Entradas

DIY refashion chaqueta vaquera

Esta semana te voy a mostrar como transformar una chaqueta básica negra en una chaqueta vaquera.
Con la chaqueta y unos vaqueros viejos conseguimos una prenda muy original y totalmente personalizada.

Para este DIY necesitamos :

  • Una chaqueta de lana básica.
  • Unos vaqueros viejos.
  • Tijeras.
  • Alfileres.
  • Máquina de coser o hilo y aguja.

Cortamos el interior de los dos frontales de la chaqueta dejando todo el contorno, el bajo y las tiras donde están los botones y los ojales.

Abrimos las perneras del vaquero y pasamos las dos piezas de la chaqueta. Y cortamos.

Colocamos con alfileres en la chaqueta y cosemos.

De otros vaqueros sacamos los bolsillos traseros y trozos de tela a los que vamos a sacar flecos deshilachando.
Todos estos elementos los cosemos a la chaqueta a nuestro gusto.

Y ya tenemos lista nuestra chaqueta vaquera personalizada!!!!

Por cierto, esta semana me voy de vacaciones y solo publicaré este post esta semana.

Feliz Semana Santa! !!!!

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

DIY – COJIN FACIL SIN CREMALLERAS

Buenos días coquetas
hoy traigo un diy que abre una nueva sección del blog, la de hacer cosas de costura sin saber coser, para gente como yo a la que no se le da nada bien eso de los patrones y los dobladillos. Pero será muy de vez en cuando, que esto es un blog de decoración, no os asustéis.
Hoy os enseño un cojín blanco con florecitas negras que me viene genial sobre mi sofá de funda negra. En 5 pasos y sin coser ninguna cremallera lo tendremos listo. ¿Te apuntas?

Va a hacer falta: un relleno de cojín, una tela con un estampado bonito (de tamaño un poco más ancho que el relleno y un poco más de dos veces el largo del relleno); tijeras y alfileres; y una máquina de coser o a mano y mucha paciencia.

1, 2 – Marcamos el dobladillo con alfileres en los lados cortos de la tela y los cosemos.
3, 4 – Ponemos la tela bocabajo y colocamos el cojín un poco descentrado. Luego doblamos la tela para que se queden superpuestos (ver la fotografía 4)
5, 6 – Marcamos con alfileres el cojín por los dos lados, lo sacamos y cosemos.
Ya tenemos lista la funda del cojín, así que le damos la vuelta a la tela y metemos primero el cojín en la parte larga y luego cerramos con la parte corta.
Y ya tenemos el cojín preparado para colocarlo en nuestro sofá. Queda ideal con la casa del Tiger, el banderín de To the wild y el cartel de lettering que os enseñé a hacer (mira el diy aquí). También lo he combinado con la manta de estampado nórdico que os enseñé a hacer hace tiempo (aquí).
Espero que os sirva se truco para hacer cojines de forma rápida y fácil.
Que disfrutéis el día,

Lee el post original

>

DIY – PULSERAS DESGASTADAS

Muy buenos días coquetas
Hoy traigo otro diy de complementos de moda. En este caso son unas pulseras de colores veraniegos hechas con arcilla y a las que damos un acabado de madera desgastada, que está muy de moda. ¿Os apetece la idea? Pues “sigue leyendo”.

Lo que vamos a necesitar es: arcilla polimérica, un cuchillo, papel de lija y papel de horno. En cuanto a la arcilla, podéis elegir los colores que más os gusten pero os recomiendo que si es la primera vez que usáis este material (como en mi caso) compréis solo blanco y otro color que os guste y luego podéis mezclarlos.

Los pasos a seguir son:
1 // Corta un pedazo de arcilla polimérica
2 // Trabájala con la mano como si fuera plastilina para que se caliente y se reblandezca.
3 // Haz un “churrito” con las palmas de las manos.
4 // Enrolla el “churro” para hacer un círculo. Comprueba que te vale con otro brazalete que tengas.
5 // Repite el proceso tantas veces quieras y con los colores que tengas. (Para hacer el rosa claro mezcla el blanco y el rosa en el paso 2)
6 // Ahora toca hacer cortes con el cuchillo en el exterior de la pulsera. Para que esté algo más rígida y no se os rompa, el truco es meterla en el congelador durante unos minutos).
7 // Cuando hayas realizado todos los cortes, introduce las pulseras en el horno el tiempo y la temperatura que te indique el paquete (porque cada producto necesita unas condiciones diferentes)
8 // Una vez que los hayas sacado del horno déjalos enfriar (no seas impaciente que si no se te pueden romper). Una vez fríos lija los cortes que has hecho para darles un color más claro y ese aspecto desgastados que buscamos.
9 // Y ya tenemos lista la pulsera 🙂
Parece un poco engorroso el procedimiento pero no lo es para nada. Seguro que os da pereza eso del horno (porque a mi también me la daba) pero os recomiendo que os pongáis porque es muy divertido y el resultado merece la pena.
¡Qué tengáis un buen día coquetas!

Lee el post original

>