Entradas

Factores que debes tener en cuenta a la hora de cambiar la bañera por ducha

Sin duda, cambiar la bañera por ducha es una de las reformas más solicitadas hoy en día. Por esta razón has de tener en cuenta una serie de factores a la hora de sustituir la bañera por un plato de ducha, a fin de evitar dolores de cabeza y gastos innecesarios.

A pesar de las incomodidades que conlleva, a veces no queda más remedio que hacer alguna pequeña reforma para mejorar la funcionalidad de nuestro hogar. Una de las más habituales es eliminar la bañera, así que teniendo en cuenta mi experiencia tras reformar los dos baños de casa (puedes verlos aquí y aquí), quisiera hacer una serie de recomendaciones que espero que te sean de ayuda.

¿Por qué cambiar tu bañera por un plato de ducha?

ventajas de cambiar la bañera por ducha
Existen múltiples razones por las que querer convertir tu bañera en una ducha, aunque las principales son:

  • Problemas para entrar y salir de la bañera. Especialmente en el caso de las personas mayores o con movilidad reducida.
  • Espacios reducidos. ¿Qué sentido tiene una bañera pequeña en la que apenas cabes? En el mismo espacio se puede instalar un plato de ducha para ducharse cómodamente y sin agobios.
  • Ahorra agua y energía. Una ducha de 5 minutos consume unos 100 litros de agua, además de la energía necesaria para calentarla. Por contra, llenar la bañera puede suponer un gasto de hasta 270 litros de agua, ¡¡¡casi tres veces más!!!
  • Reforma rápida. En apenas un día se puede cambiar la bañera por ducha, siempre y cuando contrates una empresa de reformas seria y responsable. La rapidez de la reforma resulta fundamental cuando solo hay un baño en casa.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de sustituir la bañera por un plato de ducha?

Este tipo de reforma conlleva la instalación del plato de ducha, mampara y revestimiento.

Plato de ducha

plato de ducha
Vía

En el mercado existe una amplia oferta de platos de ducha. Para elegir el que más te conviene has de tener en cuenta lo siguiente:

  • Antideslizante. Para evitar accidentes y caídas, es muy importante que el plato de ducha cuente con un recubrimiento antideslizante.
  • Forma. Para baños reducidos (menos de 3,5 m2) se recomiendo que el plato de ducha cuadrado o de cuarto de círculo (los que se suelen colocar en las esquinas). Para baños más grandes se puede optar por platos rectangulares.
  • Material. Entre los materiales de fabricación más frecuentes se encuentran la cerámica, acrílico, carga mineral y piedra natural:
    • Los platos de cerámica o gres son los más económicos, sin embargo su peso es superior al de otros materiales y son más frágiles.
    • El acrílico resulta más resistente y ligero que la cerámica, aunque también más caro.
    • Los de carga mineral son extraplanos (unos 3 cm) y tienen mayor resistencia a los golpes.
    • La piedra natural puede ser de pizarra, mármol o granito. Es menos resistente que el de carga mineral pero tiene un tacto más natural.

Por otra parte, la instalación del plato de ducha requiere que haya una ligera pendiente hasta la altura de la válvula, de esta forma se evita que el agua se quede estancada y provoque problemas de humedad. Además, resulta recomendable que la válvula tenga la dimensión adecuada y se pueda limpiar fácilmente.

Mampara

cambio de bañera por ducha
Vía

La mampara resulta fundamental para que el agua no se salga cuando te duchas. Los requisitos imprescindibles que debe cumplir tu mampara de ducha son los siguientes:

  • El material más recomendado es el vidrio templado de seguridad. Normalmente las encontrarás de 6, 8 y 10 mm de espesor.
  • Ha de tener junta estanqueidad con cierre magnético para evitar que se salga el agua.
  • Resulta conveniente que cuente con un tratamiento antical y antisuciedad para facilitar su limpieza.

Por otra parte, antes de elegir el tipo de apertura asegúrate de comprobar el espacio libre disponible para que se pueda entrar y salir cómodamente.

Revestimiento

cambiar bañera por ducha
Vía

Al eliminar la bañera habrá que revestir el hueco que ha dejado en la pared frontal y en los laterales. En el caso de una reforma parcial, solo se alicata la zona que ocupaba la bañera con un revestimiento similar o contrastado (gresite por ejemplo).

