Entradas

Transferencia de imágenes + chalk paint: una marco de fotos con mensaje

Tenía muchas ganas de probar la cola de transferencia de imágenes o “Foto Transfer”… y ha llegado el momento!

Como ando colaborando con La Pajarita últimamente, les pedí un botecito, a ver qué tal 😉
Y el resultado me encanta! (y como casi siempre, le veo tantas posibilidades que me estalla la cabezota!)

DIY: marco de fotos decorado con chalk paint y transferencia de imagenes

¿qué he usado?

  • Chalk paint en colores mint /gris New York, de La Pajarita
  • Foto Transfer de La Pajarita
  • Brocha
  • Tijeras
  • Papel impreso con el motivo/frase elegido
  • Cinta de carrocero
  • Marco de madera sin tratar (que podéis comprar en EstampoShop) 😉

Para empezar, desmontamos el marco y con cinta de carrocero marcamos una línea recta horizontal para separar los dos colores. Le hacemos un par de cortes a la altura del hueco para poder adaptarla a la curva interior:

Damos una capa del primer color, dejamos secar una horita, aplicamos otra capa y ahora dejamos secar unas cuantas horas. Esto es porque para pintar el otro color tendremos que poner cinta de carrocero sobre el primero, y no queremos que se levante al quitarla, ¿verdad?
Ahí va nuestro segundo color (tras poner de nuevo cinta de carrocero adaptándonos lo mejor posible a la primer línea que hicimos):
Ahora vamos con la parte interesante: la transferencia de imágenes… (ni que decir tiene que podíamos haberla hecho directamente sobre la madera, siguiendo el proceso de aquí en adelante).
Con esta cola podemos transferir cualquier imagen impresa, ya sea una foto o un texto o dibujo hecho con algún programa (yo he usado Photoshop pero esto se puede hacer perfectamente con Word u otro procesador de textos y también con Picmonkey, ya que la mariposa es una fuente de doodles que ya os enseñé en este post).

El fabricante indica que la imagen debe estar impresa con impresora láser, pero la verdad es que yo lo hice en casa con impresora de inyección y ha funcionado bien.

Lo más importante es que si vamos a poner un texto debemos invertir la imagen antes de imprimirlo (y si lo hacemos con una imagen y queremos reproducirla idéntica a como la tomamos, también).
Si os gusta la que yo he puesto y queréis descargarla, podéis hacerlo directamente de la imagen:

Porque queremos que quede con la orientación adecuada, ¿no?

Una nota previa: yo ahora recortaría el contorno del motivo con tijeras, ciñéndome al máximo al margen, facilita mucho el trabajo posterior.
Vamos allá: aplicamos sobre el motivo una generosa capa de cola de transferencia, lo volteamos sobre el marco y los colocamos en la posición elegida, presionando firmemente toda la zona donde haya cola hasta que quede bien pegado.
Nos aseguramos de que no queden zonas de cola sobrante, que al secar dejará pequeños relieves que tendremos que lijar… (no queremos trabajo extra!)

No se aplica cola encima del papel! (esto no es decoupage…).

Esto debe secar unas cuantas horas y ahora hacemos lo siguiente, que es lo que más miedo da pero os aseguro que es muy sencillo (no he podido fotografiar esto porque estaba muy ocupada quitando el papel con agua en el baño…): con las manos mojadas en agua, vamos humedeciendo el papel y frotando, retirando la viruta húmeda que sale, y repitiendo el proceso hasta que no quede papel y la imagen vaya apareciendo. Cuando se seque, quedará algo así:
¿Veis las zonas blanquecinas? Ahí ha quedado algo de papel. Repetiremos el proceso del agua hasta que no quede nada o casi nada. Si finalmente queda un poquito y nos da miedo seguir frotando, la capa final de cola de transferencia que hay que aplicar para igualar la textura final de la pintura y la imagen transferida, lo disimulará.
El resultado es precioso… y puede usarse sobre tela! (esto para otro post).
¿qué os parece? ¿no es sorprendente?

Image Map

Lee el post original

DIY… MESA RÚSTICA



¡Buenos días! Sé que sois muchos a los que les gusta el estilo rústico, por ello hoy os traigo un DIY que por muy poco dinero podemos conseguir una mesa de centro rústica, y es tan sencillo como tunear las mesa LACK de IKEA.



La mesa de la fotografía es la mesa Hemnes, mucho más cara que la Lack, pero de estilos similares. La Lack es una mesa con un coste barato (no llega a los 25 euros, y ahora mismo está rebajada a 20 euros) con unas dimensiones aceptables para una mesa de centro, ni muy pequeña ni muy grande de forma estrecha y alargada, con doble sobre para almacenaje.
Solo vamos a necesitar:
  • Mesa Lack de Ikea (aqui)
  • Tablones de Madera.
  • Lija.
  • Materiales según el efecto que le queramos dar a la madera (betún de Judea, pintura sintética del color deseado, barnices…)
  • Cola para madera y clavos.
  • Cestas para decorar el doble sobre, yo escogería unas de mimbre como estas de Ikea (aqui) que siempre acompañan mucho al estilo rústico.

Lo primero que tendremos que hacer es lijar los tablones de madera cortados con el largo de la mesa y un mini consejo, para que la madera se vea más basta-deteriorada es golpearla con un martillo o unas cadenas. Una vez hecho esto, solo hay que pintarlos y dejarlos secar.


Una vez secos, tendremos que unirlos a la mesa, yo los uniría solo con cola de madera, para que en los laterales no se vean los clavos, como lo ha hecho la propietaria de esta mesa (Os dejo el enlace por si quereis ver los colores exactos que han utilizado aquí)
Y este es el resultado final.

Sencillo ¿Verdad? ¿Qué os parece? A mí me encanta el resultado y no tiene nada que envidiar a otras mesas más caras.

Bss
Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Forrar maniquí de costura

¿Reconocéis este maniquí?

Sí, es el mismo que os enseñé el post anterior, os cuento a qué se debe esta transformación…


Como es normal, antes de empezar a usarlo tienes que ajustarlo a tus medidas, y aquí me encontré con un problema…. El maniquí es plano, completamente plano.

La medida del pecho es ajustable, pero lo que hace es ensanchar la espalda, si tienes la espalda estrecha y lo que necesitas es aumentar la “copa” no te queda más remedio que usar este apaño.

Como veréis queda bastante cutre… el único sitio que tengo en casa para poner el maniquí es el dormitorio, pero no podía ponerlo con estas pintas… así que se me ocurrió una idea, tapizarlo.

Elegí esta loneta estampada de flores para darle un aire romántico. Lo primero es doblar la tela por la mitad y dibujar una forma curva como esta.

Esto lo hacemos dos veces, una para la parte delantera y otra para la trasera. Para los laterales cortamos dos rectángulos y lo colocamos todo sobre el maniquí con la tela del revés.

Con ayuda de muchísimos algunos alfileres le vamos dando forma.

Con un lápiz para textil o tiza, marcamos las líneas finales y recortamos el sobrante. Después cosemos a máquina dejando la última costura sin cerrar, esta la tendremos que coser a mano con la funda puesta y haciendo presión para que la funda quede tirante.

Para rematar la parte de abajo, hacemos un dobladillo y metemos una goma.

Ya lo tengo decorando mi habitación.

Visita la entrada original AQUÍ