Entradas

Las lámparas de tendencia que tienes que incluir en tu decoración

Me he planteado la entrada de hoy de forma objetiva pero tengo que reconocer que igual no he conseguido hacerlo del todo. También, cave la posibilidad de que mis gustos coincidan justo justo con las lámparas que, más de tendencia están o lo que es lo mismo las lámparas que son objeto de deseo ahora mismo y que, si estas decorando tu casa tienes que poner.

Realmente no estamos hablando sólo de decorar, de elegir una pieza que por su diseño y estética nos encaje dentro del estilismo que hemos escogido para nuestra vivienda. Tenemos que iluminar con cabeza y seleccionando muy bien la pieza que queremos, en función de la zona donde será colocada.

Ten en cuenta una característica importante, sea cual sea tu elección, tiene que cumplir una premisa. Ha de ser una lámpara led, o lo que es lo mismo. Una lámpara cuyas bombillas sean de led, es uno de los detalles que tienes que tener en cuenta. Son cuestiones puramente energéticas pero ahora mismo para optimizar en consumo es la mejor elección.

Hoy me voy a centrar en las lámparas de techo, aquellas que usamos para crear una iluminación más general y que dependiendo del espacio y el tamaño de este requerirán de cuatro a seis bombillas como es el caso de la que os muestro a continuación y que ahora mismo se encuentra entre mis favoritas.

Lampara de estilo Mid Century

Puede que busques una mezcla de estilos, o simplemente darle un aire diferente a tu decoración. Jugar con las piezas que vas a usar en tu decoración es la clave y la iluminación una de ellas. Esta lampara de estilo Mid Century es perfecta para dar un aire diferente a tu casa. En el mercado, encontramos diferentes modelos, yo he seleccionado este que he encontrado en Lúzete,una tienda online que me ha encantado por la gran oferta en modelos de lámparas y por sus precios competitivos, tienes que echarle un vistazo.

En tonos dorados, aunque también se hace en plateado, es una pieza con un toque de glamour sin necesidad de dejar de lado el diseño. Yo lo tengo claro y es una de las elecciones que barajo para incorporar en el salón por su sencillez y elegancia.

lamparas-de-tendencialamparas-de-tendencia

12

Lampara de bolas

Hace ya un par de años que Sara Carbonero, con su nueva casa en Lisboa, nos la puso en la cabeza. Si cada día la vemos en más estilismos y decoraciones en las que destaca como pieza protagonista, es por algo. Al igual que la lampara anterior encaja a la perfección en cualquier estilo decorativo o estancia de la casa. Atrévete con ella en el salón o en el dormitorio

Es, ya os lo decía al principio, esta, es, otra de las lamparas que me gustaría poner en la casa nueva. Por cierto tenéis el tour competo de ella en mi perfil de Instagram. En este caso además en forma de diy y casi seguro para la habitación de Naia. De hecho ya tengo casi todo el material excepto, digamos, el armazón en el que colocar las bolas . Este punto me está costando un poco más ya que no acabo de encontrar uno que me guste y me ayude con el acabado final que busco.

lamparas-de-tendencialamparas-de-tendencia

12

De estilo industrial

Perfecta para crear una iluminación más puntual. Es ideal para el espacio dedicado al office en la cocina, para colocar sobre la mesa de comedor en el salón o si quieres ariesggar un poco más incorpórala para crear una iluminación más general en tu zona de trabajo. En este último caso siempre usando después una luz más puntual con una lampara de mesa tipo flexo.

Puedes optar por su versión más nueva o buscar una verdaderamente original y vintage. Y ¿por qué será? también quiero poner en la cocina…. eso sí como no puede ser de otra manera, la mía tiene que ser vintage.

lamparas-de-tendencialamparas-de-tendencia

12

La entrada Las lámparas de tendencia que tienes que incluir en tu decoración se publicó primero en Tu Cajón Vintage.

Lee el post original

Cómo hacer empaquetados bonitos navideños con 10 cosas que tienes por casa

El post de hoy es imprescindible. En otros momentos del año también se regala, pero nunca tanto como en Navidad. Me gusta mucho hacer regalos y que me regalen. Por suerte, tengo experiencia en eso y puedo afirmar que un regalo no es sólo lo que hay debajo de un papel de colores o dentro de una caja.

Un regalo empieza con el empaquetado y es tan importante que puede elevar una chorrada de los chinos a la categoría de obra de arte y dejar por los suelos una joya con muchos quilates. La buena noticia es que para hacer empaquetados bonitos no necesitas tener una especial destreza ni gastarte una pasta en papeles y lazos. Sólo necesitas imaginación.

Echa un vistazo alrededor y sorpréndete con las cosas que tienes por casa y que te convertirán en el Rey Mago o Papá Noel favorito estas fiestas:

#1. PAPEL DIBUJADO:

Puedes fabricar tu propio papel de regalo con papel craft o de estraza, una cartulina, un folio, decorados con rotulador. Motivos geométricos, navideños, en blanco y negro o a color, no hay reglas:

En Anna han hecho estas espectaculares bolas navideñas:

Los de Little Empty Room no son paquetes, sino cuadernos decorados con figuras geométricas, pero son una buena inspiración:

En Going Home to Roost han envuelto con cartulina negra y han dibujado con un rotulador de tinta blanca:

Me encanta la combinación de craft y negro, como esta de Mamie Boude:

Si no tienes papel de estraza, puedes utilizar bolsas de papel puestas del revés, con la publicidad hacia adentro. Estas de A Creative Mint están decoradas con tinta blanca:

#2. PAPEL IMPRESO:

Pongamos que no eres mañoso con los rotuladores. Una opción para hacer tu propio papel de regalo es estampar los dibujos con sellos y tinta. Si no tienes, tampoco hace falta que los compres porque puedes fabricarlos con patatas, hojas o goma eva:

En Little Empty Room han estampado con media patata:

Igual que en The Pretty Blog:

En Tomfo han utilizado unas hojas para imprimir su propio papel:

Si no quieres ir de uno en uno o tienes prisa, puedes pegar estrellas de goma eva en un rollo de amasar. Idea de The Artful Parent:

#3. COCHES QUE LLEVAN ÁRBOLES:

Esta idea me ha encantado por bonita y por original. Se trata de dibujar un coche en el paquete y amarrarle un abeto encima con un cordón o un cordel:

Craft and Creativity incluso ha hecho sus propios árboles con pompones:

Si no tienes arbolito puedes sustituirlo por ramas de pino, como han hecho en Craftberry Bush:

Estos que veis a continuación son jabones de Anthropologie:

El de Growing Spaces es igual de rico:

#4. ANIMALES:

Siguiendo con las cuquiteces, a continuación te traigo varios ejemplos de empaquetados haciendo formas de animales:

Muy apropiados para las Navidades, los simpáticos renos de La Classe della Maestra Valentina:

Estos son de Party Delights:

En Lines Across han convertido una bolsa de papel en un reno:

Este es el de mi amiga Patry de Patypeando y no adivinarías con qué está hecho: ¡Con un tetra brick!:

No sólo de renos viven las Navidades. También los osos son adorables, como estos de Cartoncino Mio a los que no les falta detalle, incluido el lacito:

Este es de La Aventura de los Búhos y sólo puedo decir #lovelovelove:

Además de los osos, hay otros animalitos que molan. Estos los han hecho en  Hello, Wonderful:

Otros con extra de cuquitismo son los de Lia Griffith:

Y estos también de La Aventura de los Búhos:

#5. BLONDAS:

Una blonda es un mantelito de papel troquelado que se pone en las bases de las bandejas para presentar postres. Y no sólo eso, también quedan genial para adornar paquetes:

En Art is Medicine dan un toque rústico envolviendo plantas aromáticas con un cordel:

¿Y esta idea de Kupkup Land para regalar unos pastelitos? El detalle de la cucharilla es puro amor:

En A Step in the Journey la utilizan para poner el destinatario y el remitente:

Cerrando sobres quedan ideales, como estos de Lulu the Baker:

Lo bueno de la blonda es que va bien con todo: cordel, lazo… como esta de Con Botas de Agua:

#6. PAPEL COSIDO:

¿Te creerías si te digo que el papel se puede coser? Con cuidado para no desgarrarlo, pero puede hacerse a mano y a máquina (esto suena a anuncio de detergente, ¿no?):

Yo he probado a coserlo a mano con lana y el resultado fue genial por lo original y vistoso (aquí):
 

Puedes coserlo con todas las formas que se te ocurran. En A Pair and Spare lo han hecho de estrellas:

Jeanne and Moon no sólo las han cosido, sino que antes dibujaron puntos y rayas con un boli de tinta blanca:

En Little Empty Room han cosido los motivos en el papel, concretamente estrellas y corazones a punto de cruz:

Esta idea de Lines Across bordando un mensaje en el envoltorio me ha gustado cambiándolo por el nombre del destinatario:


#7. PAPELES TROQUELADOS:

¿Se le puede hacer algo más al papel, además de pintarlo y coserlo? Claro que sí, puede recortarse para que haga un efecto bonito:

Este de corazones de The House that Lars Built sirve para Navidad y para San Valentín:

Muy original este de High on DIY:

Y este de DIY Candy, de mariposas:


#8. CON EL NOMBRE DEL DESTINATARIO:

Puedes poner una tarjeta con el nombre del destinatario del paquete, o puedes hacer que el propio regalo grite su nombre:

En D. Sharp Journal han formado el nombre con letras magnéticas de colores:

En My Morning Coffee el nombre va con letras hechas en papel de periódico:

En Atia”s Room reciclaron moldes de magdalenas y papel de periódico para poner las iniciales de los destinatarios:

#9. LANA:

Un material barato y fácil de conseguir, sobre todo en esta época:

Fräulein Klein ha hecho pompones y le han quedado unos paquetes preciosos:

Cotton and Flax ha combinado papel de estraza decorado con topos negros y pompones de lana:

Otra forma original de empaquetar con lana, de Abrams the Art of Craft. Hay que tener paciencia para amarrar las hebras, pero el esfuerzo merece la pena:

#10. OTROS:
Esta idea de Splash of Something de pintar renos y hacerles la nariz (roja, por supuesto) con pompones de lana o madroños es súper original:
Café largo de ideas ha utilizado celo de doble cara para pegar bolitas de porexpan de colores y el resultado es muy alegre y original:
Esta idea de Herzwerk Herrmann para empaquetar chocolate me gusta para envolver libros, por ejemplo. Un papel dorado (o de aluminio) y una faja gris encima sujeta con un cordel de doble color:
Si no tienes ni un triste papel con el que envolver tu regalo, puedes recurrir a un bote de conservas. Yo los utilicé para presentar las uvas de Nochevieja el año pasado (aquí). Los adorné con bolas del árbol y un lazo, y quedaron muy aparentes:
Espero que estas ideas DIY te sean útiles y sobre todo, que te animen a mirar a tu alrededor con otros ojos cuando busques con qué envolver tus regalos. 
Recuerda que menos es más y que cuando das algo desde el corazón, se nota.
¡Feliz Año Nuevo!

Lee el post original

Cómo hacer 11 postales navideñas DIY con cosas que tienes por casa*

El post de hoy es muy especial porque te voy a contar sobre el taller “Tarjetas navideñas DIY hechas con cosas que tienes por casa”, que impartí hace casi una semana en el #espacio360º de Supermercados Masymas, en el Centro Comercial Intu Asturias:

Los objetivos de este taller eran por una parte recuperar la bonita tradición de felicitar las navidades con tarjetas enviadas por correo convencional, y también demostrar que se pueden hacer creaciones preciosas y originales con cosas que tenemos en casa, aunque no sean específicamente para eso.
¿Quién no guarda una bolsa de cartón bonita para un por si acaso? Que levante la mano quien no haya alisado y doblado nunca el papel de un regalo, o el celofán de colores o con dibujos de un ramo de flores. Seguro que tienes más de un periódico por ahí, y alguna caja de zapatos. ¿Un trozo de lana? ¿Cañitas? ¿Servilletas de papel?

Es todo lo que necesitas para hacer estas tarjetas. Siempre te digo que esto no es algo cerrado o que no se pueda cambiar. Yo te cuento qué es lo que utilicé y tú puedes inspirarte y adaptarlo a lo que tengas, a tus gustos, etc.



#1. Tarjeta de cara de reno con cuernos y nariz de pompón:
Es de las que más éxito tuvo en el taller porque es muy graciosa y sencilla de hacer.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Un trozo de una bolsa de papel para los cuernos.
– Lana de color rojo para hacer el pompón de la nariz.
– Rotulador para dibujar los ojos.
– Pegamento en barra, tijeras.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca la silueta de los cuernos en la bolsa de cartón y recórtalos.

