Entradas

DIY – Transferencia sobre Cristal

Hace días que me ha dado fuerte por el “foto-transfer”, esa técnica que consiste en pasar una impresión láser a otra superficie, como una madera, un lienzo e incluso tela.

 

El otro día topé con un tutorial que mostraba cómo hacerlo con celo adhesivo, o como en mi caso, cinta de esta que utilizamos para embalar, aunque os chivaré que en las pruebas utilicé forro adhesivo y también me sirvió.

Finalmente, quizás inducido por ese anuncio de la lotería de Navidad que tan poco me gusta he puesto el Modo Christmas en “On” (no me gusta la navidad, ni los turrones, ni los árboles, ni los calcetines en la chimenea ni nada de eso, pero me debo a vosotros), así que he ideado un centro de mesa muy baratico y totalmente reversible, es decir, los vasos quedan intactos para utilizarse después de estas magníficas fechas (léase con ironía).

Ya nos sablan bastante con la comida, los regalos y la lotería que todo el mundo nos cuela, ¡por lo menos ahorremos en la decoración!

velas-portada

Os dejo este micro-vídeo en el que os explico brevemente cómo hacerlo.

También os puede servir para celebraciones familiares, como detalle de algún evento o para arrojar algo glamouroso a la cabeza de un enemigo.

 

DENTRO VÍDEO!

 

 

 

 

La entrada DIY – Transferencia sobre Cristal aparece primero en Yonolotiraria.

Lee el post original

Tutorial: un sobre kraft decorado con retales

¡Buenos días!

Esta mañana te traigo un nuevo tutorial para que decores tus sobres utilizando retales. ¿Sabes esos trocitos de papel de envolver que te quedan cuando abres un regalo y parecen inservibles porque están arrugados? Pues vamos a utilizar eso justamente.

Materiales para decorar un sobre con retales de papel de envolver
* Sobre
* Pegamento 
* Papel de envolver
* Para decorar: pegatinas, sellos, etiquetas… ¡Queda a tu gusto!
Coge tu sobre y el papel y determina cómo lo vas a pegar. Yo lo pegaré en dos esquinas opuestas. Así que recorté con tijeras el ángulo recto de las esquinas y dejé el corte asimétrico en la parte del interior de la parte trasera, tal y como ves en las imágenes.
Pega el papel de envolver al sobre con pegamento de barra, con cuidado de que no sea muy líquido para que el resultado sea lo más uniforme posible y no se termine arrugando. Fácil, ¿verdad? Pues ahora solamente  queda la parte más divertida: ¡¡seguir decorando el sobre a tu gusto!!
Como puedes ver en las fotos que hay a continuación, escogí washi tapes con motivos florales, etiquetas con sellos, pegatinas varias, con forma de sello y de etiqueta. ¡Y ya está listo! Espero que te haya gustado 🙂

¡Feliz miércoles!

Lee el post original

Lettering sobre tela con Medium Textil de La Pajarita

¡Muy buenas a todos!

¡Me ha costado mucho pero ya estoy aquí! ¿Qué tal han ido esas merecidísimas vacaciones? Es un tópico pero… ¡Qué poco dura lo bueno! Jajaja
Venga que no se diga, que ya echaba de menos veros cada semana por aquí.

Y para empezar con buena letra este nuevo curso, hoy os traigo precisamente eso: letras.

Esta semana mi sobrina ha empezado su segundo año de guarde y para este año la profe ha pedido que cada nene lleve una bolsa de tela donde guardar sus cosas durante el curso. Evidentemente esta bolsa tiene que ir identificada con el nombre de cada niño y muy disimuladamente mi hermana me pidió que si podía encargarme de esta tarea.

Así que me pareció una ocasión perfecta para estrenar un producto que tengo en casa y que venía de regalo en la bolsa de bienvenida de la última edición del DIY Hunters Day, y que se trata de este botecito:

Este Medium Textil de La Pajarita convierte cualquier pintura con base al agua en una pintura válida para aplicar sobre tela. Lo que es perfecto para poder aprovechar los botes de chalk paint, con sus preciosos colores también para decorar textiles.

