Entradas

mesita rosa

Cuando la vimos, no lo dudamos… ¡Esta mesita nos estaba esperando!

Tuvimos dudas en cuanto a lo que íbamos a hacer con ella, pero llegamos a la conclusión que teníamos que dejarnos llegar por nuestro instinto y arriesgar. Así que nos pusimos manos a la obra con la inestimable ayuda de Ana, nuestra “becaria” tecetera 😉

Y así quedó la mesita pettit suisse ¡dan ganas de comérsela!


Y ahora, ¡a disfrutar del fin de semana!

mesita rosa