# Paso 3. Haz un pompón con la lana (aquí y aquí tienes tutoriales).

# Paso 4. Pega los elementos, como se ve en la foto: los cuernos en las esquinas superiores de la tarjeta, sobresaliendo un poco. El pompón, centrado abajo. Pinta los ojos (yo los hago cerrados porque es la única forma que sé hacerlos).

Mira qué guapa le quedó a dos de mis alumnas. Fíjate qué creatividad, una cambiando el cartón de los cuernos por fieltro y poniendo un baker twine (el hilo de dos colores de atar los chorizos de toda la vida de Dios) en los ojos y otra añadiendo un lazo hecho con un limpiapipas y unas preciosas pecas-estrellas doradas. Si es que tengo unas alumnas que no pueden ser más bonicas:

#2. Tarjeta de abeto hecho con moldes de magdalenas:

También tuvo mucho éxito en el taller porque queda muy vistosa.
Cuatro detalles que debes tener en cuenta antes de empezar:
1. El árbol se empieza a hacer desde la copa hasta la base.
2. Tienes que calcular dónde la pegarás según el tamaño que vaya a tener el abeto.
3. Los moldes se pegan sólo por la parte superior, para poder meter debajo las esquinas de los siguientes y que queden disimulados.
4. La anchura de los moldes se controla doblándolos: cuanto más dobles, más estrecho, y viceversa.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Moldes de magdalenas para hacer las ramas. Los de este son pequeños, pero también se pueden utilizar grandes.
 – Papel de colores, de regalo, un trozo de una bolsa de papel para hacer la estrella.
– Un trozo de cartón para el tronco.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Opcional: troqueladora para las esquinas.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. La copa del abeto es la parte más estrecha de todo el árbol, así que para hacerla tendrás que pegar un molde doblado a la mitad y otra vez a la mitad. El resto de “ramas” puedes hacerlas doblándolos sólo a la mitad. Su número dependerá de lo grande y tupido que lo quieras (yo hice cuatro niveles, añadiendo en cada uno un molde respecto del anterior).

Si no quieres que queden doblados hacia arriba en los bordes (en el taller lo llamamos “efecto traje de sevillana”), prueba a hacer varias dobleces en esos moldes.

# Paso 3. Cuando tengas listo el árbol, recorta en el papel de regalo o de colores una estrella y pégala en la copa.

# Paso 4. Recorta un trozo de cartón para hacer el tronco y pégalo. Truqui: el mío, para no tener que forrarlo o pintarlo, lo recorté directamente de uno de yogures de color rojo.

Así de bonita le quedó a otra alumna. Más creatividad para salir de los apuros: como sólo teníamos moldes de magdalenas de dos colores, unos los puso por el revés para hacer contraste:


#3. Tarjeta de silueta de reno sobre una blonda de pastelería

MATERIALES:

– La base de la tarjeta es un trozo de una bolsa de papel, de las que dan para poner de regalo en las tiendas.
– Una blonda de pastelería.
– Un trozo de papel de periódico para tapar la base de la blonda.
– Un trozo una bolsa de papel de color rojo para la silueta del reno. Yo utilicé la bolsa porque era lo que tenía más a mano de ese color, pero puedes utilizar lo que quieras, del color que te guste.
– Rotulador rojo para marcar la silueta del reno y pintar los cuernos.
– Pegamento en barra, tijeras.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Recorta y dobla el trozo de bolsa a la mitad para hacer la tarjeta, según el tamaño de la blonda.

# Paso 2. Pega la blonda en el centro.

# Paso 3. Mide la base de la blonda (puedes tomar una medida aproximada con un tazón o un plato) y dibújala en el periódico. Recórtalo y pégaselo en la base.

# Paso 4. Recorta la silueta del reno y pégala encima del periódico. Ten en cuenta que debes dejar espacio para los cuernos.

# Paso 5. Dibuja los cuernos y repasa el contorno con el rotulador rojo.


#4. Tarjeta de abeto con cañitas:

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Cañitas de colores.
– Un trozo de cartón para el tronco, forrado con un papel verde o pintado de ese color.
– Papel de colores, de regalo, etc. para hacer la estrella y los copos de nieve.
– Pegamento en barra, celo, tijeras. 
– Opcional: troqueladora para los copos de nieve.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Recorta un rectángulo de cartón y fórralo con el papel de color verde. Será el tronco donde pegarás las cañitas que harán de ramas, así que sobre él tendrás que calcular lo largo y ancho que quieres que sea el árbol.

# Paso 3. Pega las cañitas sobre el tronco con el celo (va mejor que el pegamento), a la distancia que quieras una de otra.

# Paso 4. Marca con un lápiz o un rotulador un triángulo sobre las cañitas.
# Paso 5. Córtalas por esa marca, con cuidado de no despegarlas del tronco.
# Paso 6. Pega el tronco con las cañitas en la cartulina.
# Paso 7. Recorta en el papel de regalo o de colores una estrella y pégala en la copa.
# Paso 8. Recorta o troquela los copos de nieve. Truqui: el papel de aluminio o el de regalo que imita al aluminio es tan fino que la troqueladora no es capaz de cortarlo bien y se rompe. Una forma de evitarlo es que antes de troquelar, lo pegues a un folio o a un cartón fino para que tenga más consistencia y se corte.
#5. Tarjeta con una bola de cristal y copos dentro que se mueven:
Este tipo de tarjetas se caracterizan porque tienen una ventana con un plástico (generalmente, acetato o transparencia) con elementos detrás que se mueven al agitarla (de ahí que también se llamen shaker cards).
La encontré en el blog Mayholicraft, y me pareció tan sencilla de hacer y quedaba tan bonita, que no pude resistirme a intentarlo. En el canal de Pega, Papel o Tijeras hay un tutorial en español muy completo que también me sirvió de ayuda.
Como el objetivo era utilizar cosas que cualquiera pudiese tener en casa, sustituí la goma eva que se coloca entre el plástico y el fondo, por cartón. Y el acetato (plástico), por un celofán que había venido con un ramo de flores que me regaló el #esposo (icono de carita con corazones en los ojos) y que además queda genial porque tiene puntitos blancos que simulan copos de nieve.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Una taza, plato o bote de la medida que queramos la bola, para que sea más fácil hacer el círculo en la tarjeta.
– Celofán transparente o el plástico de algunos envases de legumbres, etc. que tienen una ventanita para que veas el contenido.
– Un trozo de cartón corrugado (por ejemplo el de las cajas, que tienen un papel ondulado dentro) para poner entre el plástico y el fondo.
– 1 hoja de papel para hacer el fondo que se ve detrás del plástico.
– Pegamento en barra, tijeras, rotuladores para pintar el fondo.
– Pequeños elementos que se moverán dentro de la ventana: purpurina, lentejuelas, etc.
– Papel de aluminio (con el truqui para troquelar que te contaba con la tarjeta del árbol de cañitas) para los copos.
– Opcional: troqueladora para los copos de nieve.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Dibuja un círculo con un bote, una taza, etc. en la portada de la tarjeta, recórtalo y resérvalo.

