Entradas

COJINES SHIBORI

Renueva los cojines de tu casa con la técnica milenaria: Shibori.

Tutorial: Cristina Martín Pardo para la revista Objetivo Bienestar

Fotografía: Flaminia Pelazzi

Agradecimientos: Tintes Iberia,

 

Si toca renovar los cojines de casa o te apetece dar un toque informal a los diferentes tejidos de casa: ¡Apuesta por la técnica shibori!

 

Como muchos sabéis soy una enamorada de los estampados. Y me enamoran aún más, cuando se trata de un estampado que yo misma puedo hacer en menos que canta un gallo. Esto es lo que nos ofrece la técnica shibori: estampados únicos, fáciles y sorprendentes. Llevo utilizando esta técnica en casa desde que era muy pequeña y seguro que muchos de vosotros también la conocéis.

 

El shibori es originario de Japón y consiste en teñir telas mediante reservas para producir patrones. Como buena técnica japonesa, se requiere de paciencia y dedicación para perfeccionar y controlar los dibujos que deseamos sobre la tela.

 

Existen muchos tipos de dibujo y patrones: Kanoko shibori (tie-dye), Kumo shibori, Miura shibori, Arashi shibori, Nui shibori, Itajime shibori… Cada uno se obtiene con diferentes uniones, costuras, pliegues, partes de tela retorcidas o comprimidas, etc.

 

En cuanto a los colores: el tinte más característico es el azul índigo. Pero puedes probar con cualquiera de la amplia gama que tiene Tintes Iberia. ¡Son todos una pasada!

 

Este tutorial trata de un método actualizado y exprés del cual se puede obtener uno de los círculos típicos shibori de una manera rápida y sin complejos. Y próximamente podréis ver otro tutorial de la técnica shibori más tradicional 😉

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-00

M A T E R I A L E S :

Caja de Tintes Iberia (2,30€ aprox.), Funda de cojín blanco 100% algodón (ikea 3,99€), Cubetas, Pinzas para remover, Jarra, Sal de cocina, Vasos, Gomas de pollo, Cuchara sopera, Guantes y Agua caliente.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-01

1  R E S E R V A S  D E  T I N T E S :

Si la prenda a teñir es nueva, es recomendable lavarla previamente para retirar el apresto. Una vez retirado, extendemos el cojín a lo largo de la mesa y atamos algunas partes con gomas de pollo. Cada nudo será un círculo blanco, así que las gomas nos ayudan a hacer las reservas de tinte.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-02

2  F I J A D O R  D E  T I N T E :

Cogemos la cubeta y la llenamos de agua caliente. Una vez hecho esto, es el momento de verter el fijador que se encuentra dentro de la caja de Tintes Iberia y, removemos el agua.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-03

3  A Ñ A D I R  S A L :

Después de que el fijador esté bien disuelto en el agua, añadimos sal. La cantidad apropiada es de unas cinco cucharadas por cada litro de agua. Removemos el agua de nuevo para que la sal quede integrada también.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-04

4  C O L O R :

Es el momento de preparar el color. En un vaso de agua caliente vaciaremos un sobre entero del tinte del color que hayamos escogido. Una vez más, removemos para que los polvos queden bien disueltos en el vaso.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-05

5  R E M O V E R  Y  A Ñ A D I R :

Cuando el tinte esté bien disuelto en el vaso de agua, lo vertemos en la cubeta de agua caliente. De nuevo removemos para que toda el agua del recipiente quede coloreada.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-06

6  I N T R O D U C I R  L A  T E L A :

Antes de sumergir la tela en la solución resultante, se recomienda humedecerla generosamente con agua limpia. Una vez finalizado este paso, sumergimos la funda del cojín en la cubeta llena de tinte. Y dejamos que el tinte actúe al rededor de 30 o 40 minutos. Cuanto más tiempo pase la tela sumergida más saturado y oscuro será el color resultante.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-07

7  Q U I T A R  L A S  G O M A S :

Transcurrido el tiempo recomendado, extraemos la tela de la cubeta y la aclaramos con agua abundante en el grifo. Después, podemos retirar las gomas de pollo. A continuación, introducimos la tela teñida en la lavadora. Es importante que no mezclemos la tela teñida con otras prendas de nuestra colada ya que podemos manchar nuestra ropa. Una vez finalizado el lavado, dejamos secar la funda del cojín en posición horizontal sobre el tendedero.

esencia-grafica-tutorial-shibori-cojin-08

8  V O I L À :

Una vez tengamos la funda seca, podemos colocar el relleno y nuestro cojín estar listo.