Si además se cambia de lugar la grifería o se sustituye por otra, la zona a revestir es mayor. En estos casos se puede optar por utilizar paneles de carga mineral para igualar toda la pared de la zona de la ducha. Aunque es una solución un poco más costosa, le proporcionará a tu baño un aspecto mucho más actualizado.

¿Has decidido que por fin este año vas a cambiar la bañera por ducha? Entonces espero que estos consejos te sean de utilidad a la hora de llevar a cabo este tipo de reforma tan habitual hoy en día.

Si te ha gustado este artículo puedes encontrar más guías y proyectos DIY en www.bricoydeco.com ¡Muchas gracias por comentar y compartir!

La entrada Factores que debes tener en cuenta a la hora de cambiar la bañera por ducha aparece primero en BRICOYDECO Y ALGO MÁS.

Lee el post original

Que fácil es tener un bolso nuevo.

Como llevamos el veranito…
Espero que disfrutando mucho,
a pesar del inevitable calor!!!

Hoy vengo a contaros una novedad 
que me hace especial ilusión.
A partir de ahora podréis encontrar
en la tienda online El Botón de Trapo 
kits con las telas para realizar algunos de los diseños
que ya conocéis y otros que iremos haciendo.

Os puedo decir que ha sido un gustazo
hacer la selección de las telas,
la verdad es que me gustan todas,
pero entre las dos a sido fácil decidir.

Y lo primero que hemos hecho ha sido elegir

las 12 telas que lleva el bolso cupcake cottage, 
no son las mismas que  yo utilicé, son más bonitas todavía!!

Tanto si te apetece adquirir el kit con las telas 

o utilizar las telas que tengas,
Os dejo los patrones y el esquema para poder hacerlo.
Os animáis con un bolso nuevo!!!

El diseño como veis no es complicado,  
una combinación de telas, aplicaciones y bordaditos, 
muy de mi estilo.
Y el forro, muy floreadito!!

 También he hecho esta bolsita para el móvil y el llavero,
que también la podéis realizar con el kit,
la semana que viene os dejo el tutorial.
Los que me seguís por facebook ya la habréis visto.
Pues nada más, os dejo la página donde tenéis 
No os he podido poner el tutorial paso a paso 
porque en su momento no lo hice, 
pero si muchas fotos que os pueden ayudar, 
el enlace a la entrada del bolso está al principio del post, 
si tenéis alguna duda preguntarme lo que necesitéis.
Espero que os haya gustado!!
Y como siempre, gracias por acompañarme ♥♥ 

Información  Talleres Online

Síguenos y no te pierdas nada.

Lee el post original

3 DIY para tener un panel de corcho original

Desde pequeñita, tener un tablero de corcho en la pared era más que necesario en mi habitación. Cuando iba al colegio pegaba recortes de revista con mis ídolos (si, los backstreet boys y las Spice girls tenían hueco en él ^^), y cuando me fui a la universidad, había mil fotos de amigos y…

SI TE INTERESA EL TEMA DE HOY, CLICK EN EL TÍTULO PARA SABER MÁS 😉

Lee el post original

8 ideas para tener una preciosa Navidad low cost

Las Navidades son esa época del año en la que a tod@s nos apetece sorprender a los nuestros con detalles especiales. No obstante, a veces esta tarea se vuelve difícil con la cantidad de gastos que afrontamos en esta época del año. Por eso hoy queremos presentaros varias ideas DIY que darán un toque especial […]

La entrada 8 ideas para tener una preciosa Navidad low cost aparece primero en Abra Kadabra.

Lee el post original

CENTRO DE NAVIDAD DIY

Hola a todos, hoy os traigo una re-edición del centro de navidad que hice las 2 navidades anteriores, pero esta vez en formato vídeo.
Sin duda este me parece el mejor DIY navideño que he hecho, por que es muy barato, es sencillo, se hace en poco tiempo y es muy bonito!

Solo te voy a decir una cosa…

ESTÁS A 35 SERVILLETAS DE TENER UN CENTRO DE NAVIDAD COMO ESTE!


Hi, today I show you my favourite center christmas DIY, I made it two times ago, but this time in video.
For me, It’s the best Christmas DIY I’ve done, because it is very cheap, it’s easy, you don’t need more than 25 minutes and is very beautiful!
I’ll just say one thing …

YOU ONLY NEED 35 NAPKINS HAVE TO HAVE THIS CHRISTMAS CENTERPIECE DIY!







Espero que os guste y gracias por los comentarios!

I hope you like it and thanks for the comments!

