Entradas

Convierte viejos juguetitos en broches

Hoy me he puesto sentimental, la verdad es que ultimamente lo estoy mucho pero ya os lo cuento en otra, estoy raruna.

Al lío, que resulta que todo el mundo tiene pequeños juguetitos, trastitos y objetitos varios que conserva de la infancia y de los que no renunciaría ni con amenza de tsunami urbano,

¿sabes de que te hablo?, seguro que sí.

convertir-juguetitos-en-broches

Y con estos juguetitos podemos crearnos originales complementos con un grado de dificultad…: ¡cero!,

ni explicación requiere pero yo os lo contaré porque sabeis que soy de historietas:

los materiales

 Para hacernos un broche de muñequitos necesitamos:

  • Muñequitos, evidentemente, pueden ser de cualquier tipo, ir solo o en pareja. Yo me decidí por estos dos porque forman una pareja de astronautas, como mi amor y yo, que muchas veces marcharíamos al espacio inter estelar de lo extraño que nos parece el planeta tierra.
  • Washi tape para personalizar los personajes, lo mismo vale pintura, un papel bonito…, pero con el washi tape que prometí que jamás compraría y os conté cómo hacerlo en casa, queda bien mono porque pueden ir cambiando de traje igual que lo cambio yo
  • Un trocito de chapa de madera como soporte. Cualquier cosita rectangular o de forma que se adapte a tu juguete, y que no pese puede valer
  • Lápiz, regla, tijeras… para cortar el soporte
  • Pistola de pegamento caliente que no se ve en la foto

Los pasos:

1. Creamos la base para los muñequitos, como os decía en mi caso es de chapa de madera. Sea lo que sea lo que elijais, trazad líneas para que  queden dos piezas que luego pegaremos entre sí, así es bonito por ambas caras, todo cuenta.

Fijaos que una es ligeramente más grande que la otra, es a propósito.

preparar la base del broche pangala

2. Uniremos ambas piezas del material elegido. Decidí poner una un pelín más grande que la otra porque con este material, cortar trozos tan pequeños y que queden idénticos es difícil, así que aliándome con la imperfección puse la más grande hacia fuera para que no se viera ningún bordecito.

Por si no me explico bien, en la imagen de aquí abajo la veis justo al contrario de como iría en la vida real ya como broche nostálgico que es.

pegar ambas caras de la base

 3. Mientras se calienta el pegamento en la pistola, a nuestros astronautas se les hizo un trajetico de washi tape, ayyyy, qué contentos estaban ellos, sabiendo que lo iban a poder cambiar cuantas veces quisieran y sin que su integridad de juguete ya vintage se viera alterada.

trajecito de washi tape

 4. Ya vestidos, presenciaron cómo se pegaba su futuro soporte para permanecer unidos astronautas-base-imperdible. Esto suena a pesadísima unión  de por vida, pero nooooo, relájense please, que es amor auténtico.

esperando al implante

 5. Unos retoques finales antes de unirse a la misión espacial: elimnar los restos de lápiz de la chapa de madera:

borrar restos de lapiz

6. Y ya está todo listo para embarcar en la nave: unimos astronautas a base, y a pasear juntos por el espacio se ha dicho.

broche de juguetitos pangala

Fijaos que este broche es muy versátil, a los astronautas se les puede cambia de trajecito, ponerles una bufanda, un gorrito, incluso con un poquito de maña, al estilo Einn, un trajecito. Para mi gusto están mejor así, y de hecho ya llevo puesto el broche hecho a partir de juguetitos de la infancia.

broche juguetitos observandote

astronautas descansando en pareja pangala

¿No os parece una bella y simpática forma de preservar y recuperar recuerdos?.

Para mí es estupenda, estoy a punto de descoyuntarme de tanto que doblo el cuello para mirar mi brochecito puesto en el vestido que llevo hoy. Confieso que estoy tan orgullosa que me falta poco para darme autobesitos de satisfacción jeje.

Y ya para terminar, no podía haber sido antes, os contaré algo muy pero que muy fuerte:

resulta que el recuerdo no es mio sino de mi maridito, son unos astronautas que iban en la plataforma espacial de Tente, ¿recordais Tente?, era como el Lego actual pero más viejunete. Me gustaron tanto los astronautas (tenemos más :)  en cuanto los ví que inmediatamente formaron parte de mi infancia, fijaos que hasta tengo recuerdos de estar jugando con ellos de lo más vívidos. Y qué pasa, si yo quiero que hayan formado parte de mi historia, han formado y ya está todo dicho, ¿no os parece?

Pues ya está, este es mi broche, tú puedes tener el tuyo también, y cualquier cosita que veas por ahí y te guste, no es imprescindible que sea de tu niñez y a los hechos me remito,  apropiatela sin usar la fuerza ni perder la educación, y en cinco minutitos siguiendo estos pasos tendrás tu encantador broche, ¿¿si?

La entrada Convierte viejos juguetitos en broches aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original