Espero que te haya gustado el tutorial y te animes a hacer tus cojines shibori. Si te apetece puedes compartir una foto en las redes con el hashtag #EsenciaGraficaDIY y así podréis ver los resultados de los demás.

Si te encanta hacer proyectos DIY y quieres pasar una tarde o mañana en buena compañía, pásate por la página de workshops donde podrás ver las próximas fechas.

¡Hasta muy pronto!

Lee el post original

6 ideas para actualizar tus cojines

Cambiar los cojines es una de las formas más simples de renovar la decoración y darle un nuevo aire a nuestros espacios.

Y como la idea es no gastar de más y reciclar, es que acá les dejo 6 formas de darle un giro a las fundas que ya tenemos en casa. Bueno, bonito y barato.

Agregar unos pompones alegrará tus cojines y los hará perfectos para esta primavera. Puedes coserlos sólo en las esquinas, por todo el contorno o, como en este caso, con un diseño de diamante.

diy-pompom-cojin-minVía

Estoy obsesionada con el shibori. Si tus fundas son blancas puedes aplicar esta técnica y teñirlos para que tomen un look diferente: muy orgánico y natural. 

cojin-diy-shibori-minVía

Una idea que jamás se me hubiese ocurrido: pegar hojas doradas para darle un acabado brillante y elegante.

cojin-diy-papel-oro-dorado-minVía

Sólo necesitarás un lápiz de tela y unas lentejuelas para hacer esta divertida cara.

diy-cojin-cara-ojos-labios-minVía

¿Quién dijo que los telares sólo iban en la pared?

cojin-telar-lana-diy-minVía

Una alternativa súper hiper simple, pero que nunca falla: el estampado. Puedes hacer figuras básicas como esta y darle un giro de 180º al look de tus cojines.

diy-cojin-estampado-timbre-minVía

¿Qué te parecieron estas ideas?

Un abrazo!

Cony

Lee el post original

Cojín shibori

 

Cojín shibori

Hola:

En la recta final del verano hoy os traemos un diy, un pelín laborioso, pero que me ha gustado mucho realizar porque he podido seguir probando las pinturas textiles que ganamos en nuestro premio.
Si recordáis en nuestro rincón de pensar tenemos varios cojines, y ya os anuncie cuando os lo enseñe que teníamos pendientes de hacerles algo para decorarlos un poco, que son bastante sosos y se nos ocurrió probar la técnica del shibori que tanto nos gusta, pero con las pinturas en spray……………..¿os animáis a verlo?


Materiales:

  • Cojín.
  • Pintura textil.
  • Huesos de cerezas, gomas, cinta de carrocero.

La técnica shibori que nos apetece probar se llama Arashi y en la idea original lo hacen con garbanzos, pero para no echarlos a perder y tenerlos que tirar, no nos gusta nada tirar y mucho menos la comida, hemos decidido hacerlo con huesos de cerezas, que tienen la misma forma y casi el mismo tamaño 😉

Nosotros queríamos hacer un dibujo geométrico como de rombos y “dibujarlo” con los círculos que se marcaran con los huesos de cerezas. Para ello empezamos a trazar líneas con el lápiz y la regla formando triángulos; os aconsejo que no hagáis lo que hice yo que marque mucho con el lápiz y luego me costo mucho borrar las líneas y algunas si te fijas mucho aún se ven un poco ;-O

Una vez conseguido un dibujo que me gusto, la verdad es que no llevaba una plantilla prefijada, simplemente me fui dejando llevar por las líneas y salió un dibujo que me gusto bastante. Aquí os aconsejaría que antes de empezar a colocar los huesos de cereza borraseis con una goma las líneas de lápiz por que una vez que apliquéis el tinte será prácticamente imposible borrar las líneas que os hayan quedado.
El siguiente paso fue ir colocando los huesos de cereza en cada uno de los vértices de los rombos y triángulos formando el dibujo deseado, sujetando cada hueso con una pequeña goma.