Para escribir el nombre de la peque me decidí por un tono azulado o “azul horizonte” que es lo que pone en la etiqueta:

Su uso es muy fácil: simplemente mezclaremos el Medium con la pintura que queramos a partes iguales. Como el Medium tiene color blanco temí que aclarara el color de la pintura pero nada de eso, es como un gel denso que simplemente se diluye en la pintura y no altera nada de nada el tono.

Con la mezcla preparada ya solo queda ponerse a escribir. Yo hice un pequeño esbozo a lápiz directamente sobre la bolsa, sobre el cual luego fui aplicando con un pincel fino la pintura ¡Por cierto! Recomiendan que se haya lavado previamente la prenda.

Y ya está, tan fácil y tan rápido como lo veis ¡Es una maravilla!
Bueno, en realidad para terminar de fijar la pintura a la tela, debe de plancharse, pero su nueva dueña apenas dejó que se secara la pintura para estrenarla.

 Aunque a la pobre le viene un poco grande aún… ¡Jajaja!

Como me gustó mucho esta técnica, preparé unas camisetas con mensaje para la princesa. Llevaba tiempo queriendo hacerlas, pero no me arrancaba porque me daba una pereza enorme tener que comprar pintura textil sólo para eso. Y ahora gracias a este invento de La Pajarita ¡ya no hay excusa!

La diferencia es que en esta ocasión en vez de utilizarla con chalk paint, mezclé el Medium Textil con pintura acrílica normal de base al agua. El método sigue siendo el mismo: una parte de cada bote y a mezclar.

Escribí la frase previamente en un papel y lo coloqué debajo de la tela para centrarlo en la camiseta rápidamente y evitar torcerme.

¡Voilá! ¡Dos camisetas molonas con mensaje personalizado listas para empezar el nuevo curso!

¡Pero no nos pudimos esperar a que empezara la guarde para estrenarlas! 😀

Por cierto, que ya han pasado por un par de lavados las dos camisetas, un lavado de ropa infantil, es decir, a 40º, y la pintura sigue perfecta.

Bueno, ¡esto es todo por hoy! Para ser el primer día de cole ya está bien, ¿no?

¡Hasta la próxima!

M.

Lee el post original

Otro post sobre capazos pintados más…

tutorial capazo pintado con flecos con retales

Pues sí, este es otro tutorial sobre capazos pintados con chalkpaint, que ya me diréis qué necesidad había, cuando Google está llenito de ellos. Y para empeorarlo más, lo publico al final del verano, cuando ya nadie tiene intención de pintar ni arreglar ningún capazo… que no hay necesidad en medio de la vuelta al cole. Así  que aun a riesgo de convertirme en la peor blogger del mundo, hoy os cuento cómo personalizamos un capazo soso sosísimo con un poco de pintura y unos retales, y sí, al final del verano porque este calor madrileño me tiene alejada de las manualidades y de cualquier cosa que implique un esfuerzo mínimo, por eso pinto en septiembre, a pesar de que el calor todavía no ha dador tregua….

tutorial capazo pintado con flecos con retales
En fin, que si todavía no estáis completamente saturados de tutoriales y aguantáis uno más, esta es la historia del capazo soso sosísimo, y un poco de ropa que quería una segunda oportunidad: 
Aquí, foto de nuestro protagonista, el capazo soso sosísimo: 
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Y aquí los retales que en realidad no son exactamente retales, la tela rosa era una camiseta con mancha que iba directamente a la basura y la tela de flores, un pantalón gastado de mi hija. Pero como en esta casa nos gusta reciclar y reutilizar, han acabado siendo parte de este DIY. Porque muchas veces nos volvemos locos buscando telas, cuando buscando en el armario encontraremos un montón.
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Y esta es la historia de nuestro capazo algo menos soso después de un poco de chalkpaint: 
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Y esta es la historia de cómo unos retales, se convierten en una guirnalda de flecos cosiéndolos con un poco de frunce (para esto no hace falta saber ni coser):
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Solo ir uniéndolos hasta tener una tira del tamaño adecuado…
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Y esta es la historia de cómo nuestro capazo ya ha dejado de ser soso: 
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
Y este es el fin de otro post sobre tutoriales de capazos y chalkpaint  🙂
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales
tutorial capazo pintado con flecos con retales

Lee el post original

Tutorial: decorar un sobre kraft para tus snail mail

¡Buenos días!

