Entradas

Cómo pintar sillas de metal con pintura flúor*

Quiero una casa con un jardín. No, mejor que un jardín, con un terrenito. No muy grande ni tampoco muy pequeño. El tamaño justo para poner unas tumbonas, una barbacoa y una mesa donde quepan todos mis amigos.
También debe haber al menos un par de árboles para dar sombra y un mini huerto. Jardín no, sólo mini huerto. Y un tendal muy largo, tanto como para poder secar al sol dos o tres coladas juntas.
Eso fue lo que pensé cuando Pinturas La Pajarita me retó a un nuevo desafío Handbox. Ví los colores de su gama de pinturas flúor paint y visualicé mi mesa enorme con sillas alrededor. Cada una de su padre y de su madre, pero todas pintadas con colores alegres y vibrantes.
Es un DIY muy fácil y rápido de hacer. En este tutorial te explico cómo pintar unas sillas metálicas con pintura flúor: 

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor
Estas dos son de las que teníamos en la cocina de la casa del #pueblitobueno. De esas de patas delgadas, varillas metálicas en el respaldo y asiento de fórmica (el de la banqueta, porque el de la silla estaba tan hecho polvo que mi padre tuvo que cambiarlo por otro que imita paja entrelazada):
como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-antes-lijar
A continuación te cuento cómo les di una nueva vida con unas manos de pintura:
 
 
MATERIALES QUE NECESITARÁS:
Imprimación. Para que la pintura se agarre al metal. Yo utilicé la base para metales al agua de La Pajarita.
Pintura. Los colores que escogí son el Yellow, Orange, Magenta y Green, de la gama Flúor Paint de La Pajarita.
Pinceles. Para este trabajo con elementos largos y delgados son más prácticos los planos.
 
Cepillo de púas de acero (opcional). Para el caso de que haya que quitar pintura u óxido.

Cinta de carrocero (opcional). Por si hay que tapar alguna parte.

PINTAR SILLAS METÁLICAS CON PINTURA FLÚOR (6 PASOS):
# Paso 1: Repasa las zonas metálicas que lo necesiten con el cepillo de púas de acero. Es la parte más engorrosa, pero haciéndolo garantizas que el resultado quede profesional:

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-despues-lijar-paso-1
# Paso 2: Aplica la imprimación en las partes metálicas, para que la pintura se agarre y deja secar:

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-imprimacion-paso-2

# Paso 3: Una vez seca la imprimación, protege con cinta de carrocero las partes que no quieras pintar.

# Paso 4: Pinta dando pasadas largas de un extremo a otro, para que no se noten los brochazos:

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-paso-4

# Paso 5: Quita la cinta de carrocero antes de que se seque del todo la pintura, para que no salte cuando la arranques.

# Paso 6 (y último): Pinta en diferente color, cada uno de los cuartos del asiento de paja:

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-paso-6


Y mucho antes de lo que te esperas, ya estás listo/a para estrenar sillas:

Lo que más me ha gustado de la gama flúor paint son sus colores, muy vivos y alegres. También que seca muy rápido, no huele y se limpia fácilmente con agua:

como-pintar-silla-metal-pintura-fluor-niña
 

También he visto inconvenientes,  como que es muy ligera, tanto que necesité tres manos para cubrir la imprimación (aunque en contrapartida, que sea tan rala es una ventaja para esparcirla porque no se notan los brochazos).

Otra cosa que debes tener en cuenta es que los colores pierden intensidad a medida que vas añadiendo capas, especialmente el verde, que se oscureció, y el rosa, que se transformó en un cereza oscuro.

Salvando estos dos detalles, el resultado es espectacular. No parecen las mismas sillas que saqué del #pueblitobueno y si no fuese por los desconchones y que las patas ya no están equilibradas, podrían pasar por nuevas.


Mi experiencia en general con esta pintura ha sido buena. También creo que habría sido mejor probarla sin imprimación previa y en una superficie plana, porque además de resultar más sencillo no habría necesitado dar tantas manos y los colores habrían quedado claros, auténticamente flúor.

* Post patrocinado por Pinturas La Pajarita.

Lee el post original

Cómo hacer un bolso tote fácil

Desde que lo hice no he dejado de usarlo, es cómodo, ligero, resistente, suave al tacto y me caben todas mis cosas. ¡Estoy encantada con este tote!