Yo antes de poder terminar este proceso tuve que proveerme de mas huesos por que me faltaban tres, así que me comí unas cuantas cerezas y solucionado el problema ;-D

Una vez colocados todos los huesos de cereza llega el momento de pintar. Como nuestro cojín ya esta hecho y en un principio solo queríamos pintar la parte delantera, aunque durante el proceso de pintado vi que eso era imposible y además no me convencía el contraste de la parte delantera con la trasera, así que probé otra técnica en la parte trasera…………..que veréis al final del post, no os preocupéis 😉
Lo que hice antes de empezar a pintar para conseguir que el cojín se quedara lo mas relleno posible y facilitar la tarea de pintado fue rellenarlo con bolas de papel. Si esta técnica la hacéis sumergiendo la penda en agua, obviamente esto no es necesario 😉

Para que la pintura nos quedara con un efecto un tanto difuminado lo que hice una vez relleno el cojín de papel fue humedecer ligeramente con agua en spray el cojín y ahora si  ya empecé a pintar, mezclando los cuatro colores que tenía, aunque en mayor medida utilicé el watermelon y el california y solo pequeñas pinceladas del violet y del fluor green.

Y como os decía la pare de atrás decidí también darla un toque de color con una especie de galaxi, así como a goterones para lo cual apretaba el spray como de golpe y salía como la pintura a gotas gordas…………la verdad es que me gusto la experiencia y me deje llevar, sin saber muy bien lo que saldría de aquello 😉

Una vez conseguido el tono que quería fui quitando las gomas para ver como había quedado el cojín y este es el resultado

El siguiente paso, según las indicaciones del fabricante fue dejar secar, planchar y ya se puede lavar pasadas 72 horas, yo esto aún no lo he hecho. Y aquí le veis colocado en nuestro rincón de pensar ¿Qué os parece?. ¿Os gusta?.

Aún me falta hacerle algo al cojín que hace de asiento pero como aún no se me ha ocurrido nada de momento lo he metido dentro de la manta de rayas que veís en la última foto………..así voy ganando tiempo para tener alguna diy-idea ;-D ……………y mientras vosotros ¿me dais alguna idea?.

Y con este post terminamos el veranito blogeril, ¿os han gustado nuestros post veraniegos?. Esperamos que sí 😉
Pero aunque se este terminando el mes mas veraniego por excelencia y el que pone fin normalmente al verano, climatológicamente hablando aún nos queda septiembre y por esta zona de Aragón estamos llenos de fiestas………….y deseando que el calor nos de una tregua y deje de apretar tanto……………..vamos a ponerle la guinda a este verano y a seguir disfrutando de terrazas y balcones 😉

Aprovechamos que es jueves para llevar nuestra propuesta a Rums España ¿os animáis a visitar el resto de propuestas?. Y nos vamos también a nuestra ya habitual cita del Finde Frugal de Marcela ¡¡no os lo perdáis!!

Sed felices y disfrutad

Lee el post original

DIY SHIBORI

Shibori es una técnica de teñido japonesa que utiliza distintos métodos para decorar telas. Consiste en el teñido con bloqueo… ¡Super fácil! Vamos a darle una vuelta a unas telas y cuando terminemos verás lo bien que quedan ¡Prepara guantes!

Diy-Shibori_08

Necesitamos:

  • Tinte
  • Sal 
  • Telas 100% algodón
  • Guantes
  • Gomas
  • Bolas de madera
  • Cilindro de madera
  • Agua
  • Dos cubos o cubetas de plástico

Es muy importante que los tejidos sean fibras y materiales naturales. No compré tinte especial para este DIY, elegí el color que más me gustó y seguí las instrucciones del fabricante. Calenté 3 litros de agua y una vez caliente la pasé a un cubo de plástico y preparé todo allí. Vertí 5 cucharadas de sal por cada litro de agua, removí bien todo y dejé sumergidos unos 30 minutos las telas. Después las pasé a otro cubo con agua fría, las lavé a mano y las dejé secar al aire ¡Un poquito de plancha y ya las tienes! La forma de doblar la tela y de bloquear el tinte es la gracia de está técnica de teñido. Yo aprendí tres y te las muestro.