¿Cómo estáis? Espero que muy bien. Estos días, vamos un poco más despacio con el blog porque estamos bastante centrados en septiembre. Pero ayer tuve un hueco en la siesta. Lo niños se quedaron dormiditos después de una mañana de piscina y conseguí fotografiar lo que os quiero enseñar estos días.

Por aquí, sigo con el snail mail. Lo cierto es que el verano es la excusa perfecta para iniciarte en este mundillo o adentrarte aún más en él. Ayer hice unas fotos que quiero enseñaros, donde veréis cómo decorar un sobre kraft. Veréis lo bonito que es, tanto el color como el cierre del mismo, completamente retro. ¿Os quedáis a verlo?

Los materiales que he utilizado para decorar este sobre kraft son:
*Sobre kraft retro
* Etiquetas kraft
* Set de pegatinas Floral Deco Stickers (las tenéis en la shop)
* Sello grande rama
* Tinta negra Versa Color
* Pegatinas círculos, de Sostrene Greene
* Pegamento
* Papel de Scrap

Hacer este sobre, os confieso, fue una delicia. Trabajé con unos materiales preciosos y lo disfruté muchísimo porque tuve tiempo para hacer las combinaciones, buscar su sitio a cada cosa…

Lo primer fue pegar el papel de scrap. Ya sabes que me encanta el efecto del papel roto y así hice. Solo corté con tijera parte que iba pegada al borde.

A la hora de decorar, todo queda a tu gusto. Es el momento de buscar combinaciones bonitas, de “dejarte llevar”, buscar tonalidades, temáticas… Y buscarles su sitio. En los materiales, te decía que había usado el set de pegatinas Floral Deco Stickers. Contiene ocho hojas, con cuatro diseños diferentes (dos hojas por diseño) y es perfecto para este tipo de trabajos. Una hoja está repleta de sellos y las otras alternan estampados y troqueles. Espero que os haya gustado y os dejo con más fotografías del procedimiento.


¡Feliz miércoles!

Lee el post original

Todo lo que querías saber sobre snail mail en 15 posts

¡Buenos días!

Antes de comenzar, quiero contaros que tenemos promo de fin de semana en la shop. ¡¡20% en todos los artículos!! No necesitas códigos, se aplica en el momento de realizar tu compra. Puedes ver todas las cosas bonitas de Little Hannah Shop aquí.

A raíz de la iniciativa de #correo fresquito, habéis sido muchas las que me habéis pedido posts sobre snail mail. A lo largo de este año, he ido escribiendo bastante sobre el tema, enseñándoos parte del correo que yo he enviado y que he recibido. Por eso, recopilo en este post los que más os han ido ayudando como recordatorio, que a muchos también servirá de iniciación.

Espero que te haya gustado, que hayas aprendido y te hayan gustado los posts. Seguiremos hablando del tema, creedme y además, la nueva colección llega cargada de cosas bonitas relacionadas con el correo caracol.
¡Que tengáis un feliz domingo!

Lee el post original

Tutorial cómo hacer un transfer sobre madera

Como nos siguen llegando muchos correos sobre la transferencia de imágenes os dejamos hoy un post con un enorme transfer que hemos hecho sobre madera. La idea es tratar de ayudaros con el paso a paso y también ofreceros algunos trucos. Algunos los hemos ido detallando en post anteriores, pero así refrescamos por si alguien tiene dudas sobre cómo hacer transfer sobre madera. Para la ocasión hemos elegido un papel de un metro de ancho de los que tenemos en la tienda online y que usamos bastante tanto para pegar como para transferir la imagen. Puedes ver todos los papeles, AQUÍ. Sin más rodeos, sacamos el papel, la madera, pintura y el líquido de transfer para mostraros cómo hacer un transfer en madera.

transfer papel

Cómo hacer un transfer sobre madera.

