Entradas

Disfraces caseros: Quesito de "El caserío".

El disfraz de “quesito” de “El caserío”no es uno de los que la peque hubiese elegido para los carnavales. Se lo ha puesto a regañadientes y decía que le daba vergüenza llevarlo. Yo tampoco estaba muy ilusionada con el tema que nos han dado para los disfraces en el cole este año y a pesar de que comparado con los que hemos hecho otros años, éste era un poco “chorra” y supuestamente fácil de hacer, estuve comiéndome la cabeza hasta que se me ocurrió como conseguir que aguantase la forma, y tengo que reconocer que al final están todos graciosísimos con sus disfraces.
Los materiales utilizados para hacer el disfraz son:
– Rasete plateado de los que tienen espuma.
– Pegatina de “El caserío” que nos hicieron en una imprenta por 4€.
– Trozos de cartón.
– Pistola de silicona.
– Máquina de coser.
Lo primero que hice fue recortar dos triángulos y un rectángulo (en el que recorté un círculo para pasar la cabeza) y los uní entre ellos.

Pero al probar el disfraz, me dí cuenta de que no quedaba “tieso”…
¡Y yo no quería un quesito blanducho y chuchurrío, como si hubiese estado al sol toda la mañana!
Pensando un poco (porque aunque no lo parezca, a veces lo hago) se me ocurrió poner en los hombros unos trozos de cartón que pegué con silicona caliente.
En esta foto, la modelo es la peque, que cogió la pistola desenchufada para posar, porque en esta casa la seguridad es lo primero… jajaja

Doblé los bordes hacia dentro e hice un dobladillo, cosiendo incluso encima del cartón.
¡Es que mi querida maquinita puede con todo!
Para terminar, cosí dos rectángulos a los laterales del disfraz, dejando espacio suficiente para sacar los brazos.
Una vez que probamos el disfraz, éste no quedaba todo lo tieso que yo quería debido al hueco del centro. La solución fue poner en el borde de la parte central unas agujas de punto pegadas con cinta americana. Puede parecer una solución un poco cutre o de “andar por casa”, pero funcionó de maravilla.
Puestos a buscar errores, creo que hice la pieza de los hombros demasiado ancha y por eso se chafan un poco los laterales al sacar los brazos, pero bueno, lo hecho hecho está…
En la siguiente foto se puede apreciar mejor como está hecho el lateral:

Como podéis ver, no hay ningún disfraz igual. En el cole te dan el tema y cada cual a buscarse la vida, pero están todos para comérselos con sus disfraces de quesito “El caserío”.

Espero que la idea os sirva de inspiración para realizar vuestro disfraz y que me enseñéis vuestras creaciones.

Un saludo,

Lee el post original