Entradas

Aprendiendo a tejer. Vol 1.

Cuando empiezas a hacer punto no tienes ni idea de nada (por lo menos a mí me ha pasado). Yo no sabía ni que existían distintos tipos de agujas, diferentes lanas para cada prenda que quisiéramos tejer, que las lanas tienen una cosa que se llama tintada que es como los azulejos del baño o la cocina, que si cambia, el color es distinto (aunque nos parezca igual no lo es), y un sinfín de cosas más.

Siempre es bueno tener a mano a alguien que te indique qué comprar, por dónde empezar y ese tipo de cosas.

Pues ale, ¡vamos a ello!

Empezamos con una de las dos cosas básicas que todo el mundo necesita para tejer: las agujas. No existe un solo tipo de agujas, no, y cada vez hay más opciones diferentes.

Las clásicas son las de metal, pero también las hay de madera, bambú o plástico. Las de metal suelen ser más finas, y resbalan menos.


Las de bambú, (Takumi en japonés), son son más cómodas de usar y no pesan. Tienen la punta más redondeada pero es muy fácil tejer con ellas.

Cada uno tiene sus preferencias y sobre esto no hay nada escrito. Yo animo a probar con los diferentes tipos y ver cuál os va mejor. Eso sí, coged el número adecuado.

Para quién no esté todavía muy al tanto en estos temas, aquí os dejo un par de tablas de equivalencias de agujas (de ganchillo y de punto, por si acaso), Equivalencias de agujas.

¿Os animáis a tejer este invierno?

I.

Visita la entrada original AQUÍ