¿Qué es un transfer?

La técnica del transfer abarca varios métodos para estampar imágenes sobre cualquier tipo de superficies desde madera, metal, tela a cristal. Nosotros usamos mucho el líquido de transfer para transferir la tinta al material que queremos decorar. Es sólo una de las posibles técnicas que existen y honestamente no creo que sea mejor o peor. Con el líquido hacemos una calcamonía de la imagen y por tanto tenemos que tener en cuenta que la vamos a estampar al revés de como la estamos viendo. Para algunos proyectos funciona muy bien y para otros existen otras. Os dejamos enlace a otra forma de estampar imágenes AQUÍ.

tutorial transfer imagenes

Transfer madera y papel que hemos usado.

¿Qué papeles puedo usar para transferir imágenes?

Pues todo lo que tenga un grosor parecido al de un folio u hoja de oficina. Podemos imprimir desde el ordenador con impresora láser y usar esa hoja para nuestro trabajo. No podemos usar papeles hechos a mano o de fibra como los papeles de arroz porque al tratar de retirar la celulosa nos los vamos a llevar. Lo que podemos hacer con las servilletas es aplicar líquido de transfer o alkil y una vez seco lijarlas. Tenéis un proyecto AQUÍ con servilletas sobre madera.

papel transfer

Papel para transferir sobre madera.

Cómo hacer un transfer sobre madera

Paso 1: Lijamos la madera

Esto es importante porque la superficie tiene que estar muy lisa para que cuando retiremos la celulosa no nos llevemos el dibujo.

Paso 2: Decoramos nuestra madera

¿Esto es necesario? Pues no. Pero si tenemos algún roto en el transfer podemos disimularlo de esta forma. Además, jugar con los colores y efectos de la base puede variar mucho un transfer hecho con el mismo papel. En este caso, lo que hemos hecho es pintar con un gris claro.

pintar madera

Madera pintada.

Una vez que la pintura estaba seca hemos dado una capa de cera teñida de blanco, que hemos dejado reposar durante un día. Con estopa o estropajo de esparto hemos retirado la cera y hemos pasado un paño limpio. La cera en un principio no ayuda a que agarre el líquido de transfer, pero como hemos dejado bastante tiempo desde su aplicación lo que hace es justamente lo contrario. Chupa mejor el líquido.

dar cera blanca

Cera teñida de blanco.

Paso 3: Damos líquido de transfer en la madera y el papel

Damos una capa de líquido de transfer sobre el papel, pero sólo y exclusivamente sobre la parte donde está la tinta. Colocamos sobre la madera, a la que hemos dado una capa homogénea de líquido y colocamos estirando bien y presionando con cuidado para quitar las posibles arrugas y/o bolsas de aire.

 Paso 4: Aplicamos calor o dejamos secar

Podemos aplicar calor con un sacador o una pistola de calor. Tenemos que asegurarnos bien de que el líquido se ha secado y mantenemos durante unos minutos la fuente de calor. Ojo, con cuidado porque podemos quemar el papel. Si no queremos acelerar el proceso, podemos dejar que seque sólo durante unas 10 horas.

Paso 5: Retiramos la celulosa

Mojamos los dedos en agua y vamos levantando la celulosa. Simplemente vamos frotando sobre el papel mojado con cuidado para ir sacando el exceso de papel y dejar a la vista el dibujo. Esa calcamonía que hemos creado con el líquido.

diy transfer

Transfer tras retirar la celulosa.

Paso 6: Dejamos secar y volvemos a levantar la celulosa

Una vez que hemos quitado la capa de papel más grande volvemos a la carga. El transfer con líquido es una prueba de paciencia. Cuando lo mojamos veremos la imagen con total nitidez, pero al secar se pone muy blanco como en la foto anterior. Así que debemos insistir otra vez. ¿Cuándo paramos? Cuando al pasar el dedo no salga papel.