# Paso 3. Corta un trozo de plástico y pégalo por dentro de la cartulina. Para calcular su medida, pon encima el círculo que tenías reservado y marca un centímetro más alrededor, así te aseguras de que tienes espacio para poner el pegamento.

# Paso 4. Recorta unos cuantos cuadrados pequeños de cartón corrugado y vete pegándolos sobre el plástico, alrededor del borde y con cuidado de que no se vean desde fuera. Ese cartón separará el plástico del fondo y permitirá que los pequeños elementos se muevan al sacudir la tarjeta.
# Paso 5. Tomando de nuevo como patrón el círculo que habías recortado al principio, márcalo sobre la hoja de papel añadiendo un centímetro más al borde, para hacer el fondo. Decóralo y resérvalo.
# Paso 6. Echa los pequeños elementos (purpurina, copos, lentejuelas) sobre el plástico.
# Paso 7. Pega el fondo que has decorado sobre los trozos de cartón, pero no apretes demasiado para que no se aplaste e impida moverse a los elementos.
# Paso 8. Por último, para que al abrir la tarjeta no se vea ese trozo de papel, pega una cartulina encima que lo tape. Recuerda no apretar para que haya movimiento (insisto tanto porque yo me pasé y mis copos se mueven a duras penas).
Otras dos alumnas se atrevieron con ella, y eso que era la más laboriosa de todas. Pero ya veis que quedan fantásticas:
Vía

 #6. Tarjeta con la cara de un reno en cartón:
Esta fue la preferida de las peques, porque es muy sencilla de hacer y queda muy bonita:
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– 2 trozos de cartón corrugado, uno para la cara y otro para la nariz.
– Rotulador marrón para hacer las orejas y los cuernos, negro para los ojos y rojo para la nariz.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Una taza, plato o bote de la medida que queramos la cara del reno, para que sea más fácil hacerla en el cartón.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Sobre el cartón, marca la cara del reno con el objeto que hayas elegido y recórtala.

# Paso 3. En otro trozo de cartón haz un círculo más pequeño para la nariz y recórtalo. Puedes pintarlo con rotulador rojo o hacer como yo, que le pegué un trozo de la bolsa de papel roja. ¿Qué tal quedaría con un mini pompón rojo?

# Paso 4. Pega la cara del reno en la tarjeta. Recuerda dejar espacio para dibujar los cuernos y las orejas. Haz también los ojos y pega la nariz.

Más bonita aún les quedó a mis preciosas alumnas:

Esta es de #laniña, que hizo un poupurrí del abeto con moldes de magdalenas, un pompón y la cara del reno con un lazo de limpiapipas:

#7. Tarjeta con un ángel con alas de blonda:

Esta tarjeta tiene muchísimo valor sentimental para mí porque me la mandó la señorita María del Rosario la Navidad del año que nació #laniña.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– 2 trozos de cartulina, fieltro o papel rojo y rosa, para el vestido, la cara y las manos, respectivamente.
– 2 trozos de blonda para hacer las alas.
– 1 estrella (esta es de un adorno, pero puede hacerse recortando un papel o una cartulina).
– Rafia amarilla, cordel, hilo, etc. para hacer el pelo.
– Rotulador negro para los ojos y la nariz y plastidecor rojo para los coloretes.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Dibuja y recorta en las cartulinas roja y rosa el vestido, la cara y las manos.

# Paso 3. Pega en el círculo de la cara las hebras de rafia que harán de pelo y dibuja los ojos, la boca y los coloretes.

# Paso 4. Pega las manos en el vestido y entre ellas, la estrella.

# Paso 5. Recorta dos trozos de una blonda para hacer las alas y pégalas en la parte trasera del vestido.

# Paso 6. Pega el vestido con las alas en la tarjeta, y encima la cabeza.

 #8. Tarjetas con dibujos cosidos con lana:

Cuatro cosas que debes saber antes de empezar a coser papel:
1. El papel se puede coser, pero hay que tener mucho cuidado al pasar el hilo o la lana para no rasgarlo.
2. Los dibujos mejor si son geométricos, con líneas rectas en lugar de curvas.
3. Recomiendo hacer antes el dibujo en una plantilla, ponerla encima de la tarjeta y agujerear por donde pasará el hilo.
4. Aquí y aquí tienes tutoriales para aprender a coser papel.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Aguja y dedal.
– Lana o hilo.
– Plantilla con el dibujo que se quiere hacer.
– Papel o cartulina para pegar por dentro de la tarjeta y tapar el revés del cosido.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Abre la tarjeta y coloca en la portada la plantilla del dibujo que quieres coser, y marca con la aguja los agujeros por donde pasará la lana o el hilo.

# Paso 3. Enhebra la aguja en la lana o el hilo y cose pasándolo con mucho cuidado por los agujeros.

# Paso 4. Una vez hayas acabado de coser, tapa con un papel o una cartulina la trasera del cosido, para que al abrir la tarjeta no se vea.

#9. Tarjeta con un reno de papel de periódico:

Esta tarjeta es muy sencilla de hacer, pero admite todos los detalles que quieras ponerle porque no parecerá recargada.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Papeles de diferentes tipos para hacer las bolas y el reno. Esta lleva de regalo, de una bolsa de cartón y de periódico.
– Hilo de dos colores o baker twine para hacer las cuerdas de las bolas y el suelo del reno.
– Rotulador negro para hacer el enganche de las bolas y rojo para el contorno del reno.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca y recorta en el papel de regalo o en la bolsa, tres círculos para las bolas. Pégalos a unos tres o cuatro dedos del borde.

