que doblaremos en ambos laterales. Primero juntamos los alfileres y después creamos un lomo.


Una vez tenemos igualados el exterior y el interior, los colocamos con la cara vista hacia afuera y cosemos por los laterales largos. Recortamos a medio centímetro de la costura para poder poner bien luego el bies.

Para separar los dos compartimentos trazamos una puntada con la máquina en el centro del estuche.

El bies se corta a la medida del contorno más 2 cm. Se une por los extremos del revés y se va sujetando por todo el lateral. Yo opté por recortar las esquinas y doblarlo cada vez que llegaba a una. Pero si en vez de hacer las esquinas en pica las hacéis redondeadas será más fácil ir sujetando el bies. Lo hilvanamos y después lo pasamos a máquina lo más pegado posible al borde.


Por último, para que cierre nuestro estuche, cosemos un automático centrado. Marcamos primero dónde lo queremos colocar y cosemos una parte en cada lado.


Con estas medidas, como veis, os queda un estuche que puede usarse perfectamente de neceser porque tiene bastante capacidad. Podéis variar las medidas y hacerlo más grande o más pequeño a vuestro antojo 🙂

Espero que os sirva y que se pueda entender. Si necesitáis alguna indicación más o alguna aclaración ya sabéis que me tenéis siempre disponible al mail o en los comentarios!
¡Feliz día!
¡Besos! 🙂

Lee el post original