Paso 7: Damos barniz

Para el acabado de un transfer podemos usar cera (queda menos nítido, pero da un efecto envejecido muy chulo), una capa de líquido de transfer o barniz. En este caso hemos dado una capa de barniz al agua en spray de Pinty Plus. Agitamos y damos un par de pasadas. Enseguida el transfer ganará nitidez. Podéis ver la diferencia entre la parte izquierda (donde empezamos a dar barniz) y la derecha, sin barniz.

arreglar transfer

Antes y después de aplicar el barniz en spray.

Una vez seco quedan algunas irregularidades por los restos de celulosa que se levantan con el barniz en spray. Pasamos una lija muy fina y retiramos.

barniz al agua

Barniz en spray al agua.

Y ya tenemos nuestro transfer sobre madera terminado y protegido. Ya os contaremos para qué lo vamos a usar.

transfer terminado

Transfer acabado sobre madera.

Os dejamos un vídeo, que aunque es antiguo, os puede ayudar:

Como es viernes nos sumamos a los Findes Frugales de Marcela. Echa un ojo!

La entrada Tutorial cómo hacer un transfer sobre madera aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Tutorial: crea un sobre bonito para tus snail mails

¡Buenos días!

¿Cómo han ido estos días? En Madrid disfrutamos ayer de un día de fiesta, por eso tuvimos el blog parado, pero si no has visto el último post, aprovecha para echarle un vistazo al último descargable: un mini planner muy veraniego que podrás llevar siempre contigo.

El post de hoy es muy especial. Quiero enseñarte un tutorial que me ha encantado fotografiar: quiero enseñarte a decorar un sobre blanco y darle un toque muy especial. No vamos a necesitar muchos materiales:

* Sobre blanco
* Papel de envolver
* Pegamento de barra
* Pegatinas
* Tijeras
* Etiqueta (adhesiva o no)
* Artículos para decorar: washi tapes, pegatinas… ¡Lo que tengas!

Comenzaremos recortando un trocito de papel de envolver. Puedes usar o no las tijeras. Si te fijas, yo no lo he hecho. Pon un poco de pegamento de barra en la parte del sobre donde quieras pegar el papel y recorta el sobrante.

Selecciona pegatinas, etiquetas, washi tapes… que puedas usar para decorar el sobre. Yo usé estas de Hema. Usé también el washi tape ancho de sellos de MT y el set de pegatinas Ice-cream (que podéis encontrar aquí en la shop, y que me vino perfecto para nuestro correo fresquito).

Échale imaginación y aprovecha este momento creativo para hacer algo bonito, pensando en la persona a la que enviaras las carta y el sobre. ¡Espero que te haya gustado!

 ¡Que tengáis un feliz martes!

Lee el post original

Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo en casa)

Cómo usar champús secos y hacer el tuyo en casa

Bien, tenía un montón de ganas de hablaros sobre los champús secos. Hace tres meses que los descubrí y han supuesto un cambio radical en mi rutina capilar, y eso que yo era bastante escéptica con el tema, ya que aunque se llamen “champús”, no limpian exactamente el cabello. Es uno de esos productos desconocidos para la mayoría de las personas y creo que podría cambiar la vida a más de una (como me ha pasado a mí).

La existencia del champú seco no era completamente desconocida para mí, porque en mi casa mi madre y mi tía solían comentar mucho que ellas los usaban cuando eran jóvenes, porque estaba de moda, etc. Pero nunca había visto champú seco en tiendas y por supuesto, tampoco los había usado. Así que un día me encontré con el de Batiste y decidí probar 😛

¿Qué es un champú seco?

Es un producto en spray o en polvo que se aplica sobre el cabello para eliminar la grasa de las raíces (haciendo que el pelo quede limpio) y aportar volumen al pelo, dejándolo suelto y fresco. Suelen dejar el cabello perfumado. Dependiendo de cada una y del champú que usemos, el resultado puede ser mejor o peor. Está pensado para utilizarlo entre lavados, cuando estamos fuera de casa y no tenemos acceso a agua (festivales, vacaciones, acampadas…) o cuando tenemos prisa y no nos da tiempo a lavar y secar el cabello.