Diy-Shibori

Arashi Shibori (En japonés significa “tormenta”) Doblamos la tela a la mitad y envolvemos un cilindro de plástico o de madera con ella, arrugamos la tela hacia uno de los dos extremos y colocamos las gomas presionando bien.

Diy-Shibori_03

Kumo Shibori Esta técnica consiste en envolver con el tejido generalmente bolas o piedras y bloquear el tinte con gomas. Yo medí y marqué antes donde colocar cada bola para que quedara más homogéneo.

Diy-Shibori_07

Itajime Shibori Doblamos la tela como si fuera los pliegues de un acordeón. Primero en un sentido, y una vez que tengamos una tira, en el otro como os enseño en esta imagen. Luego se impide el paso del tinte con secciones de madera en este caso sería cuadrada, pero como no tenía, utilicé dos tapas de plástico y las coloqué en el centro apretando simétricamente con las gomas.

Diy-Shibori_02

Diy-Shibori_06

20 minutos después…

Diy-Shibori_09

Diy-Shibori_10

Y una vez seco y planchadito…

Diy-Shibori_13 Diy-Shibori_12 Diy-Shibori_11

Diy-Shibori_14

Diy-Shibori_15

Mil Besos!!

Lee el post original

Shibori, la técnica de teñido japonesa

Cómo? todavía no habéis oído hablar del Shibori?? a mi parece que últimamente me persiga por todos lados.

d7b675d2eb3a18ce8dc767ecc139b9d1

El Shibori es una técnica de teñido milenaria que últimamente se está convirtiendo en tendencia, ya que la podemos encontrar en miles de productos y están a apareciendo muchísimos tutoriales para aprender como hacerla.

Yo la descubrí por casualidad, pero me ha encantado y he estado investigando un poco sobre el tema ya que me resulta de lo más curioso.

La técnica consiste en bloquear zonas del tejido que vamos a teñir para evitar de este modo que tomemaneras de hacerlo y materiales, también dependiendo de quien nos la enseñe, pero por lo general se suelen utilizar costuras, cuerdas… se anudan y se sumergen en el tinte.

64ae28a48609da34d102a4f48ecaf8aa

 

Un rasgo importante del Shibori es que siempre se aplica sobre fibras naturales, como el algodón, el lino…. y por supuesto el color, un azul inconfundible y genial.

c96da1644d2c0cde4c9a8b6fc0c43fef

Como os digo, de primeras, y conociendo muy pocos rasgos de esta técnica me encantó, pero al ver como quedaba aplicada en diferentes objetos y prendas terminó de enamorarme. Os traigo una pequeña recopilación de algunas de las cosas que más me han gustado en Pinterest.  Por supuesto podéis visitar también el tablero que hemos creado donde están estas y muchas más ideas e iremos actualizándolo.

294e312bbc752f8d1c3c940f843aa722
309bef8fccd0533c4929d5357ca4a6fd
76dcb0232b3d447a324d377cbf166f44
53e70b103114c87bdd062a04483d4c06
48eb459a671224e9acf541effe115e48
e8af73d427c9046fa0442e8159fdd35f
309bef8fccd0533c4929d5357ca4a6fd (1)
594ca43617ed19eb36492b10d17dba8b
Exif_JPEG_PICTURE
a5f028856fbaff41744797ebca4579b1
b9145dffce2ec9f715e807026eea7ffd
d841707b58e951a5692a4e756e7eaa9e

Qué me decís? el acabado es super bonito y original (sí, a pesar de ser una técnica milenaria). Como podéis ver tiene muchas aplicaciones, como por ejemplo los puntos de lectura o el sillón, uno de mis favoritos. Un sillón que aportará personalidad a la estancia en la que se ubique seguro.

Os tengo que decir que me encantaría probarlo, pero seguro que la lío al hacerlo y me da miedo intentarlo y hacerlo fatal, pero todo es que me venga un día la inspiración -y me vea antes cientos de tutoriales claro-

Os animáis a hacerlo?? si lo hacéis me encantaría ver las fotos!

Besacos a puñaos!!!

Archivado en: Craft, Inspiración, Jipijapeando, recopilatorio pinterest Tagged: aprender, arte, Craft, dibujos, DIY, handmade, hazlo tu mismo, hecho a mano, ideas, inspiración, japo, lo que más nos gusta, manualidades, pinterest, shibori, teñido, tecnica, tinte

Lee el post original

Diy con la técnica del shibori

La técnica del Shibori me gusta mucho. Por medio de formas y nudos que le haces a la tela logras unos dibujos muy divertidos.

