Entradas

Diy con platos desechables

Qué calor! el veranito está cada vez más cerca, y cada vez apetece más comer al aire libre, un picnic, una barbacoa… Hace poco os enseñaba a hacer manualidades con los peques reciclando los palitos de los helados, hoy os traigo ideas para hacer manualidades utilizando otro elemento muy de verano también, los platos desechables.

Para empezar algo fresquito, y para ello que mejor que convertir los platos en frutas. Podemos hacernos un bolsito sandía requete divino, las peques seguro que se vuelven locas con él. Para mitigar este calorazo, mirad que pai pai sandía tan majo, que si seguimos las ideas de abajo lo mismo que nos hacemos un pai pai sandía nos lo podemos hacer de manzana, de naranja, de kiwi, imaginación al poder.

Intentando mantenernos frescos nos vamos al fondo del mar con estos platos decorados para que las meriendas sean más divertidas, o podemos hacer una pecera, recrear el fondo del mar lleno de coloridos peces…

Que sois más de tierra que de mar, no pasa nada. Podemos adentrarnos cual intrépidos aventureros en la jungla en busca de tigres salvajes, o irnos a África a buscar la espectacular mamba verde, y si las aventuras peligrosas no son lo vuestro, siempre podemos quedarnos cerquita de casa visitando en una granja a los adorables pollitos y a las achuchables ovejitas.

Ahora que no hace tanto calor, que os parece si animamos la fiesta con un poquito de música y con la actuación de este simpático payaso.

O podemos entretenernos jugando al juego de la herradura o con el frisbee.

Si después de tantas emociones estamos cansados podemos reponer fuerzas merendando un poquito de fruta presentada de esta forma tan original usando platos de papel como cuencos.

Molonas verdad, mirad con que cosita más sencilla y barata podéis entretener este verano a los peques, y la de objetos diferentes que podéis hacer!.

Espero que os guste y si es así no os olvidéis de compartir 🙂

Lee el post original

Post Invitado: DIY Turbante con tricotín de Elenarte

Hola a todos.
Mi nombre es Elena y estoy desde hace algún tiempo al frente de Elenarte.
Sigo a Sara prácticamente desde sus inicios, me pirra todo lo que hace y el gusto y el cariño con el que lo hace. Por eso, cuando me ofreció participar en su blog con alguna de mis manualidades no lo dudé ni un momento y es que es un honor poder estar hoy aquí.

Sara me pidió si podía ser algo relacionado con el ganchillo y después de darle algunas vueltas nos decantamos por este turbante realizado a través de un cordón de tricotín. Es tan sencilla, tan sencilla que la pueden hacer incluso los niños, ya veréis.
El primer paso será, por supuesto hacer el cordón para ello hay que seguir los siguientes pasos:
En la foto nº 1 os enseño el material que vamos a necesitar:
Lana del color que queramos, aguja de lana, gancho para el tricotín (también puede servir un ganchillo o incluso un palito) y, por supuesto, el tricotín.
Para empezar nuestro cordón debemos preparar el artilugio, para ello pasamos el cabo de la lana desde arriba hacia abajo por el agujero central del tricotín. (foto 2).
 
Pasamos ahora a “envolver” las puntas del tricotín, para ello vamos a rodear con la lana cada punta del tricotín tal y como se muestran en las fotos 3, 4, 5 y 6. Podéis hacerlo en el orden que queráis, pero debéis seguir siempre el mismo orden. Nos quedará como un pequeño trébol de cuatro hojas.
A continuación haremos de nuevo el mismo procedimiento (haremos el trébol dos veces) para que nos quede como dos pisos (foto 7).
Y ahora sí, empezamos a tejer.
Con ayuda del gancho cogeremos la hebra que se encuentre más debajo de la punta del tricotín y la sacaremos pasando por encima de la otra hebra tal y como vemos en la foto 8.
Haremos esto con las cuatro puntas (siempre en el mismo orden). Cuando hayamos hecho las cuatro puntas volvemos a hacer el trébol y volvemos a sacar la hebra que haya quedado debajo (foto 9).
A medida que vayamos tejiendo nuestro cordón irá saliendo por la parte inferior del tricotín (foto 10).
Cuando queramos cerrar sacaremos el cordón del tricotín con cuidado de que no se nos escape ningún punto, cortaremos la hebra y con ayuda de la aguja la pasaremos por cada punto para cerrarlo.
Para hacer el turbante necesitaremos un cordón de unos dos metros de largo.
Para hacer el nudo basta con seguir los pasos de las imágenes que seguro que os ayudará más que si yo os lo explico.
No conviene estirar demasiado el nudo para que no se os monten unos cabos encima de otros. Si es necesario es preferible darle unas puntadas en los extremos del nudo para fijar la tensión.
Una vez terminado coseremos los extremos del turbante a la medida que necesitemos.
Si nos queda demasiado largo siempre podemos coser bien los extremos y cortar a la medida deseada.
Y ahora….a lucirla!!!
Espero que os haya gustado y que la pongáis en práctica.
Muchas gracias Sara por invitarme. Me ha encantado estar este ratito con vosotras.
Un abrazo.
Elena de Elenarte