Lee el post original

Cómo hacer velas recicladas sin tener que derretirlas ni usar moldes

Estando literalmente a una semana de navidad, todavía no posteamos nada especial para esta época, así que acá vamos. Nuestro primer DIY son estas velas para las cuales no se necesita derretir parafina ni nada por el estilo, lo que las hace perfectas para los que estamos en el hemisferio sur con calor de verano, donde evitar trabajar cerca del fuego es un plus.
Los materiales son los siguientes:
  • Parafina blanca (o velas viejas ya consumidas que pueden ser recicladas)
  • Rallador
  • Recipientes de vidrio (en este caso usamos frascos de yogurt casero)
  • Pábilos con base metálica
  • Estrellas de lentejuelas
  • Vaselina o voligoma
Lo primero va a ser rallar la parafina o las velas viejas que se consumieron y deformaron al derretirse.

A los frascos se les untará del lado interior vaselina o voligoma con la yema de los dedos para que se adhieran las lentejuelas con forma de estrellas. Lo que se ve en esta foto es una especie de voligoma que ya viene con estrellas y brillos dorados, pero lo primero es más fácil de conseguir y funciona igual de bien. – Una opción que queda muy bien en lugar de frascos, es hacerlas en copas de vidrio. Y pueden usarse como centros de mesa para la cena navideña. – Pegar las estrellas (No hay que preocuparse si el vidrio se ve “manchado”, después con la vela no se nota)

Terminado eso, se colocará el pábilo que puede ser pegado en el fondo del frasco encendiendo una vela y dejando caer unas gotas. (Recomendable).
Ahora sí estará todo listo para empezar a llenar el frasco con la ralladura de vela. Al principio parecerá llenarse en seguida pero es preferible aplastar un poco con una cuchara y llenar más porque en poco tiempo se irá asentando y bajando el nivel.

Como terminación, espolvorear más estrellas arriba y pegar alguna cinta alrededor del borde.

Lee el post original

La gama de color del blog: ¿Qué es? ¿Cuántos colores tiene que tener?

Una vez tengas el fondo y la cabecera, ya sólo te hace falta la gama de color para tener los pilares fundamentales sobre los que asentar el diseño de tu blog. Llevo hablando de la gama de colores desde el principio del curso pero a lo mejor no sabes lo que quiero decir exactamente con gama de colores (¡Normal!).La gama de colores de un blog suelen ser un puñado de colores que se repiten varias veces a lo largo del diseño. Repitiendo estos mismos colores, el blog va  dar la sensación de estar más unificado, armonioso y ser más profesional. Todos los blogs deberían tener una gama de colores bien definida y no salirse de ella. Y aquí he sido la primera en pecar. Mi anterior diseño del blog tenía todos los colores del mundo unidos, lo que lo hacía muy caótico y recargado, parecía un bazar. No creas que me disgustaba el “look rastro” pero no era lo más cómodo para el lector ni lo más limpio.Además de unificar el blog, la gama de colores también puede ser la propia ornamentación de tu blog. Si tienes un blog más minimalista, los colores pueden actuar como la “decoración” de tu blog. Incluso pueden convertirse en un sello personal: ¿Te acuerdas de Amena, la marca de móviles? Siempre que veía algo de ese tono de verde pensaba en la marca. Lo mismo puede ocurrir con los colores de tu blog. Vamos a ver dos ejemplos de blogs en los que la gama de color tiene un papel importante:

SigmaEl fucsia y el negro se repiten por todo el blog, desde la cabecera a los gadgets, las redes sociales y hasta las fotos. También lo vemos en el texto: El texto es negro y los enlaces son fucsia. Estos colores son símbolo de identidad de Sigma.