La verdad es que todos los bolsos que he hecho hasta ahora los he regalado o se los he pasado a mis hijas pero este me lo quedo yo, no puedo estar más contenta con el resultado. Creo que voy a coser más de uno como regalo estas Navidades.

Los materiales que he usado para confeccionar este bolso tote son:

  • 1/2 metro de tela de paño gruesa
  • 25 cm de tela de pelo en tonos a juego con el paño
  • 1,25 de cordón
  • Alfileres, hilo, cinta métrica y tijeras.

Te dejo aquí las medidas de cada una de las piezas para que puedas confeccionarte uno igual, necesitarás:

  • 2 piezas de 46 x 41 cm
  • 1 pieza de para el bolsillo 14 x 19 cm
  • 1 pieza de 22 x 43 cm para usar como adorno
  • 2 piezas de 60 x 4 cm para las asas

En el vídeo verás los pasos que he seguido para hacer el bolso:

  • Empezamos cosiendo el bolsillo a la parte interior del bolso
  • Cosemos la pieza de adorno en la pieza de delante
  • Encaramos delantero y trasero y cosemos por tres de sus bordes para cerrar el bolso
  • Redondeamos esquinas
  • Hacemos dobladillo superior
  • Formamos asas con la tela y el cordón y cosemos al bolso

La verdad es que tuve que cambiar de idea a la mitad de la confección, inicialmente quería un bolso rectangular con un poco de fondo pero el grosor de la tela no me dejó coser un fondo así que opté por redondear las esquinas y estoy muy satisfecha con el resultado.

Hay más ideas para confeccionar bolsos y bolsas en este enlace. Puedes suscribirte a mi canal en Youtube pinchando AQUÍ, te recuerdo que subo vídeos nuevos cada martes y viernes, no te los pierdas!

Sin más, aquí te dejo el vídeo. Si te gusta compártelo en tus redes sociales.

Gracias por estar ahí!!!

Lee el post original

6 diy imprescindibles y muy coloristas

Buenos días! Si os digo que tengo auténtico “mono” de DIY podéis creerme. Y es que llevo ya un par de semanas con el “culo pegado al ordenador” y ya no puedo soportarlo más. Tengo muchísimas ganas de trabajar con las manos en un proyecto que me guste.
Ahora mismo, tengo varios DIY esperando a que les saque fotografías del resultado final, así que para el blog tengo bastante contenido pendiente. Sin embargo, pues eso, que me apetece ponerme con alguno de los que tengo en mente. Y es que el DIY es un poco como le pasa a una amiga mia, que ve Master Chef y le entra el hambre…. jajaja! Pues yo un poco igual…. Buscando contenido para el blog, me encuentro con muchos DIY y me vuelvo loca con las ganas que me da de intentarlo todo!

He recopilado algunos de los DIY que más me han gustado de cara al verano…
Os pasa lo mismo?

Feliz Jueves
 Coralia.

 

Las letras con luces son una de las tendencias decorativas que más nos puede gustar a la hora de decorar las paredes de nuestra casa. Podemos comprarlas, pero suelen tener un precio elevado… Qué tal un DIY para conseguir unas?
···

 

Otra idea refrescante para este verano, y además, una manera sencilla de renovar nuestras sillas, puede ser el pintarlas de colores. Así, les damos un toque especial con un presupuesto de lo más ajustado. Apetece, verdad?

···

 

 A veces darles una aire nuevo a unas sandalias es tan sencillo como nos muestran en este DIY.
Qué tenemos que hacer? Pues simplemente pegar unos pompones a las tiras con las que las atamos, y listo… Sandalias boho en 3 minutos…. Buena idea!

 

¿Os atrevéis a teñir unas servilletas blancas con acuarelas? 
Puede ser tan sencillo como doblar las servilletas, mojarlas en las acuarelas, darles color por los diferentes lados, y dejarlas secar…. Conseguiremos un estilo desenfadado muy en tendencia…

 

Cactus comestibles???

Aquí debemos tener los ingredientes, pero por lo demás, son muy sencillos…
La verdad es que me imagino una fiesta con este tipo de golosina, y sería un triunfo… Los catus, suculentas, etc son tendencia, y éstos comestibles son…. amor del bueno!

···

Crea jaboncitos aromáticos con distintas texturas y colores.

Los jabones son ya un clásico en el verano, y también un clásico de los DIY. No por ello nos gustan menos, verdad? Hay tantas variedades de jabones, texturas, ingredientes, moldes…. que las posibilidades son infinitas…. Probamos???

Lee el post original