Salvo excepciones, la mayoría funcionan igual: se aplica sobre la raíz, se masajea suavemente, se deja actuar unos minutos y a continuación se cepilla para eliminar cualquier resto de producto. El resultado puede ser muy variable como os he dicho, dependiendo sobre todo de nuestro tipo de cabello y del champú seco que utilicemos. Lo mejor es probar varios hasta dar con el nuestro.

Dependiendo del producto, el efecto de limpieza puede durar desde horas hasta días.

¿Dónde los venden? ¿Qué tipos hay?

Casi todas las marcas de productos capilares tienen un champú seco entre su gama de productos. En Europa los champús secos son muy populares y se utilizan bastante, pero aquí no, por eso puede ser complicado encontrarlos en las tiendas. Aún así, algunos como el de Batiste se pueden comprar en tiendas físicas, y si no, online podemos comprar casi cualquier marca. Los precios van desde los 2€ y pico hasta los 40€ que pueden costarnos los de marcas como Klorane, etc.

Aquí el precio no es un indicador de calidad, ya os aviso. No penséis que por comprar el más caro vais a obtener un resultado mejor. Sorprendentemente los mejores resultados se obtienen en la gama baja-media de precios. Por supuesto, hay diferencias entre ingredientes (naturales, sintéticos).

Cómo y por qué lo utilizo

Primero de todo, quiero dejar claro que el champú seco no es una guarrería. A pesar de no lavar el pelo, puesto que no hay agua ni jabón en el proceso, funciona de una manera muy inteligente. Yo no sé vosotras, pero no suelo ensuciarme el pelo. Al menos, suciedad como tal (polvo, tierra, etc.). Lo habitual es que lo que “ensucia” el cabello sea la propia grasa que se produce en el cuero cabelludo. Lo que hace este champú es absorber esa grasa. Además, supongo que todas estáis al día de lo malo que puede llegar a ser lavar el pelo a diario con agua y jabón, aunque siempre hay excepciones, este proceso de lavado puede resecar el cabello, irritar el cuero cabelludo y producir más grasa. Por no hablar de todos los residuos y siliconas que llevan la gran mayoría de champús, que es otro tema.

Mi pelo no es ni demasiado graso ni demasiado seco, podría decir que es normal. Con agua y champú tenía que lavarlo cada dos/tres días. Al tenerlo corto, no uso suavizantes ni mascarillas, y como os podéis imaginar para mí es un proceso súper rápido que hago en menos de 15 minutos. Así que no he empezado a utilizar champú seco para ahorrar tiempo, si no por otro motivo: el color.

Desde hace seis meses llevo el pelo teñido con un color de fantasía, y mantener este color durante el máximo tiempo posible es complicado. ¡Si alguna vez te has teñido el pelo con un color poco convencional sabes de lo que hablo! Estos colores no aguantan demasiado a no ser que te laves el pelo con agua helada (que también lo hago) y un champú especial para color. Pero aún así, su duración sigue siendo muy limitada. Y aunque mi tinte no tiene amoniaco me gustaría poder espaciar todo lo posible la coloración. Es aquí donde entra en juego el champú seco. El cambio que he notado en la duración del color ha sido brutal. Utilizo el champú seco entre lavados y eso ha reducido el uso de agua y champú en mi pelo casi a una tercera parte. Dependiendo de la semana, puedo aguantar con uno o dos lavados, y mi pelo siempre está limpio 😀

Es más, si tienes el pelo muy liso, como me pasa a mí, es posible que te guste más después de haber usado champú seco que recién lavado, porque el pelo coge volumen y cuerpo.


Dejando claro todo lo anterior y los usos que podéis darle al champú seco, os quiero hablar de los champús secos que más me gustan y también enseñaros a hacer el vuestro en casa, con sólo tres ingredientes y completamente natural, ¡y nada que envidiar al que venden! Además, podéis usarlo para vosotras y también para vuestras mascotas, así que es un plus.

Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo tú misma en casa)

Mi primera experiencia con estos champús fue utilizando uno en spray, el champú seco de Batiste. Esta marca británica se dedica a la producción de champús secos y ofrecen una amplia variedad de aromas, siete en total, más champús secos especiales para rubias, castañas y morenas (ligeramente coloreados para que el producto no se note en el cabello). Sus champús vienen en sprays de diferentes tamaños para escoger el que más se adapte al uso que le queramos dar. Se encuentra en la gama de precios baja-media del mercado, pudiendo encontrarlo desde unos 3€. Basta hacer una búsqueda en Google para encontrar donde comprarlo online, aunque yo lo he comprado sin problema en una droguería.

Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo tú misma en casa)

Las instrucciones de uso son sencillísimas: basta con pulverizarlo sobre el cabello a unos 30 cm de distancia, masajear, dejar actuar 1 min. y luego cepillar para eliminar cualquier resto de producto. El polvo de este champú seco es blanco, por eso aunque se elimina fácilmente, recomiendo aplicarlo poco a poco.

¡Deja el pelo increíble! Suelto, con brillo y cuerpo. Y huele fenomenal (mi favorito es el Tropical, que huele a coco y a vacaciones). El efecto de pelo limpio dura días.

PROS: barato, efectivo, con variedad de fragancias y productos específicos según el color del cabello, fácil de usar, se elimina bien, efecto duradero, no testado en animales, apto para veganos.

CONTRAS: formato en spray (contaminante y puede resecar el cabello debido al gas), puede ser difícil encontrarlo en tienda física.

Champús secos: Batiste y No Drought de Lush

El siguiente que tuve ocasión de probar es el champú seco No Drought de Lush. Lo pedí como muestra cuando compré el desodorante sólido y la pasta de dientes en polvo. Venía en un botecito pequeño que os enseñé en el post.

Este champú seco se comercializa en formato polvo, dentro de un frasco de plástico. Ya conocéis la marca Lush, así que me ahorraré contaros todo lo guay que tienen 😛

Aunque el formato sea distinto, se utiliza igual que todos los champús secos: poniendo una pequeña cantidad en la raíz del cabello, masajeando y eliminando los restos con el cepillo. Aquí la aplicación de una pequeña cantidad es clave, y el formato polvo con ese envase es una pésima elección. Aplicarlo en el pelo sin que se te caiga por todas partes es MUY complicado. Aplicar sólo la cantidad justa, también. Por eso se me ocurrió algo mejor: ponerlo dentro de un salero, jajaja. En serio, este pequeño gesto me hizo poder utilizarlo correctamente y ver cómo de bien funcionaba. Directamente del bote sólo conseguía llenarme las manos de polvo. En cuanto al precio, es bastante elevado si tenemos en cuenta los ingredientes y la cantidad, 50 g salen por 5,50€.

La lista de ingredientes la podéis encontrar en el enlace al producto que os he puesto arriba, pero me gusta mucho que sólo contenga un ingrediente sintético. Eso sí, se supone que huele a lima, y lo hace, pero sólo antes de aplicarlo. Después el pelo no huele a nada y eso me decepcionó un poco. El efecto limpio tampoco dura tanto, cosa de que hayan utilizado harina de maíz como ingrediente absorbe grasa (luego os hablo sobre esto).

PROS: ingredientes casi 100% naturales, apto para veganos, formato polvo no contaminante (sin gas, sin spray).

CONTRAS: no tan duradero, aplicación más complicada, no deja perfume en el cabello, sólo se puede comprar online, precio elevado.


¡Y ahora la parte divertida! ¿Sabías que puedes hacer champú seco en casa con sólo tres ingredientes súper simples? Es natural y económico, y puedes personalizar el aroma del champú. Y sí, funciona exactamente igual que los champús secos que os he enseñado, puedo asegurarlo 😉

Cómo hacer champú seco en casa. Natural, económico y efectivo.

Para hacer champú seco en casa en formato polvo (así evitas contaminar con un spray), necesitas:

Arrow root. Hay que ver la de usos en cosmética DIY que tiene este producto… ¿recordáis los polvos faciales?

Bicarbonato sódico.

Aceite esencial en el aroma que más os guste.

Cuchara medidora y recipiente para mezclar.

Envase para guardar el champú seco (os recomiendo encarecidamente un salero).