# Paso 3. Dibuja con el rotulador negro un cuadrado sobre cada bola, que será el enganche. Pega una hebra de hilo desde el borde hasta cada cuadrado.

# Paso 4. Marca y recorta sobre el papel de periódico la silueta del reno. Pégala en la tarjeta, debajo de las bolas y repasa el contorno con el rotulador rojo.

# Paso 5. Pega un trozo de hilo debajo de las patas del reno, para hacer un camino.

Mira qué bonita la versión que hizo una alumna con mucha imaginación:



#10. Tarjeta con abeto hecho con servilletas de papel enrolladas:

Esta es la única tarjeta que no hice expresamente para el taller. Tiene dos años, pero sigue luciendo igual de bonita que el primer día. Si te animas a hacerla, tienes el tutorial aquí.


#11. Tarjeta con paquetes de regalos en 3D:

Viéndola así de frente no se aprecia, pero los regalos son tan realistas que parece que se salen de la tarjeta. Tiene un truco tan sencillo como infalible:
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Cartón o papel para recortar los cuadrados que harán de regalos.
– Cartón corrugado para hacer el efecto 3D.
– Papeles de regalo para envolver los paquetes. Estos son reciclados de bolsas de papel.
– Lazos, lana o hilo para los envoltorios.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Opcional: troqueladora para hacer las estrellas.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca y recorta en el cartón o en el papel tres cuadrados y fórralos con el papel de regalo. Dales el toque final con los lazos o los hilos.

# Paso 3. Recorta sobre el cartón corrugado un pequeño cuadrado y pégalo en la trasera de los paquetes. Ese es secreto para que parezcan en 3D:

# Paso 4. Pega los paquetes en la tarjeta y añade las estrellitas (las mías las hice troquelándolas de una bolsa de papel).
No tengo foto, pero de nuevo una de las alumnas más jóvenes me dio una lección de creatividad pegando una rama de abeto artificial debajo de los regalos, como si estuviesen esperando a ser abiertos la mañana de Reyes. 
Hasta aquí la selección de tarjetas que llevé al taller “Tarjetas navideñas DIY hechas con cosas que tienes por casa” para que las alumnas se inspirasen. Aunque tengo que decir que la corriente de creatividad circuló en ambos sentidos, porque me quedé maravillada con sus creaciones, tanto las adultas como las pequeñas.
Sólo me queda darles un beso virtual muy fuerte y un abrazo muy apretado a mis alumnas por lo atentas que estuvieron a mis explicaciones y el buen ambiente que crearon durante el taller. Tan a gusto estuvimos, que nos pasamos incluso de la hora. Porque nos avisaron nuestros estómagos, si no seguimos hasta que cerrase el centro comercial.

* Post patrocinado por Supermercados Masymas.
P.D.: Muchísimas gracias también a mi querida Carmen Ordiz del blog G de Gastronomía. ¡Sin tí esta preciosa experiencia no habría sido posible!

Lee el post original

Qué es un Bundle DIY y por qué tienes que comprar este

¿Ya sabes lo que es un bundle? Un bundle es una recopilación de cursos/productos/ebooks que se vende durante un tiempo limitado y con un super descuento sobre su precio total. 

Quería contarte que esta es la primera vez que se edita un bundle en español de temática DIY y que está formado por un montón de cursos que harán las delicias de cualquier amante del craft.

Mira los cursos que contiene:

 

Si sumas el importe de todos los cursos verás que comprados por separado costarían más de 1.200 €, pero como es un bundle los puedes comprar todos por 49,99 €.

Yo he comenzado con el curso de amigurumis de Wasel Wasel y espero que pronto os pueda enseñar en el blog mis avances. También tengo muchas ganas de aprender a diseñar patrones textiles. Espero poder mejorar el contenido del blog con estos cursos, pero lo que es seguro es que además voy a disfrutar aprendiendo sobre diferentes técnicas craft

Es una oferta estupenda porque vas a conseguir 30 cursos a un precio increible, pero no va a durar para siempre. Este bundle sólo estará disponible hasta el 8 de junio y la oferta no se volverá a repetir.

Conseguir 30 cursos por 49,99 € ya es un argumento suficiente para comprar este bundle, pero es que además tienes otras ventajas:

  • 50% de descuento en el  kit de Fábrica de Texturas para realizar tus propios pins a partir de tus ilustraciones.
  • 50% de descuento en el kit DIY de encuadernación japonesa de Anna Mirabet
  • 50% de descuento en cualquiera de los kits de Craft & Mama que te enseña a hacer ropita de bebé de manera fácil y sin complicarte
  •  50% de descuento en el kit para hacer una camiseta con Petit Point de Lina Lar Toon, ganadora del premio Elle Talent Project
  • 50% de descuento en el kit de bordado “Greta la tejedora” de el estudio artesanal Albatelier
  • 50% de descuento en el kit de Make&do para hacerte una camiseta con el  juego milenario chino Tangram

Recuerda que esta oferta es por tiempo limitado y que con su adquisición tienes garantizadas un montón de horas de aprendizaje de diferentes técnicas craft.

¡Qué lo disfrutes!

La entrada Qué es un Bundle DIY y por qué tienes que comprar este aparece primero en Por cuatro cuartos.

Lee el post original

Qué hacer en San Valentín si no tienes pareja

Qué hacer en San Valentín si no tienes parejaSe acerca ESE día del año: San Valentín. No es que le tenga manía, no podría deciros si me gusta o me disgusta, es más un meh, pero lo cierto es que siempre se me hace cuesta arriba, tenga pareja o este soltera. Y eso que cuando he tenido pareja tampoco podría decir que lo hayamos celebrado de alguna forma especial, salvo salir a cenar o algo parecido. Llamadme rara.

El tema es que había preparado una serie de entradas con ideas para San Valentín, cosa que ahora me parece algo muy estúpido. ¿De verdad necesitas otro post más con un menú para una cena en pareja? ¿Imprimibles llenos de corazoncitos? ¿Ideas para vestirte esa noche? Creo que no. Porque si no tienes pareja, lo más posible es que sea un día un tanto extraño. Que vayas esquivando escenitas de amor por la calle, que todos los sitios a donde quieras salir a cenar estén hasta arriba con reservas de enamorados, que tanto corazón, tanta rosa y tanto bombón te hagan estar algo más sensible de lo normal. Y lo entiendo. A mí me encanta el amor y me encanta celebrarlo (creo que el amor en todas sus formas es lo mejor que hay en el mundo), pero ese día me siento siempre un poco fuera de lugar.

