Entradas

DECO DIY – VELA CASERA

Hola coquetos,
hoy os quiero enseñar la segunda propuesta que hice para el reto #ReKhiels, que consistía en reutilizar los envases de sus productos para continuar con toda su filosofía eco. Así que el otro día os enseñé a hacer un florero muy fácil y rápido con un bote de crema y hoy os quiero mostrar cómo hacer una vela con cosas que tenemos por casa y en 5 minutos.

Lo único que nos hace falta es: un potito vacío (este de crema viene muy bien porque al ser de vidrio no se va a derretir), agua, un poco de aceite, un trocito de plástico (como la base de una botella de agua, por ejemplo), papel de cocina o de baño y unas tijeras.

Lo que hay que hacer es limpiar el bote de crema y llenar casi todo de agua. Después vertemos un poco de aceite, que será nuestro combustible.
A continuación, cogemos el trozo de plástico, lo cortamos en forma de círculo y hacemos un pequeño agujero en el centro pinchando con las tijeras. Con el papel de cocina cogemos un trocito de papel y lo enrollamos, esta será nuestra mecha. Metemos el papel por el agujero del trozo de plástico y lo cortamos hasta que tenga el tamaño justo.
Ya sólo falta meter nuestra mecha en el bote. Hay que colocarla suavemente sobre el aceite y procurar que se quede flotando, por encima de este líquido, para que no prenda toda la vela sino solo la mecha.
Y una vez que encendamos el papel con el mechero o la cerilla ya tenemos nuestra vela preparada para que nos dure un buen rato. Y cuando se acabe, echamos más aceite, un trocito de papel nuevo y a seguir disfrutando.
¿Qué me decís, un diy muy útil para estas nochecitas de verano, no? Espero que os haya gustado y que os sirva para haceros un montón de velas.
Feliz finde,

Lee el post original

>

DIY – Hucha para chuches

Hola, el viernes os conté lo que habíamos hecho en el cumple de Carla… Al ser un cumpleaños en diciembre, pues solemos preparar cosas en casa, porque no motiva mucho salir… Y hoy os quiero enseñar lo que dimos a los compañeros de Carla del cole… Ya os enseñé el árbol que les dimos… Y me falta enseñaros como les dimos las chuches…

regalar chuches

Bueno no se si os acordareis del #empqtdbonito con botellas, y concretamente a la hucha cerdito… Desde ese día sabía lo que les iba a dar a los peques con las chuches, así que me tocó juntar botellas grandes de plástico…

botellas de plastico

A estas hay que cortarles la parte de atrás, así podemos meter las chuches… Y con goma eva de colores bonitos, y tapones para hacer las patas, nos van a quedar unos cerditos muy molones…

goma eva

Lo más difícil es hacer la ranura de la hucha, ya que con el cuter se te puede ir la mano, y cortar mas de la cuenta, de hecho yo estropee alguna botella… Pero bueno con paciencia y cuidado se consigue… Y luego pegar la goma eva justo donde tenemos la ranura…

Pero por lo demás es super fácil de hacer…

cerditos hucha
cerdito hucha con botella

Se forran los tapones también uno para la nariz y cuatro para las patas… Y se hacer unos ojitos con goma eva blanca y se le pinta con rotulador el ojo… Las orejas en forma de corazón… Y tenemos nuestra hucha cerdito…

cerdito con chuches

Sólo falta elegir las chuches y meterlas dentro… Los peques del cole de Carla iban encantados con sus hucha cerdito y su árbol particular para decorar

Que os parece esta opción para regalar chuches en un cumple??

Saludines y buen miércoles…

Lee el post original

diy: pegatinas de washi tape

¡Hola hola! En mi intento por buscar nuevos usos a los rollos de washi tape, hoy os traigo un sencillo tutorial para crear con ellos pegatinas y vinilos para la pared. Es súper fácil y tendremos muchísimas opciones y aplicaciones. ¡Ya veréis!

