Entradas

Seis tips para cuidar, almacenar y trabajar con washi tape

¡Buenos días!

Ya sabes que estos días los washi tapes han sido los protagonistas en Little Hannah Shop. Han llegado mogollón de modelos nuevos, a cual más bonito. Así que aprovechando que muchos de vuestros pedidos llevan estas cintas japonesas, he querido recopilar algunos consejos para cuidar, almacenar y trabajar con washi. ¿Empezamos?

1.- Los washi tapes son cintas de papel de arroz japonés, lo que hace que sea muy fácil trabajar con ellos con las manos. Puedes usar tijeras para cortarlos, pero también puedes hacerlo con la mano.

2.- Cuando hayas terminado de trabajar con un washi tape, puedes doblar un poquito el extremo hacia dentro. De esta forma, querida adherida en sí y la próxima vez que vayas a usarlo sabrás dónde está el extremo del rollo sin tener que estar buscando.

3.- Si prefieres no hacer lo que te digo en el paso dos, la siguiente vez que lo uses es probable que tengas que “rascar” un poquito la cinta con la uña. Suele quedar la esquina un poco doblada, así que te recomiendo que esa parte la cortes, ya que, depende del proyecto o el uso que le vayas a dar, esa doblez suele empobrecer el resultado.

4.- ¡Ojo con los extremos! Para obtener un mejor resultado en cualquier superficie, asegúrate que pegas muy bien los extremos de la cinta. Y en este apartado tiene mucho que ver el punto 3. Si hay doblez en las esquinas, esto puede hacer que la cinta se te levante.

5.- Te recomiendo que no almacenes tus washi tapes en tarros o recipientes donde puedan estar desordenados, sin estar en fila. Eso puede hacer que el rollo se aplaste y que los que queden por debajo incluso se deformen por el peso que ejerzan los que están encima.

6.- Si almacenas tus rollos en fila, cuidado. Intenta no meter muchos en una fila y estén a presión en el cajón o cajita. Los rollos suelen liberar algo de su adhesivo por los lados y el hecho de estar muy, muy juntos, hará que se peguen entre sí o, mucho peor, que se manchen con el adhesivo de los otros. Esto hace que el borde de la cinta tenga manchas negras, empobreciendo mucho el proyecto en el que los hayas usado.

Espero que estos consejos te hayan servido para optimizar el uso, duración y almacenamiento de tus washi tapes. Estos que ves en la foto los tienes en la shop. Hay unidades limitadas, ¡y están volando! Vente a ver nuestra sección de washi tapes. Y si te has quedado con ganas de saber más sobre washi tapes, en mi primer libro, Washi Tape Manía, encontrarás muchos consejos que te van a hacer dominar la técnica de trabajo con estas cintas tan versátiles.

Morning everyone! I have some tips to work, storage and take care of you washi tapes. Wanna know them?
1.- Washi tapes are made from Japanese rice paper and they can be easily cut with your hands. You can do it with scissors too.
2.- You can fold the end of your tape, so know where you have it when you have to use it again.
3.- If you don’t follow tip #2, you must be careful when you use a tape again. Sometimes you end up folding of the corners of the tape and if you use it like this, your projects will have a poor result.
4.- Make sure you stick the two ends of the tape when using them. This way you’ll make sure it does not get off.
5.- Do nos storage your tapes in a jar, they’ll end up changing their form.
6.- Do nos press one roll to another. The glue will end up stiking on to the others and they’ll get dirty.
Hope you find them useful! Happy Sunday!

¡Que tengáis un feliz domingo!

Lee el post original