Así que vamos a darle amor a la persona más importante de tu vida: tú. Haz que San Valentín sea un día súper especial y no te haga sentirte mal por estar sin pareja. Y si tienes pareja pero no lo celebráis, ¡igual! Estos planes sirven para uno, para dos o para un grupo de amigos 😉

1. Desconecta de las redes sociales

Sí, durante ese día pasa completamente de las redes sociales. Es sano, especialmente a partir de cierta hora en la que la gente celebra “demasiado” su amor (ya sabes, fotos de cenas, de regalos, de demostraciones de amor, de ramos de flores, de notitas…). Creo que solo hago lo mismo tres veces al año: Navidad, Reyes y San Valentín. No necesito tanta información sobre la vida privada de los demás.

2. Sal con tus amigos

Me gustaría que San Valentín no se centrara tanto en las parejas y sí en representar lo que es el amor hacia los demás en general. Seguro que conoces a otra persona sin pareja, o a muchos de tus amigos. Salid ese día y celebrad la amistad y lo mucho que os queréis. Un plus si hacéis un amigo invisible.

3. Pasa la noche en casa haciendo algo que te encante

Enciende muchas velas (en serio, ¿hay algo mejor que la luz de una vela?), prepara algo rico de cenar y pasa unas horas mimándote. Haz lo que más te guste o apetezca. ¿Qué tal un par de películas? Puedes elegir alguna que ya hayas visto o ponerte esas que tienes pendientes. ¿Mejor leer? En ese caso yo me haría una taza de té o cacao calentito y me taparía con la manta mientras me relajo en el sofá. Un baño caliente, un par de horas tejiendo, pintando, escuchando música… tú eliges. ¡Lo que te haga más feliz!

4. Reserva un masaje

O ve a cortarte el pelo. Cuando hago alguna de estas cosas por mí (y por mi salud), me siento mucho mejor. Invierte en ti, haz algo que mejore tu autoestima y te haga sentir a gusto.

5. Empieza un hábito saludable

No hay nada mejor para hacer de este día un día especial 🙂

Cambia tus bolsas de plástico por unas de tela, vete a la cama media hora antes, cómprate una botella reutilizable de aluminio o cristal para sustituir a las de plástico… ¡o haz un cosmético natural!

6. Apúntate a una clase

Ese taller o clase que siempre has querido hacer, no hay mejor momento que reservarlo para ese día en concreto. En mi ciudad hay un montón de planes que hacer que no tienen que ver con San Valentín, seguro que también en la tuya. Además, conocerás a gente nueva y saldrás de tu zona de confort, al mismo tiempo que cumples con el punto anterior de hacer algo que te encante. ¿Qué más se puede pedir?

7. Celebra el amor de forma diferente

Todos los años desde hace mucho tiempo One Social Girl (antes One Sheepish Girl) organiza un yarn bombing en San Valentín. La idea es simple: teje uno o varios corazones de ganchillo o de punto, acompáñalos de un mensaje bonito y cuélgalos para que un desconocido pueda encontrarlos. ¡Yo participé hace un par de años y no descarto volver a hacerlo!

Yo todavía no he decidido lo que haré este año, pero os aseguro que no me sentiré como pez fuera del agua, y espero que estas ideas también os hayan ayudado a vosotras 🙂

Lee el post original

Migrar de Blogger a WordPress: todo lo que tienes que saber

Migrar de Blogger a WordPress es una de las decisiones más complicadas que tiene que tomar un blogger, y de las más importantes también. Digamos que es como cuando tienes que decidir si te casas o no con alguien, pero en el aspecto blogueril. Las dudas son muchas. Cambias de parecer de un día a otro. No tienes claro el coste. No tienes claro si te merece la pena. Hay quien te ha contado historias de terror sobre su migración. Hay quien te ha contado maravillas…Y no te decides.
Hace unos días completé mi migración número 100 desde que creamos el estudio, así que creo que puedo hablar con conocimiento de causa. He tenido migraciones que han ido como la seda y otras que han sido insufribles. Pero tengo que decirte algo: aún no he conocido a nadie que se haya arrepentido-o si lo han hecho a mí me han dicho lo contrario.
Pasar de Blogger a WordPress es cambiar de mundo virtual, y cuesta adaptarse. Nada funciona igual. Tienes que ocuparte de cosas que antes te hacía Blogger. Pero también se te abre la puerta a un universo nuevo, a plantillas maravillosas, a landings espectaculares, a crear una tienda con un click, a manejar la estética de tu blog sin tener que saber HTML y CSS al dedillo. Qué te voy a decir yo que dejé Blogger hace más de diez años.
Hoy quiero hablar de algunas cosas importantes que debes saber antes de decidirte. Espero con ello solventar algunas de tus dudas:

1-Migra sólo si estás convencida

No vale “Es lo que hace todo el mundo”, “Es lo que me recomiendan”, “Dicen que es más profesional”…No. Tienes que estar convencida TÚ. Que hayas visto blogs de WordPress y empieces a sentir que Blogger “no es lo tuyo”. Que te gusta más su estética. Que investigues o hagas cursos y veas sus inmensas posibilidades. Todo eso tiene que crearte una decisión interna tuya personal. No vale que te lo diga tu mejor amiga, o que tu directa competencia lo haya hecho.

2-Las migraciones no son perfectas

Eso no significa que vayas a perder contenido. El contenido migra por completo, y las fotos se quedan en Blogger, con lo que tampoco desaparecen. Pero a veces se pierde la edición de los textos. Aparecen en el nuevo blog descolocados y hay que hacerlo a mano. Y lleva tiempo. Otras veces no es posible trasladar exactamente alguna característica que tenías en el blog antiguo. Y pierdes algunos privilegios de Blogger, como el hecho de que (al ser de Google) ponga siempre en los primeros puestos de resultados del buscador a sus propios blogs.

3-Vas a tener que manejar WordPress

WordPress no es que sea más difícil que Blogger, es que es distinto. Y si no tienes ni ideas, tendrás que aprender. Eso implica cómo actualizar, cómo instalar y desinstalar plugins, cómo configurarlos…Si te haces tú misma el diseño tendrás que aprender también a cambiarlo a tu gusto, a subir un header, a instalar un cajetín de suscripción. Tiene una curva de aprendizaje, aunque, eso sí, no muy complicada. Si no manejas muy bien estos temas te aconsejo que contrates el servicio de mantenimiento que solemos tener todos los diseñadores para esos primeros meses complicados.

