Entradas

Pizarra blanca casera

Hace poco tuvimos una fiesta de los 40 de varios amigos. A una de nuestras amigas le hacía mucha ilusión un photocall así que de sorpresa y entre unos cuantos preparamos todo lo necesario para al llegar a su casa montarle toda la decoración.
Un telón negro, unos cuantos pompones, como los que le hice a Laia para su cuarto, con los colores de la fiesta (blanco, rojo y rosa) que quedaron súper folclóricos, y un cesto lleno de todo tipo de accesorios (pelucas, gorros, gafas graciosas, bigotes, boas…). Teníamos hasta un marco que nos prestó mi amiga Blanca y que decoramos para la ocasión.
Pero lo que más triunfó fueron los bocadillos de pizarra blanca tipo vileda que preparó un amigo, y que se llenaron de frases a lo largo de la noche, pues era tan sencillo como escribir, borrar y volver a escribir.

¡¡Fue muy divertido!!

Contándome cómo los hizo he preparado uno yo y así os puedo contar ahora lo fácil que es hacerlos. Además puede ser un buen recurso en casa para poner notitas o escribir con los peques.

¿Qué necesitamos?
  1. Cartón, para la base
  2. Cartulinas o folios blancos (mejor cartulina para que no transparente el cartón)
  3. Pegamento de barra
  4. Lápiz y rotulador negro
  5. Plástico adhesivo transparente (ironfix)
  6. Tijeras o cutter
  7. Rotulador de pizarra blanca


¿Cómo lo hacemos?

Primero pegamos la cartulina sobre la base de cartón, con el pegamento de barra. Yo tenía cartulinas a4 así que pegué dos muy juntitas.

Con el lápiz marcamos el bocadillo, por si nos equivocamos poder rectificar, y después ya con el rotulador negro marcamos bien el bocadillo (anchito para que después quede mejor).
Ahora recortamos un trozo del plástico adhesivo transparente del tamaño del bocadillo y con cuidado lo pegamos. Con un trapo repasamos para que quede bien pegadito.
Y con unas tijeras, o un cutter mejor, recortamos por el perfil del bocadillo.
Y ya lo tenemos listo para escribir nuestro mensaje.

Mi amigo le puso un asa por detrás para cogerlo mejor en el photocall, pero este nos lo hemos quedado en casa, y con un poco de blu-tac (masilla adhesiva) lo hemos puesto en la pared de la cocina, y en la nevera.

Los que me seguís en instagram ya habréis visto esta foto…. pero de esto ya os iré contando más 🙂

Paula

Lee el post original