Para llevarlo a cabo, solo necesitamos una portada de revista y un rollo de washi tape. Lo de la portada es porque, como tienen un acabado brillante y resbaladizo, será mucho más fácil de despegar luego que si lo hiciéramos, por ejemplo, en un folio.

Cortamos un trozo de la portada de un tamaño aproximado a la forma que queremos cortar. A continuación, lo cubrimos de washi tape, poniendo cada una de las tiras un poco superpuesta con respecto a la anterior. Esto es lo esencial para hacer las pegatinas, porque si no, no saldrá de un tirón cuando la despeguemos.

Una vez lo tenemos, podemos dibujar por detrás la forma que queremos recortar. Y claro, el siguiente paso es meterle la tijera. También podríamos usar una troqueladora para hacer una forma, digamos, más “perfecta”. Acto seguido, apretamos un poco los washis con las yemas de las manos o contra una superficie plana, para asegurarnos de que están bien pegados.

Una vez lo tengamos, buscamos el lado donde pegamos el primer washi tape (el que está, digamos, más debajo de los demás) y comenzamos a despegar. Hacedlo con calma, paciencia y lentito para no despegar de más y para que no se nos desmorone.

¡Y listo! Ya tenemos nuestra estrellita (o la forma que sea) para pegarla donde queramos: en la pared a modo de vinilo, sobre una postal o carta, para envolver un regalo, para decorar una libreta… ¡Lo que queramos!

Si nuestra forma es más compleja, podemos dibujarla antes de pegar los washis, y luego cortar la portada de la revista con una forma aproximada, así no tendremos que desperdiciar demasiado celo japonés.

Queda mejor si nuestro washi tape es liso o tiene un estampado no demasiado complicado. Además, si es geométrico, podemos intentar que encaje al superponerlo, como yo hice con el conejito.

Fácil, ¿no?
¡Tiene tantas opciones como estampados de washis y formas!

Yo los he colocado para las fotografías sobre este armario de mi taller. No es definitivo, pero sí que me convence la idea de hacer alguna de estas pegatinas para darle un poco de color. ¡Ya os enseñaré cómo queda!

¿Qué os parece?
¿Os animáis a hacer pegatinas de washi tape? 🙂
¡Besitos!

Lee el post original

Bandeja con cartulina kraft * DIY

Ya es viernes y compartimos un nuevo finde frugal de la mano de

Mi aportación para esta ocasión es un DIY facilísimo y a coste
cero porque usaremos materiales que tenemos en casa.
Improvisaremos una sencilla bandeja con cartulina, cinta adhesiva y tijeras.

Podemos usar cualquier cartulina que tenga un alto gramaje para
conseguir mayor consistencia. Yo he utilizado una tipo estraza o kraft.

Con cinta adhesiva tipo washi tape lograremos resultados lindos y divertidos,
pero para esta ocasión buscaba un efecto natural y opté por un fabric tape
de algodón blanco con los laterales rematados en zig-zag.

Se trata en realidad de esparadrapo que adquirí en Lidl: venían dos rollos,
éste estrecho y uno más ancho de unos cuatro centímetros.

Me parecieron ideales y los compré para manualidades pues se
puede estampar sobre ellos y les vi muchas posibilidades.

Los laterales en zig-zag de la cinta adhesiva me hicieron pensar en cortar
los lados de la cartulina con una tijera que consigue este acabado.
Cortamos un rectángulo de cartulina y plegamos los cuatro lados a
una distancia de unos tres centímetros del borde.

Después plegamos los cuatro vértices hacia el interior uniendo
los laterales tras haberlos elevado.

Hacemos un nuevo doblez a la mitad de de las “Vs” formadas.

Ponemos la cinta adhesiva por fuera y ya tenemos nuestra bandeja.
Ideal para servir canapés, aperitivos o chuches en una mesa para fiesta,
siendo una manualidad que podemos hacer con niños, implicándoles de
este modo en los preparativos de la celebración.

Muy fácil, ¿verdad?

Lee el post original