4-Vas a tardar un poco en recuperar tu SEO

Una migración bien hecha no afecta al SEO. Pero hasta que las arañas de Google indexan el sitio nuevo, comprueban que no está duplicado el contenido, te analizan y te dan de nuevo su “nota”, no volverás a subir a los puestos que tenías. Y eso lleva tiempo (unos quince dias). Es muy normal que el cliente te escriba alarmado diciendo que tenía un post número uno para la búsqueda tal y que ahora aparece en la página 3. Te va a pasar. Pero luego todo vuelve a la normalidad.

5-No lo hagas sola si no estás segura

He leído en muchas ocasiones comentarios tipo “En tal web hay un tutorial muy bueno y lo puedes hacer sola”. Ojo. Claro que puedes pero sólo si estás cómoda con los temas técnicos y te manejas con ellos. Por favor, no lo hagas si eres casi una recién llegada o te has peleado con tu blog de Blogger desde que lo creaste. No es la primera vez que nos llega un cliente que ha perdido su contenido o parte de él por haber seguido “el tutorial de la página tal” y no haber logrado hacer las cosas bien.
Espero que este post te haya servido para aclarar algunas de las dudas que tuvieras sobre la migración de Blogger a WordPress. Nos vemos el mes que viene.

Lee el post original

Todo lo que tienes que saber para decorar la mesa en navidad

winterwhites_moderngrace_2

Vía: Villeroy and boch

Las reuniones con la familia para cenar o comer en las próximas fiestas son una de las tradiciones más extendidas en todas la casas y para celebrar estas fechas como se merecen, nos esmeramos tanto con el menú como con la decoración de la mesa navideña.

Si quieres montar una mesa encantadora y sorprender a tus invitados sin gastarte un dineral, no te pierdas las siguientes ideas y consejos:

Decorar la mesa en navidad: Como elegir los colores 

Es conveniente respetar el estilo de decoración que ya tenga la sala donde montemos la mesa. Si hemos decorado nuestro salón con un estilo rústico donde predominen las ramas secas, las piñas y la arpillera, debemos utilizar el mismo criterio con la mesa y usar los mismos colores y motivos que en la decoración general de la habitación.

Si la mesa no es muy grande, es mejor utilizar un mantel blanco o en tonos claros y poner un toque de color en los accesorios: servilletas, bajo platos, posa vasos, servilleteros…

Como colocar la vajilla 

Para conseguir una presentación armoniosa hay que colocar cuidadosamente todos los elementos que van sobre la mesa. Siguiendo estas sencillas normas la mesa quedará preciosa:

• Coloca siempre un plato llano y uno hondo encima. Puedes adornar el conjunto con un bajo plato o con un mantelito individual.

• Por encima de los platos coloca dos copas, una para el agua que va a la izquierda y otra para el vino, colocada a la derecha.

La cuchara y el tenedor se colocan a la derecha del plato y el tenedor a la izquierda. Los cubiertos se colocan por orden de utilización, de manera que los primeros que vayamos a utilizar tienen que estar en la parte exterior y los últimos más cercanos al plato.

Dependiendo de la formalidad de la mesa, puedes colocar más o menos elementos. Con este esquema puedes hacerte una idea de como poner una mesa formal y otra informal.

colocar la vajilla en una mesa

Vía: Marketing gastronómico

Que tamaño tiene que tener la mesa

Las comidas navideñas suelen tener más comensales de lo habitual, recuerda que cada uno de ellos debe de disponer de un espacio entre 60 y 75 centímetros para estar cómodo.

Que complementos puedo utilizar

Las comidas de navidad son especiales y para que la mesa quede a la altura de la celebración, podemos utilizar algunos complementos que no son habituales en el día a día:

Caminos de mesa. Son una opción perfecta para transformar una mesa con un sencillo mantel liso en un mesa festiva. Utilízalos a lo largo de la mesa o atravesados para delimitar el espacio de cada comensal.

decorar_mesa_navidad_año_nuevo-41

Vía: Mil ideas de decoración

mesa de navidad

Vía: Planeta deco

Bajo Platos. Una buena idea para dar personalidad a la mesa y acompañar una vajilla sencilla.

Manteles individuales. Otra buena opción para alegrar una mesa sin gastar demasiado.

Westwing_Mood_Christmas_Table_FINAL_4

Vía:The Hot Mess Corner

Señalizadores. Si tienes muchos invitados los señalizadores serán muy prácticos para que cada comensal sepa que lugar ocupar en la mesa, además de ser un elemento decorativo.

señalizadores

Vía: Avec ses 10 ptits doigts

Servilleteros. En la decoración de la mesa de navidad los servilleteros te darán mucho juego y también puedes utilizarlos para marcar el sitio a tus invitados. Es muy fácil hacer servilleteros usando los tubos de cartón del papel higiénico. Mira estas ideas y pincha sobre las fotografías si quieres ver como se hacen.

servilleteros-tubos-carton

Servilleteros_7

Portacubiertos. Una opción informal para presentar los cubiertos en la mesa de una manera diferente. Aquí tienes dos tutoriales que te pueden servir de inspiración. Uno realizado con servilletas de papel y el otro con tela. Pincha sobre las fotografías para ver el paso a paso.

Cuberteros_1Bolsas_para_cubiertos

Centros de Mesa. Los centros de mesa son el complemento perfecto para terminar la decoración, aunque también puedes utilizar la opción de colocar algún adorno suspendido, quedan muy impactantes y evitan que haya tantos elementos sobre la mesa que no nos quede sitio para los platos.

decorar-la-mesa-en-navidad-centros

Vía: Decofilia

Espero que este artículo te haya servido de inspiración y si quieres ver más ideas para decorar la mesa en navidad, no te pierdas este tablero de Pinterest.

Todas las semanas publico nuevos tutoriales para hacer manualidades. Si no quieres perderte nada puedes suscribirte al blog o seguirme en Facebook, en Google+ o en Twitter.

¡Hasta la próxima!

La entrada Todo lo que tienes que saber para decorar la mesa en navidad aparece primero en Por cuatro cuartos.

