Entradas

DIY PROBANDO ROTULADORES TEXTILES

¡Hooooola! Sigo con mi buen humor, ayer fue mi cumpleaños y aunque no me suelen hacer nada de ilusión, he cumplido 22 años rodeada de la gente que más quiero, eso es lo que cuenta.
Hoy os traigo un DIY pa torpes, vaya es que no puede ser más fácil.
Lo de los corazones prometo que no es por San Valetín ¡palabrita! Simplemente es que soy así de cursi, qué le vamos a hacer.. jaja
¿Empezamos? ¡Click en “seguir leyendo”!

Los materiales son de andar por casa, como a mí me gusta. Bueno, vale, el rotulador textil no es que sea como el azúcar que se la puedes pedir a tu vecina, pero si yo lo he encontrado en una tienda de mi pueblo, no creo que tengas problemas de encontrarlo en tienda física sin recurrir a internet, que a veces es un poco pesado.
Por cierto, las zapatillas no son Converse, en la vida se me ocurriría desgraciar mis Converse, son del Primark, 7 euros.

El proceso es nivel manos tristes, no tendrás problemas en hacerlo, es muy similar a como hicimos el bote decorado con pintauñas. Yo tuve que repasar los corazones una y otra vez, quizá es que mi rotulador era un poco malusquillo, to pué ser, pero siempre puedes recurrir a un pincel y pintura textil, seguramente quedarán mejor.

El resultado no es perfecto, pero bueno, era mi primera experiencia con los rotuladores textiles, y tengo que decir que no me han gustado mucho, la próxima vez con pincel 🙂
Nos vemos prontito, encantada de estar de nuevo por aquí, amigas.

Visita la entrada original AQUÍ

Saco de trigo para combatir dolores musculares

Hoy os voy a presentar un remedio casero para menguar nuestros dolores musculares. Se trata de un saquito que introduciremos en el microondas para calentarlo y a continuación poder ponerlo en la zona dolorida. Habitualmente se utiliza para combatir dolores cervicales, pero puede ser empleado para aplicar calor en cualquier otra parte del cuerpo.

¿Qué materiales necesito? Dale a “Seguir leyendo” y lo descubrirás.


Los materiales necesarios son:

Trigo

Un trozo de tela de pana.
Os enseño la foto del trozo de pana ya cosido. Tenemos que coser un rectángulo dejando una abertura para introducir los granos de trigo en su interior.


Máquina de coser (¡este es el primer DIY del blog en el que la utilizo!, ya estaba tardando…)

Veamos el proceso:

Introducimos los granos de trigo en el interior del saco.

Cosemos la abertura del saco para que no se nos salga el trigo de su interior.

Y os preguntaréis: ¿Cuál es el secreto de este saco para calmar mis dolores?. Pues bien, consiste en introducir el saco en el microondas un par de minutos y lo ponemos sobre la zona dolorida, et voilà.



Pero ojo, esto no es un remedio milagroso, se trata de menguar los dolores, ¡no eliminarlos!.

¿Te animas a probarlo?
Cristina ♥

Visita la entrada original AQUÍ