Estas cestas que tenía en casa sacadas y compradas para mantener el orden de todos los objetos que se me acumulan me estaban pidiendo a gritos un cambio. Un diy fácil y como el shibori ya lo había utilizado, me dio la solución.

 

 

Mis cestas querían destacar y ser más personales y únicas. Para esta ocasión, compré un tinte y me puse manos a la obra.

 

 

Con ayuda de las inmensas gomitas que encontré por casa pude hacer mil formas con ellas.

 

 

Sumergí mis fundas en el agua y tinte y esperé. Luego aclaré y lavé. Todo según las instrucciones que me mandaba la caja.
Es importante que sean fibras naturales, pues si no, el resultado no será el que esperabas aunque no por ello deje de funcionar. Todo depende de la mezcla de tejido que sea. En este caso el tejido es muy adecuado para ello ya que es 100% algodón.
Ahora además de tener las cestas guarda todo, las tengo personalizadas cosa que las hace únicas.

 

 Si te fijas, el proceso es como todo momento de cambio que tiene la vida y es que necesita su tiempo para que todo quede grabado. 
A veces la vida nos pide un cambio radical, un cambio en la manera de hacer y como en todo proceso de cambio hay que retorcer, agarrar, sumergir y esperar.

 

Esperar es lo más importante. Es paciencia y al final, las cosas salen y el resultado es espectacular.
Como mis cestitas. Nada que ver a lo que eran, ¿verdad?
Así que ya sabes, si necesitas un cambio de algo, sigue los pasos y verás como el resultado es impresionante.
Me voy al finde frugal de Marcela y os deseo muy buen fin de semana y muy buen comienzo de verano y vacaciones quien las tenga.
^_^ Posdata: Llévate de regalo mi  Ebook con los tips para potenciar tu creatividad. 
 
Para no perderte nada, no dejes de seguirme por las redes sociales:  FacebookTwitterPinterestInstagramGoogle+YouTube
 

Lee el post original

Shibori

Junio. Ese mes en el que no puedes ir caminando a Mordor, porque ya estás en Mordor. Y te está atacando el Imperio. Mientras Voldemort se cuela en tu cerebro y lo hace puré. Junio.

A ver, empieza el verano y eso siempre está bien, aunque por la noche se te peguen las sábanas y no consigas dormir hasta que entra la brisa de las tres de la mañana. Pero es que junio es un mes maldito con el que tengo una relación de amor-odio.

Este año, además, el pompón friki ha terminado la primaria. Whaaaat? Sí. A mí me parece que hace media hora todavía tenía tres años, pero no, se ve que no. De hecho, si buceáis por el blog vais a encontrar unas cuantas fotos del friki con dientes de leche todavía, pero de algún modo se ha hecho mayor. Él solo, porque los demás estamos plantados en un cómodo limbo de juventud.

Pero yo hoy venía a contaros otra cosa. Y todo empezó hace muchos meses. Fue culpa de Núria y de mi famoso culoveoculoquierismo. Cuando vi que ella se había apuntado a una comunidad creativa llamada Handbox, yo también quise. Y aunque al principio no entendía muy bien dónde me había metido, con el tiempo la comunidad ha ido creciendo y convirtiéndose en un sitio chulo para buscar tutoriales y conocer blogs nuevos.

Hace unas semanas me escribieron de Handbox para preguntarme si quería unas muestras de Tintes Iberia para probar y para hacer algún proyecto. Aunque junio es MAL, como soy una inconsciente dije que sí. Y así, en lugar de traducir, me metí en la cocina a teñir, mezclar colores, hacer pruebas y pasármelo bien en general.

He hecho un montón de cosas diferentes (y todavía me queda un poquitín para algún otro proyecto que tengo pensado), pero lo que hacía mucho tiempo que tenía ganas de probar era el shibori. Que es una manera pija y japónida de referirnos a las camisetas hippies que hacíamos con nudos y los mismos tintes Iberia cuando yo era pequeña. Si no pasasteis por el momento camiseta hippy en vuestra infancia… no fuisteis niños.