Mezclaremos una parte de arrow root con otra de bicarbonato sódico. Después añadiremos unas gotas de aceite esencial, la cantidad dependerá de la cantidad de mezcla en polvo que hayamos hecho, pero 2 gotas por cada dos partes de producto está bien. Mezcla bien el aceite con el polvo y deja que la mezcla se seque completamente antes de envasarla. ¡Más simple imposible!

Cómo hacer champú seco en casa. Natural, económico y efectivo.

El arrow root funciona como absorbe grasa mucho mejor que la harina de maíz, ya que no deja ese efecto opaco en el cabello (y queda más limpio y brillante) y el bicarbonato sódico absorbe la suciedad y cualquier olor refrescando el pelo. El aceite esencial aporta el perfume, por eso puedes hacer champú seco con olor a menta, a limón… como más te guste 🙂

Para aplicarlo seguiremos el mismo proceso que con los champús secos comerciales. Lo mejor es ir separando el pelo en secciones y aplicando el producto en la raíz, para asegurarnos de que no nos dejamos ninguna zona sin champú seco.

Por el precio de 50 g de champú seco en polvo de Lush tenéis todos los ingredientes necesarios para hacer más de 500 g de champú seco en casa (y funciona mejor), con eso lo digo todo.

Un truco simple para aplicar el champú seco en polvo.
Un truco simple para aplicar el champú seco en polvo.

Un truco que ayuda mucho con el champú seco en polvo, además de guardarlo en un salero para poder aplicarlo fácilmente, es aplicarlo con una brocha de colorete. Así es súper fácil repartirlo por la raíz sin pasarse con la cantidad. Además, si quieres que el resultado sea perfecto:

– Si usas uno en spray respeta la distancia recomendada. Y hazlo por secciones, POCO A POCO.

– Deja actuar el champú seco entre 1 y 2 minutos.

– Para eliminarlo y que no quede ni rastro, utiliza el aire frío del secador (también te dará más volumen).

Guía completa sobre champús secos y cómo hacerlo tu misma en casa.

El champú seco no es un sustitutivo del agua y el champú tradicional, pero merece la pena darle una oportunidad. A mí me ha hecho tener el pelo mucho más sano (debido a que no tengo que lavarlo tanto con agua y jabón) y ha permitido conservar el color de mi pelo el triple de tiempo (antes tenía que teñirlo cada dos semanas como mucho, incluso lavándolo con agua fría. Ahora me aguanta bien un mes y medio más o menos). Por supuesto, hay mil marcas distintas, y cada cabello tiene unas condiciones diferentes, todo es probar y encontrar la que mejor se adapte a ti.

Si tenéis cualquier duda que no haya quedado resuelta en el post, sobre cómo hacer vuestro propio champú seco, o como aplicarlo, dejad vuestro comentario 😉

Entradas relacionadas:

Lee el post original

Decorar un sobre con MT Masking tape

¡Buenos días!

En primer lugar, muchísimas gracias por estar ahí. El post con el descargable del mini planner para que lo lleves siempre contigo ha sido un auténtico éxito. Así que tomo nota de cara al próximo de este tipo. ¡Y me pongo ya a diseñar!

Y esta mañana volvemos a los washi tapes. Hace unos días os enseñaba lo fácil que es decorar un sobre con washi tapes y esta mañana vamos a realizar una manualidad similar. Vamos a usar los rollos de MT Masking tape, la marca de washi tapes por excelencia y que esta misma semana vais a poder comprar en la shop. ¡Ojo, que llegan muchas novedades!

Y este tutorial es otro ejemplo de lo sencillo que es combinar washi tapes lisos con los deco. Alternar modelos de estampados con los clásicos lisos es siempre una apuesta. Para terminar de decorar el sobre, no necesitas más que algún papel de scrap, cartulina o un sello. Yo también suelo usar pegatinas y algún tipo de etiqueta adhesiva creada a partir de un sello. En este caso, usé el sello Corona de flores que hemos diseñado y que tenéis aquí en Little Hannah Shop. ¿Verdad que queda bonito? ¡Espero que os guste!


¡Que tengáis un feliz martes!

Lee el post original