Entradas

Reciclar con chalkpaint y decoupage

Hace un tiempo compré en un outlet un marco con motivos infantiles, no me gustaba mucho y estaba descascarillado, pero era muy baratito y vi posibilidades de reciclarlo con un poco de chalkpaint y otro poco de decoupage. Con la Silhouette Cameo le he dado el toque final 😉
Image Map

Lo primero, tras retirar la trasera del marco, es proteger con un poco de cinta de carrocero lo que no queremos pintar y aplicar un par de capas de chalkpaint del color elegido. No puedo deciros cuál es el mío porque esta pintura es una que una marca española me dio a probar, pero no está comercializada aún… No enceré al terminar porque pensaba aplicar la técnica del decoupage y para eso es mejor que la superficie esté lo menos tratada posible…
Como veis el marco original llevaba incorporadas unas gomas elásticas donde sujetar fotos… si queréis hacer algo parecido podéis ver cómo en este post, es muy sencillo…
Ahora vamos a utilizar una plantilla tipo stencil hecha con la Silhouette Cameo para pintar con la técnica del estarcido la palabra “inspiration”. Os debo un post para saber cómo hacer estas plantillas, con o sin Cameo 😉
Hay que pegarla con celo de doble cara (yo uso uno de Scotch) para que quede fija, cuanto mejor rodeéis los espacios, más preciso quedará el margen de la estampación.
Podéis usar también un adhesivo en spray no permanente.

Ahora vamos con el detalle en decoupage: os consulté a través de Facebook qué servilleta usar y elegisteis la de la izquierda:

Así que hice un corte en “L” y seguí un proceso típico de técnica de decoupage:

  1. separar las tres capas de la servilleta y quedarte con la impresa
  2. aplicar una primera capa de cola de decoupage y colocar el papel encima
  3. presionar con suavidad hasta que esté toda la superficie pegada y lisa
  4. dejar secar varias horas
  5. aplicar una segunda capa de cola
  6. dejar secar una hora.

No os asustéis cuando al colocar la servilleta por primera vez quede como en la izquierda, todo arrugado (sé que es desesperante); en cuanto pasas con cuidado las yemas de los dedos, presionando sin arrastrar, queda como en la derecha, liso, y empezamos a ver lo que queremos ver 😉

Cuando ya está seco, para elininar la servilleta sobrante, lo mejor es usar un trocito de papel de lija de grano medio e ir frotando el margen siempre de arriba a abajo, nunca al revés, con la lija formando un ángulo de 45º respecto al borde. El papel se desprende de manera rápida y limpia.

Podéis ver toda la técnica del decoupage con servilleta y hasta un vídeo de como lijar los bordes en este otro post 😉

Y ya lo tenemos! Pensé en lijar donde acaba la aplicación de la servilleta pero, sinceramente, me dio miedo estropearlo, quizá pruebe tras publicar el post y, si queda bien, añado las fotos 😉
Ahora sólo hay que llenarlo de fotos, recuerdos… o usarlo como moodboard cuando necesitemos uno 😉

Ah! Os recuerdo que seguimos de sorteo de una Puerta del Ratoncito Pérez… no os olvidéis de participar!

Lee el post original