Aquí tenéis una pequeña pista de otro proyecto teñido que os muestro la semana que viene…

El shibori se suele hacer con añil y en color azul, pero me pareció chulo hacerlo en otros tonos. El resultado, qué queréis que os diga, me encanta. He usado una sábana antigua de algodón y ha teñido perfectamente, pero la técnica se puede aplicar a cualquier prenda siempre que sea de fibras naturales.

Está de moda hacer trapos de tela de varios tamaños que se usan como mantas de pícnic, manteles o pañuelos, pero podéis ir más allá y convertir vuestros trapos en furoshikis, los envoltorios japoneses de regalo que me parecen chulísimos. Voy a ver si la semana que viene me pongo con eso y os lo enseño.

Pero me voy por las ramas. Con tinte y la técnica shibori podéis conseguir un montón de acabados diferentes. Yo opté por tres de los que me parecían más curiosos.

Necesitáis:

  • Tela de fibras naturales
  • Agua
  • Sal
  • Tintes de colores (yo usé los de Iberia)
Para hacer shibori vais a teñir a mano y no en máquina, evidentemente. No necesitáis tener recipientes dedicados únicamente a teñir, se pueden lavar después con un poco de lejía y ya está.
Usé tres litros de agua caliente para cada color, no porque los necesitara el proyecto del shibori, sino porque hice otras cosas con cada tinte. Por cada litro de agua, se añaden cinco cucharadas soperas de sal.
Abrid vuestro tinte y seguid las instrucciones. En el caso de los tintes Iberia, hay dos sobrecitos de color, para que gradúes la intensidad y otro de fijador, que se tiene que usar entero.
El color se disuelve primero en un vaso de agua caliente y luego se mezcla con el agua con sal y el fijador. Y ya tienes el tinte listo.
Los dibujos que crea el shibori van en función de lo que hagamos con la tela. Podemos anudarla, atarla, doblarla…
Para crear el dibujo de estrellas, doble mi tela como si fuera un acordeón longitudinalmente, es decir: un doblez hacia delante y otro hacia atrás. Cuando tuve un rectángulo muy largo de tela, hice el mismo movimiento de acordeón, pero formando triángulos. Si no entendéis bien cómo se hace, decídmelo y os grabo un vídeo. Sujeté el triángulo con un par de pinzas (de centro de bricolaje: una de las mejores compras ever, baratísimas y súper útiles) y mojé las tres puntas del triángulo un ratito.
En principio, para conseguir un color muy vivo hay que sumergir la prenda durante 40 minutos, pero yo trabajé con intervalos de entre 10 y 15 minutos y estoy muy contenta con el resultado para el shibori. Eso sí, las prendas de ropa (que también he teñido) sí que necesitan un poco más de tiempo sumergidas.
Sacáis la prenda del tinte y la enjuagáis bien. Pero muy bien. Hasta que el agua salga transparente. Con ganas. Luego solo os queda poner la prenda a secar y ya la tenéis.
Para hacer el shibori naranja doblé la tela a la mitad dos veces, como para formar una cruz, y luego, sencillamente, la enrollé y la sujeté con cuatro gomas elásticas. Usé las de los espárragos que son más anchas y me gustan mucho. Metí el churro resultante en vertical, para que sobresaliese una parte.
Y la técnica del verde era la que tenía más ganas de probar. Normalmente se hace con bloques de madera, pero yo no los tenía y no sabía qué usar. Hasta que me fijé en la caja del queso que mi madre nos había traído de Francia (gracias, mamá!). Desmonté la caja y voilà. En este caso hay que doblar la tela formando un cuadrado un poco más grande que las piezas que vamos a usar. Ponemos una pieza delante y otra detrás y las sujetamos con gomas elásticas, apretando muchísimo. Sumergimos completamente en el tinte durante un rato y ya está.
Os voy avisando: es completamente adictivo. Pero mucho. Vais a empezar a buscar en casa trozos de tela que podáis convertir en pañuelos maravillosos. No se puede hacer nada por evitarlo, es así.
Y para que veáis que no paré en el shibori, aquí tenéis a la pompona luciendo camiseta nueva con tinte naranja y rojo. Sus hermanos quieren una camiseta igual. Lo que os decía: sin camiseta teñida no hay infancia…

Lee el post original