Entradas

Lámina otoñal con sellos de hojas

Parece que el otoño se resiste a llegar este año, verdad? Al menos por aquí… aún así hoy os propongo hacer una bonita lámina para darle un toque otoñal a cualquier rincón de casa o del trabajo.

Para ello podéis usar cualquiera de estos sellos de hojas que vosotros mismos carvéis, os he preparado una plantilla con cada hoja en dos tamaños, podéis descargarla pinchando en la imagen:

Para esto yo he usado la segunda:

Para que quede una bonita lámina no vale estampar sobre cualquier cartulina blanca. Debería ser un papel especial, ligeramente texturado, de alto gramaje y que no sea blanco nuclear, algo que le dé un acabado artístico

Como sé que a veces no es fácil encontrar estas cosas, salvo que tengas a mano una tienda de bellas artes, he seleccionado el que me parece perfecto por su relación calidad-precio y lo tenéis disponible en EstampoShop, por unidades 😉

Es tan grueso que puede apoyarse de pie sin más en una pared y queda bonito… 🙂

Para hacer la lámina, en primer lugar recortaremos una plantilla con forma de corazón; la manera más sencilla es doblar una hoja, dibujar medio corazón y recortar manteniendo doblado:

Después los pegamos con celo de doble cara sobre la lámina, bien centrado y sin presionar demasiado, lo justo para que no se mueva:

Y ahora empezamos a estampar hojas en una gama de colores otoñal 😉

Yo he usado las tintas ColorBox Petalpoint Primary, que son tintas tipo chalk, perfectas para las superposiciones porque son semitransparentes.

Unos consejillos:

  • estampad primero todas las de un color; cuando hayamos estampado varias, cambiar. Si no nos pasaremos el tiempo limpiando el sello.
  • en los bordes, estampad hojas cortadas, para que definan bien el margen del corazón. Existe una modalidad de esta técnica, que ya probaremos, para seguir la línea del dibujo con sellos, de manera que definan la forma y rellenen el espacio sin cortar ninguno y sin que ninguno se superponga con otro; pero para eso hay que usar sellos de diferentes tamaños.
  • cuando más o menos esté relleno, usad el color más clarito para rellenar espacios vacíos.
Cuando esté a vuestro gusto, levantáis con cuidado la hoja guía:

Ahora. con unos sellos acrílicos podéis añadir un detalle, una palabra…

He pensado hacer una serie de estas láminas en esta línea, una para cada estación, por lo que he guardado el corazón recortado (no la plantilla, que se me rompió un poco al despegarla). Os lo digo por si os unís a mi propósito, que lo guardéis, así quedarán todos los corazones iguales 😉

Lee el post original