Kissable ComplexionsLos dos colores los encontramos repetidos por todas partes, el blog está perfectamente cohesionado. Ya hablamos de este blog en cómo conseguir que un fondo blanco no sea soso.Si te fijas, los dos blogs que acabamos de ver dan mucha importancia a su gama de colores, que se repite a lo largo de todo el diseño. Los son relativamente parecidos, con fondo blanco y dos colores que se repiten constantemente, hasta en el texto. Pero en realidad no se parecen en nada. La gama de color puede decir mucho acerca de tu blog. ¿Para qué necesito una gama de colores definida y concreta?Yo también me hacía esta pregunta. Creo que no tengo mal gusto para los colores (supongo que todo el mundo piensa eso de sí mismo…). Cuando mi blog tenía el diseño antiguo, ya os he comentado que tenía un montón de colores mezclados. Pero todos esos colores, desde mi punto de vista, funcionaban bien juntos: morado, dorado, marrón, beige, amarillo (y alguno más había…) sin contar los colores de la cabecera (rosa, amarillo claro, gris, marrón chocolate). Desde mi punto de vista toda esa lista de colores quedan bien mezclados.Entonces ¿qué es lo que fallaba en mi anterior diseño? Precisamente eso, una gama de colores concreta. Si se hubieran repetido los mismos tres o cuatro colores (si se hubiera repetido ALGUNO aunque sea) hubiera dado la sensación de ser un blog y no la sensación que daba de tener muchas cositas diferentes pegadas aquí y allí. Un error muy común (error desde el punto de vista objetivo, claro, tú puedes hacer lo que quieras) que he visto por Blogger bastante es elegir un color como “predominante” en un blog, por ejemplo el azul. Ese bloggero X ponía un fondo liso azul bebé, hasta ahí perfecto. Luego una cabecera con un fondo azul oscuro, vale, con las letras y los dibujitos en cientos de tonos diferentes de azul. Luego los iconos de redes sociales en turquesa, la letra de los enlaces en cián… Me he explicado ¿verdad? Si no repetimos los mismos colores EXACTOS a lo largo del diseño, el efecto es igual de fragmentado que si ponemos colores sin ton ni son como hacía yo. Además si repetimos todo el rato el mismo color en distintos tonos corremos el riesgo de que el diseño quede o bien repetitivo o bien cursi. Y no queremos nada de eso. De hecho es mejor repetir el mismo color exacto varias veces durante el blog que diferentes colores de la misma gama.No te creas que esto de que repetir el mismo color varias veces unifica el blog me lo he inventado yo. Ni tampoco el primer bloggero de la humanidad las crónicas dicen que vivió en torno al año 1000 ¡Para nada! En el arte tenemos un montón de ejemplos de este uso inteligente del color. Mira este cuadro de Sorolla: 

Retrato de Madrazo por SorollaSeguro que puedes ver las flores rojas que hay al fondo y te das cuenta de que el retratado está sentado en el medio de la fila de flores y las tapa con su cuerpo. Sin embargo, la fila de flores no queda interrumpida ni pierde protagonismo ¿Por qué?  Porque Madrazo (el retratado) lleva una corbata y un botón rojos, del mismo color que las flores ¿Casualidad? No lo creo. Si Madrazo no llevase corbata o la llevase roja, quedaría como una pegatina encima del fondo. No nos fijaríamos en el fondo y además perecería que han pegado a Madrazo ahí con PhotoShop. En cambio, extrayendo un color del fondo y volviéndolo a utilizar en la figura principal, Sorolla consigue que el señor esté perfectamente integrado en su entorno. Mi vena artística tenía que salir por alguna parte… pero ¿A que tiene sentido? De la misma manera que Sorolla integra la figura en el cuadro, haciendo que esta pintura sea un conjunto, si tú repites los mismos colores salpimentados a lo largo del blog, conseguirás que quede unificado y no como si hubieras pegado unas cosas encima de otras. Además, igual que Sorolla, mediante este recurso del rojo, guía nuestra mirada a lo largo del cuadro, obligándonos a fijarnos en el fondo y no sólo en Madrazo, tú podrás guiar la mirada de tu lector, llevándole con pautas de color por las zonas más importantes de tu blog. Interesante ¿no? ¿No sabías que un blogero tenía tanto poder? Pues esto sólo es el principio. ¿Cómo decido la gama de colores de mi blog?Espero haberte convencido de lo conveniente que es utilizar unos colores concretos a lo largo de tu blog. Ahora vamos a ver cómo elegimos esos colores. Vamos a partir de dos premisas: 1) Me hiciste caso y antes de empezar a diseñar el blog elegiste a grandes rasgos qué colores querías que tuviera tu blog: Rosa, morado y lila, pasteles, azul y verde…2) Ya tienes tu fondo y tu cabecera: Lógicamente ambos estarán dentro de la gama de colores que has pensado para tu blog. A no ser, claro, que quieras un fondo blanco para el blog y una cabecera con letras negras, en ese caso tendríamos que decidir los colores de cero. Si ya tienes tu fondo y/o cabecera, te recomiendo utilizar los colores bases del mismo para que sean los colores protagonistas de tu blog. De esta manera todo estará unificado. Veamos un ejemplo práctico para entendernos mejor:

Si éste fuera el fondo de tu blog, yo me decantaría por hacer un blog en el que el color protagonista sea el azul (como el del fondo del fondo, si esto que acabo de escribir tiene algún sentido) y con acentos de color rojo como el centro de las flores. Lo mismo haríamos con la cabecera. Si nuestra cabecera fuera ésta: 

No estaría mal decantarse por el rosa claro del fondo (quizá también el rosa oscuro de las flores) y el verde como colores de nuestra plantilla. Si obtenemos los colores de nuestro fondo y/o cabecera (lo ideal sería que ambas llevasen los mismos colores pero no es necesario) el blog va a quedar mucho más uniforme y serio. Una pequeña consideración: Si tu blog es blanco o si quieres dar importancia a tu gama de color (como los que hemos visto hace un momento) quizá convenga que lo primero que elijas sean los colores que va a llevar tu blog y a partir de ahí crees tu cabecera con esos colores. 
¿Cuántos colores tiene que tener mi gama?El mínimo son tres colores aunque yo recomendaría entre 5 y 7, pero 5 está bien. Digo que el mínimo son tres porque los enlaces de nuestro blog van a ir en tres colores: El color del enlace, el color del enlace cuando pasas el ratón por encima y el color del enlace visitado. Claro que podrías hacer que las tres funciones fueran del mismo color, pero yo creo que facilita el trabajo al lector ver qué enlaces ha visitado y cuáles no. Por eso, necesitamos mínimo tres colores. Si te preguntas por qué yo recomiendo elegir 5 ó 6 colores (sin contar negro y blanco, prácticamente cualquier blog va a llevar estos dos) es por una razón sencilla. Piensa en el azul del fondo que acabo de enseñar. Si ese azul lo utilizo como color de mis enlaces, apenas se va a poder leer el texto, es un color demasiado clarito. Podemos utilizar el rojo que habíamos elegido para los enlaces, pero aún así tendríamos que utilizar el azul para cuando pasas el ratón por encima del enlace o para los enlaces visitados y tampoco se vería.Y al revés: si uno de los colores principales de nuestro blog es un azul oscuro, por ejemplo, y lo utilizamos para los enlaces, probablemente no se aprecie muy bien que ese texto es un enlace y pase desapercibido con el negro del resto del texto. Por eso toda gama de color debería incluir al menos tres colores legibles para hacer los enlaces y luego un par más que sean como más te gusten para el resto del diseño del blog. Además, si tu gama de colores es más amplia, tienes colores que sabes que pegan con tu blog a la hora de hacer entradas o gadgets más variados. Pero si sólo he sacado un par de colores del fondo o de la cabecera ¿De dónde saco los demás?Este tema también interesará a los que tengan un blog con fondo blanco y cabecera negra y no pudieran extraer de ahí ningún color. Vamos a ver de dónde podemos sacar colores desde cero:Una manera es probar a hacer “ensayo y error” con Picmonkey. Ir probando colores y ver qué tal quedan en formato texto, a ver si se aprecian o funcionan bien con los otros. Esta opción te la recomiendo sólo si tienes buen ojo porque puede ser complicado conseguir así en frío varios colores que formen una buena gama de colores. Pero también puedes encontrar una amplia selección de colores que peguen en Internet. Buscando blog color palette o Blog color scheme en Google o Pinterest te van a salir un montón de ideas como estas: 

   Me encanta que te aparezca por un lado una foto (o varias) plasmando la gama de color y, por otro, los colores exactos que conformarían tu plantilla. Normalmente suelen incluir varios colores suficientemente fuertes como para poder leerse en formato texto, pero también otros más suaves para hacer otras cosas por el blog. Encuentra una gama de colores que combine con tu fondo o cabecera y suma tus colores personalizados a los que saques de estas fotos. Y antes de terminar:Tienes la opción de hacer el blog en blanco y negro si es lo que te gusta. No he mencionado esa posibilidad porque no necesita ningún tipo de tutorial. Hay blogs muy profesionales (como el de Sigma) cuya plantilla solamente tiene dos colores en lugar de tres o cinco. Pero yo te recomiendo lo que creo que es mejor, a partir de ahí ya puedes volar libre y diseñar tu blog como a ti te guste más. Próximamente te enseño a hacer varios tipos de cabeceras y a sacar los colores exactos de una imagen con Picmonkey.

Lee el post original