Entradas

MI TALLER EN EL RECICLADERO 2015

En el último post os hablé de El Recicladero, al final hice dos talleres de 10 personas y la verdad es que siempre tengo mucha suerte con la gente que me toca porque dan un buen rollo increíble. Éstas son algunas de las personas que hicieron el curso y que me dejaron hacer fotitos de lo que habían hecho.
Lo que más me gusta cada vez que doy un curso es que siempre aprendo algo, ya que cada uno tenemos un gusto diferente.
Siempre intento que mi taller puedan ir los niños con sus papás, porque me encanta verlos trabajando juntos y que ambos, tanto padres como los peques, se den cuenta de que pueden disfrutar mucho haciendo cosas juntos. La verdad es que a mí, sobre todo desde que soy mami, me da mucha lástima ver que dejamos a los niños viendo la tele porque los mayores llegan cansados del trabajo y no tienen tiempo para jugar con sus hijos. ☺
Durante el evento, además, se recogió mucha ropa, libros y juguetes que era de lo que se trataba.

En el taller que yo impartí, Black&Decker me prestó una sierra de calar ¡que era una maravilla! De verdad, en momentos como estos es cuando uno se da cuenta de cómo se nota trabajar con herramientas de calidad. Además, teníamos varios taladros inalámbricos para que pudieran probarlos todos.
Por desgracia, no tengo fotos del paso a paso porque no me dio tiempo impartiendo el taller, pero pronto haré uno más grande para mi casa para poder enseñaros todos y cada uno de los pasos. Este que tengo me lo hizo una alumna aplicada, ¡qué maja!

Lee el post original

DIY… minimal ring

Siempre intento sacar tutoriales facilitos, que no den pereza y que no sean con materiales complicados, para que os animéis y os convirtáis en unos adictos al “hazlo tú mismo” como yo, que si la enfermedad se extiende, es bueno saber que tienes con quién compartir penas y hazañas 😛
Hoy vamos a hacer unos anillos minimalistas, porque más “minimal” no pueden ser. Eso sí, quedan bien monos, y es que ya sabéis lo mucho que me puede aquéllo de “menos es más”.
Necesitamos :
– hilo metálico de cierto grosor, a poder ser no muy maleable, para que no se deforme posteriormente. En la foto os muestro unos cuantos, al final escogí un hilo dorado durito, precisamente por lo que os comento arriba.
– cuentas, en mi caso de cristal.
– unos alicates cortantes.
– algo redondo y pequeñito para dar forma al alambre, como por ejemplo una bobina de hilo.
1. Cortar un trocito de alambre o hilo metálico, calculad que sobre. Dobladlo con la ayuda de la bobina.
2-3. Una vez que haya adoptado la forma, meted una cuenta.
4. Cortar el excedente, y poner una gotita de pegamento (loctite en mi caso, que agarre rápido y bien) en los extremos del alambre y poner la cuenta justo encima, tapando los extremos. El pegamento se adherirá también a la piedra y quedará una fijación perfecta.

Y aquí tenéis el resultado. En 10 minutos hice unos cuantos ^_^

Sí, ya sé que la ventana está sucia, pero es que ayer hubo lluvia con tierrilla… No me lo tengáis en cuenta 😛

Varios juntos quedan monos, y dan mucho juego para combinar con la vestimenta, ¿verdad?

DIY… minimal ring