Entradas

Monique, la sirena francesa

Dudo mucho que nuestros vecinos al otro lado de los Pirineos sepan que en las orillas de su adorado Sena vive alejada de las miradas curiosas una sirena erudita y ecologista, la bella Monique.
Esta criatura prodigiosa tan antigua como la propia ciudad siempre sintió que su lugar estaba bastante más lejos de donde la situaban los estereotipos. Y aun siendo mujer y medio pez nunca vio claro que su destino fuese buscar perlas y conchas que brillaban en su pelo bajo la luz del sol y gastarles bromas pesadas a los marineros y a los surfistas.
Sabe que su sitio está cerca del agua, de esa gran arteria que divide la ciudad en dos mitades pero no se conforma con ser un elemento más del paisaje (aunque no se la vea). Es una defensora de los animales y la vegetación con los que convive y lucha contra la contaminación y una urbanización absurda que les resta espacio a golpe de canalizaciones y paseos asfaltados.
Le encanta leer y siempre anda merodeando por los puestos de los mercados instalados en las orillas entre el Pont Marie y el Quai du Louvre y entre el Quai de la Tournelle y el Quai Voltaire, invisible a los ojos de los buquinistas que cada mañana abren sus cajas y de los clientes que allí acuden buscando una ganga entre los libros de segunda mano.

¡Feliz lunes a [email protected] y buen comienzo de semana!

Lee el post original

Packaging para un bizcocho

Hace unas semanas fue mi cumple y todos los años suelo llevar algo al cole para invitar a mis compis. El año pasado hice unas galletas de mantequilla y este año decidí llevar tres bizcochos para endulzar la hora del desayuno. Las recetas os las daré en próximos post, pero hoy os traigo una idea sencilla para hacer un packaging para un bizcocho en cinco minutos:


packaging para bizcocho casero


Para hacer un packaging similar necesitamos:
– Un molde rígido donde hornear nuestro bizcocho (de usar y tirar, preferiblemente).
– Papel de celofán estampado.
– Celo o washitape.
– Un cuchillo de madera.
– Una etiqueta kraft.
– Cuerda fina, baker twine o similar.




Y el paso a paso es muy sencillo:
– En primer lugar envolvemos el bizcocho con el papel de celofán y atamos una cuerda alrededor.
– A continuación decoramos la etiqueta kraft (en mi caso con un sello de una tarta de cumpleaños y tinta rosa) y la sujetamos a la cuerda con una minipinza.
– Finalmente pegamos un cuchillo de madera en la parte superior utilizando un trozo de washitape.






Notas:


– Podéis utilizar la receta de vuestro bizcocho favorito o hacer alguna de las que tengo en el blog, como éste de manzana y chocolate o el de las Carmelitas Descalzas de Sevilla.
– Este packaging es también válido para otro tipo de bollería como brioches o incluso para empanadas saladas.
– Yo encontré estos cuchillos que ya venían decorados, pero si no los encontráis, podéis decorar los de madera con un poquito de washi.
– Si queréis ver otros packagings para regalar algo dulce, podéis echar un vistazo a estos cake pops, estas galletas en tarro o a estas galletas de San Valentín.






Como veis es una idea fácil para cuando vamos de invitados a casa de amigos y queremos llevar algo para tomar el café, pero no sabemos como presentarlo para evitar usar el típico papel de aluminio.






Besos,
Pd: nos vemos el miércoles con una nueva entrada.:-)


Lee el post original