Entradas

Monique, la sirena francesa

Dudo mucho que nuestros vecinos al otro lado de los Pirineos sepan que en las orillas de su adorado Sena vive alejada de las miradas curiosas una sirena erudita y ecologista, la bella Monique.
Esta criatura prodigiosa tan antigua como la propia ciudad siempre sintió que su lugar estaba bastante más lejos de donde la situaban los estereotipos. Y aun siendo mujer y medio pez nunca vio claro que su destino fuese buscar perlas y conchas que brillaban en su pelo bajo la luz del sol y gastarles bromas pesadas a los marineros y a los surfistas.
Sabe que su sitio está cerca del agua, de esa gran arteria que divide la ciudad en dos mitades pero no se conforma con ser un elemento más del paisaje (aunque no se la vea). Es una defensora de los animales y la vegetación con los que convive y lucha contra la contaminación y una urbanización absurda que les resta espacio a golpe de canalizaciones y paseos asfaltados.
Le encanta leer y siempre anda merodeando por los puestos de los mercados instalados en las orillas entre el Pont Marie y el Quai du Louvre y entre el Quai de la Tournelle y el Quai Voltaire, invisible a los ojos de los buquinistas que cada mañana abren sus cajas y de los clientes que allí acuden buscando una ganga entre los libros de segunda mano.

¡Feliz lunes a [email protected] y buen comienzo de semana!

Lee el post original