Espero que os haya gustado el DIY de Elena tanto como a mi y que os animéis a hacer este precioso turbante.
Mil gracias Elena por haber aceptado ser la bloguera invitada de este mes y por tus bonitas palabras.
Si queréis participar en el próximo post invitado, este es el enlace del post con toda la información y quedo a vuestra disposición para cualquier duda que tengáis.
Un abrazo y hasta pronto!!!
 photo xoxosara_zpsb8452687.png
SÍGUEME EN
FacebookTwitterGoogle+PinterestRSSRSS
Blog original: www.sarascode.com

Visita la entrada original AQUÍ

Recetario ♥♥♥ Laura Gómez

¿No os pasa que las recetas las tenéis siempre sin organizar? Que si nos apuntamos en un papel con prisas, que si recortamos de una revista una receta que tiene buena pinta, que si nos la imprimimos de internet… Pues hoy os presento eso, un recetario, para tenerlo todo bien organizadito.
La idea es que se pueda ir ampliando, reorganizando… y para eso, lo mejor es encuadernarlo con anillas, siempre se pueden ir añadiendo hojas e incluso cambiar por otras más grandes!!!
El recetario está dividido en cuatro partes aunque aún no sé muy bien a qué corresponderá cada una todavía. Pensaba: entrantes, primeros, segundos, postres… o bien ensaladas, carne, pescado, postre…, ya veremos…
Antes de cada parte del recetario hay una cartulina con tres bolsillos, uno por delante, otro por detrás y otro al que se accede por arriba. Está pensado para las recetas recortadas de revistas, impresas y escritas a mano. Aunque después siempre podemos pasarlas “a limpio” de momento, y por si eso no llega, las guardamos en los bolsillitos y al menos así no las perdemos.
Las fichas para recetas las descargué de aquí: http://www.designisyay.com/free-printable-recipe-cards-retro/, aunque hice algunas variaciones.
En la siguiente foto podéis ver algunas de las páginas:
Cuando saquemos alguna receta de internet también está bien tener una pequeña foto para así de un vistazo encontrar la receta que estamos buscando:
Y los bolsillos… a llenarlos de recortes!!!
Y hasta aquí… el recetario definitivo!!! (al menos eso espero, jejeje). Espero que os guste y si tenéis alguna duda respecto a medidas, materiales

Lee el post original

DIY: COMO HACER PULSERAS CON UNA BOTELLA DE PLASTICO

No sabría decir exactamente cómo se me ocurrió esta idea, simplemente vi la botella que estaba a punto de tirar a la basura y creo que de alguna manera me miró con ojitos del gato de Shrek diciendome “no me tires, snif, snif”

Y de repente vino la idea

Será que estoy desarrollando mi vena diogenera.
Por supuesto, este DIY participa en el 3er Desafio Diogenero!

Primero os enseño el resultado…..


Y ahora vayamos al paso a paso:

Antes de empezar, decir que la botella tiene que ser de 50ml porque la de 1,5L es demasiado ancha y la idea es que el diámetro de la botella se ajuste lo máximo posible a nuestra muñeca.


Lo primero que he hecho ha sido con un rotulador marcar el contorno de la botella haciendo una forma de espiral.

Recomiendo hacer almenos 3 o 4 vueltas y si es mucho, luego cortar.
Y si nos quedamos cortas, siempre podemos recortar otro trozo y engancharlo, como luego va forrado no se va a notar nada.

Con mucho cuidado de no cortarnos, cojeremos el cutter y cortaremos por la línea (más o menos, tampoco tiene que ser exacto! es solo una guía)

Luego, lo que he hecho ha sido forrar con esparadrapo los laterales para que las rebabas no rajen la tela.


Y después de eso lo que que queda es forrar con tela.
Para rematar la faena le he pasado 4 puntadas con hilo.

Y ya está, en un momentito tenemos una pulsera bien mona 🙂



Ah! Recordad que estoy de SORTEO!!!

Visita la entrada original AQUÍ