Lee el post original

Reinterpretar lo que ya tienes

Necesitaba un Sr. Bolsón. Nivel bolsa azul de Ikea, pero con unas cuantas pijaditas para hacerme más fácil la vida. ¿A ti también te pasa? Si es que más que crafters, parecemos sherpas!

Cuando salgo a comprar materiales para los talleres, fácilmente acabo cargando con 40 pinceles, tropecientos metros de tela, chorrocientos cartones y cualquier otro objeto multiplicado por los 20 asistentes que suelen haber. Y todo eso debo poder llevarlo conmigo de una tienda a otra y transportarlo en la Vespa.

La idea era fabricarme una especie de “Mega Tote Bagfundiendo bolsas de plástico como en el tutorial anterior. Sin embargo, haciendo el cambio de armario re-descubrí la mochila de convivencias del colegio y la bombillita se encendió.

 

¿Y si en lugar de fabricarme una nueva, reinterpreto esta bolsa que lleva años sin usarse? RECICLAJE NINJA en su máxima expresión. -Be water my friend- Sin ansias y dejando que las cosas fluyan, a menudo aparecen soluciones interesantes.
¿Cómo la quería? Es decir, ¿Cuáles son mis necesidades?
  • Dimensiones casi gigantescas.
  • Con varios compartimentos incluyendo uno interior. Esta mochila era ideal porque la parte amarilla inferior ya estaba separada del resto con cremallera.
  • Con una asa blandita para que no se clave cuando cargo mucho peso.
  • Que se pueda cerrar y que la pueda llevar de varias formas en función del contenido.
  • ¡Bien fardona! Y llegados a este punto, los colores ochentosos de la mochila me acabaron de convencer 🙂

 

Invertí sólo una hora y este es el resultado:
Posición 1: Como Maxi Tote Bag perfecta para transportar rollos o el trípode. Nótese el acolchado trasero con su puntito de Sport Glam 😉
Posición 2: Cerrada por la parte delantera. Por si te cruzas con alguien con las manos largas…
 Posición 3: Como mochila, pasando el asa dentro del cierre.
Posición 4: He aquí el Megabolsón en modo hibernación. Como añadí un bolsillo interior, puedes guardar la bolsa dentro de si misma.
¡Es un Transformer! Además el proceso es ultrasencillo así que, aquí van los pasos por si te animas a hacerte una igual.
Necesitarás tu antigua mochila de convivencias, biés, hilo y aguja o máquina de coser, tijeras, descosedor y alfileres.
Empieza retirando los bolsillos exteriores y cualquier tipo de correa o cincha.
A continuación corta la parte superior.
Remátala cosiendo biés.
Dóblala como si la fueras a cerrar y añade los cierres de la solapa superior que habías cortado.
Da la vuelta a la pieza y cose uno de los bolsillos que antes estaban en el exterior.
Para crear la correa “mullidita”, combina las asas que habías retirado como se ve en estas dos imágenes.
Cose la correa a la bolsa y listo. ¡Ya quisiera Frodo tener tu MegaBolsón!
Y si el tutorial de hoy te ha abierto el gusanillo en cuestiones de macutos DIY, aquí te dejo unos cuantos inventos más:

¡Un abrazo, Recyclator! Mañana MÁS.

Marta

SUSCRÍBETE

Lee el post original

Minipizzas de berenjena

Aquí va una receta que hemos hecho en casa y desde que la probamos la primera vez hemos repetido mucho. Además es de esas recetas tan tan fáciles y sencillas que te salen bien a la primera. Había visto la foto en Pinterest, pero no estaba enlazada a la receta así que simplemente deduje el modo de elaboración por la imagen y a la primera di en el blanco.

Nos han gustado muchísimo a todos. Los

Lee el post original

diy: dos marcapáginas con papeles de Escrap

La semana pasada vino mi amiga Isa a Granada y me regaló el libro de Eleanor & Park, al que estoy deseando hincar el diente. Pero como dicen que es tan bonitista, se merecía algo más que la etiqueta de la última camiseta que me he comprado (que es lo que suelo usar, desastre de mí), así que me puse manos a la obra con la colección de papeles “Brisa” que he diseñado para Escrap, y salieron dos marcapáginas muy distintos.

El primero no puede ser más sencillo: elegí el bocadillo de la hoja de dibujos que diseñé, y lo recorté. El borde el bocadillo está hecho con uno de los estampados de otro papel, así que seleccioné éste, pero lo usé por la parte de atrás, la de los lunares.

Corté un trozo del papel de lunares, de 10cm de largo por el ancho del bocadillo, unos 4,3cm. Lo recorté con la guillotina para que quedase perfectamente recto.

El siguiente paso es pegar el bocadillo sobre nuestro marcador. No hay que calentarse mucho la cabeza, con pegamento de barra o celo de doble capa nos vale. Yo siempre uso los dos, “pa que no nos falte de ná”.

Una vez ha secado el pegamento y se ha quedado fijo el bocadillo, entonces cortamos las partes sobrantes de arriba. Dependiendo de cuánto vayamos a sacar el marcador por encima del libro, recortaremos también la forma de debajo. Pero yo lo dejé así.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro marcapáginas terminado. Como tiene forma de bocadillo, podemos escribir lo que queramos en él. Bien un “voy por aquí”, o, a lápiz para poder cambiarlo cada vez que terminemos un libro, el título del que estemos leyendo.

Ya que estaba manos a la obra, me hice otro marcador más, totalmente diferente pero utilizando también los papeles de la colección Brisa. ¡Quedó monísimo! El proceso es un poco difícil de explicar por palabras, así que os he hecho un montón de fotos del paso a paso, que creo que os enteraréis mejor:

Yo luego pegué la parte trasera con un poco de celo de doble cara para que no se levantase. ¡Y listo!

Ya tengo dos marcapáginas totalmente distintos, para este libro y otros muchos más.

Si quieres ver más fotos de la colección de papeles, pulsa aquí. Y si te gustan, ¡sorteamos unos en Facebook! Tienes hasta el viernes para apuntarte aquí.

Por cierto, tengo que daros las gracias por la acogida del curso ayer. Ya se me han llenado las plazas para los primeros meses y estoy hiper ilusionada con todo. He creado una página fija donde puedes consultar toda la info, puedes verla aquí. <3

¿Qué os parecen?
¿Usáis un marcapáginas bonito o lo primero que pilláis?
¡Besitos!

Lee el post original